lunes, 28 de febrero de 2011

Las 5 Claves de la Fecha 3

River: ¿Por qué no soñar?. La valentía de Pavone le dio otros tres puntos al Millonario que sigue ascendiendo en la tabla de los Promedios y ahora quedó puntero del Clausura junto a Olimpo. Un equipo ordenado, escalonado con Ferrari y Juan Manuel Díaz por los costados, las apariciones fulgurantes de Lamela y Pavone dando cátedra sobre cómo aguantar la pelota y redistribuir a los laterales. JJ López hace funcionar a las piezas y lentamente River va obteniendo amnesia de la calculadora y afines. Falta mucho pero hay señales alentadoras.

Boca, al filo. El affaire Riquelme se trasladó a la cancha y a pesar de que Boca hizo merecimientos (gol mal anulado a Colazo) para vencer a All Boys debió conformarse con un punto que le dejó sabor a poco. La platea hostigó de forma incomprensible a Falcioni finalizado el partido y se espera otra semana movida por Casa Amarilla. Erviti pide titularidad y la defensa da rastros sólidos. Pero el ambiente se corta con la respiración. Así, es difícil que el equipo encuentre respuestas.

Racing y una victoria made in Russo. Y ganó la batalla táctica nomás. Dos laterales punzantes para neutralizar a Menseguez y Romagnoli y generar surcos por las franjas. Dos goles idénticos, centros de Pillud para el colombiano Gutiérrez determinar la ganancia de la Academia, ya recuperada del cimbronazo Gio y el traspié ante Boca. En Racing hay una idea futbolística clara. Sumó a Zuculini y Yacob en la contención y la creatividad de Hauche de mitad de cancha hacia adelante. Y ahora con Teófilo aparece el gol.

Banfield y la envidia de Falcioni. Primera victoria del equipo de Sebastián Méndez y nada menos que ante el último campeón y de visitante. El paraguayo Achucarro marcó el único gol en un encuentro parejo, donde el Taladro pegó en el momento justo. Banfield, sin lujos pero con Jonathan Gómez inspirado pudo sacar adelante un partido complejo ante un rival que en el complemento se desarticuló físicamente producto del partido de mitad de semana por la Copa Libertadores. 4-4-2, sólido atrás y punzante cuando aparecen las (escasas) oportunidades de gol.

Gimnasia: Lobo está. Tres puntos de oro en su visita a Santa Fe. Actuación formidable de Juan Neira, un joven con enormes condiciones técnicas que, si Cappa puede exprimirlo de la mejor forma, podrá ser una pieza esencial para que el Lobo mantenga la categoría. 2 goles y la practicidad de comprender en cada paso lo que exigía el partido. Lucas Castro, otro talentoso, metió el tercero. Un triunfo justo y que le permitirá trabajar con mayor tranquilidad de cara al clásico.

Seguinos en Facebook / Twitter: @apertoldi

viernes, 25 de febrero de 2011

A 6 años de irse, el Carpo presente (más que nunca)



Seguinos en Facebook / Twitter: @apertoldi

jueves, 24 de febrero de 2011

Falcioni y Riquelme: entre vos y yo un abismo

Y explotó. La polvora diseminada tenía un mensaje claro: Riquelme afuera. Falcioni puso las piezas en orden y decretó que el 10, ya recuperado de la lesión sufrida ante Godoy Cruz, no forme parte de los 18 concentrados para el próximo encuentro frente a All Boys. La letra fría hablará de una decisión táctica con el propósito de darle continuidad a un mediocampo que, sin muchas luces, rindió la fecha pasada.

Pero existe un trasfondo, un mensaje implícito: para el ex entrenador de Banfield, quien no esté física y futbolísticamente acorde a sus expectativas, no juega. Así de simple. Lógico, no es lo mismo borrar de un plumazo a Colazo que a Román. El riesgo latente está. El Riquelmeeeeee tribunero, canto proclive en el caso de no obtener una victoria rápida ante los de Romero, tendrán destino la figura de Falcioni. Apuesta, muestra la muñeca para bancarse dejar afuera a un peso pesado. Un llamado que tiene que hacerse oír. Para todos.

Román no esperaba esta estocada. Mediático como nunca en estos días, dejó por sentado que él estaba físicamente impecable para volver al ruedo. Quizás esta reiteración verbal pululada en varios medios de comunicación no cayeron en gracia al cuerpo técnico. Falcioni sintió que le habían marcado la cancha de antemano. No nos olvidemos que hay un grupo detrás. Axioma practicado hasta el límite por JCF. Esta actitud egoísta del futbolista no suma en el bienestar de un plantel que ha vivido varios sacudones siempre con Riquelme en papel estelar. La pelea con Julio César Cáceres y el no festejo con Palermo aparecen como anecdotario. La memoria golpea la puerta.
Seguinos en Facebook / Twitter: @apertoldi

martes, 22 de febrero de 2011

Olmedo, el oportunista de turno

La utilización fotográfica que desarrolló como mecanismo propagandístico el diputado Alfredo Olmedo junto a Lionel Messi demuestra, una vez más como la relación política - deporte se mantiene estrecha, vigente, profundizada en tiempos eleccionarios. Las implicancias de un uso ilegímito de la imagen de Lionel le traerá más de un dolor de cabeza a Olmedo. Su slogan "No a las drogas, sí al deporte" junto al crack rosarino, en consonancia a la campaña que está realizando para su candidatura para la gobernación de Salta, dan la pauta de la falta de pruritos de algunos políticos, deseosos de sumar votos.

Olmedo, conocido por estos lares por su posición en contra al matrimonio igualitario (¿se acuerdan de esta frase?) y mucho más por la condición de usar una campera amarilla que traslada por todos lados, sin mediar la temperatura reinante, tomó mayor notoriedad mediática en los últimos tiempos por el descubrimiento de un establecimiento de su propiedad en el que los trabajadores permanecían en condiciones laborales y de salubridad pésimas que ocasionó su clausura. Ah, se pensaban que me iba a olvidar, no, no, la persona la cual en un Superclásico de verano Fernando Niembro dijo que "trabajaba por los jóvenes y el deporte". Macri lo defiende. Eso es todo amigos...

Jorge Messi, padre de Lionel, al enterarse de esta propaganda política a la que estaba siendo sometido su hijo puso en disposición a abogado de la familia, Ricardo Giusepponi, para que ejecutara la demanda correspondiente. Justamente Messi, quien ha hecho un culto de su imagen, vinculándose con UNICEF (Embajador de Buenas Voluntad) y organizando partidos amistosos solidarios en distintos lugares del mundo, aparece metido en el medio de las clásicas chicanas políticas argentinas. Riesgos que suelen correr las personalidades de esta calibre. Lo de Olmedo, sin palabras.

Seguinos en Facebook / Twitter: @apertoldi

lunes, 21 de febrero de 2011

5 claves de la fecha 2

1. Lamela y Pavone: campanas en la noche. Sí, bajo la presencia de ellos, el Monumental sonó más fuerte que nunca en la trabajosa victoria ante Huracán, que, de no mediar cambios bruscos, terminará peleando la Promoción o el descenso directo. Coco y el Tanque hicieron de las suyas, el ex Estudiantes asistiendo primero al juvenil y luego a Ferrari para el 2 a 0. Pavone ya se parece y mucho al que la rompió en La Plata. Lamela apareció en los momentos justos, haciéndose cargo de un momento álgido del equipo siempre con el vocabulario de la gambeta y encarar, encarar. River no es lujo, ni mucho menos, pero suma. Es la premisa inicial.

2. Aquí García. Si Boca se llevó los tres puntos de Avellaneda mucho se lo debe a su arquero, quien dio una cuota sobrada de templanza tras los errores ante Godoy Cruz y realizó una tarea fundamental salvando el arco, en especial en el primer tiempo. Cuando todas las miradas estaban depositadas en él, rindió de forma óptima. Muy buena señal. Además, a partir de un preciso saque de arco suyo determinó la jugada en que Pablo Mouche marcó el único tanto del partido. Falcioni, viejo zorro del puesto, debe estar contento. El pibe respondió.

3. Mercado de frutos. Con tanto de Gabriel Mercado, un defensor que es uno de los goleadores de la temporada en Estudiantes, Estudiantes se sacó de encima a Quilmes y lidera el campeonato con seis puntos junto a Olimpo. Trabado triunfo en un encuentro sin luces, donde primó el roce en el mediocampo y apenas se destacaron algunas conexiones entre Enzo Pérez y Pablo Barrientos. El Pincha firme atrás en el complemento, consumado el gol de ex Racing, quien definió como un clásico nueve ante la salida de Galíndez. Luego del revés en la Copa Libertadores ante Cruzeiro, Estudiantes tomó energía ganadora en el plano local.

4. Mágico. Triunfo sorprendente de All Boys en el mismísimo Amalfitani ante Vélez. Grazzini con dos tantos marca suya, en el ángulo de Barovero decretó la victoria de los de Pepe Romero, quien hizo debutar a Ariel Ortega. Fabbiani mostró algunas pinceladas que hizo recordar a aquél que la rompía en Newell´s y Sánchez se comió el mediocampo, solito, y durante todo el partido. Vélez, por su parte, extrañó mucho a Silva aunque le sobra potencial para pelear hasta el final del Clausura.

5. Joya, nunca taxi. Sin la versión Falcon que no anduvo en el Apertura, este San Lorenzo renovado, con mayor pluralidad ofensiva se dio un gustazo en Mendoza y venció a Godoy Cruz por 2 a 0 con goles de Menseguez y Nahuel Benítez. Tras el injusto empate en la primera fecha ante Gimnasia LP, el Ciclón se recuperó y empieza a dar síntomas de que puede dar pelear. Gran tarea del paraguayo Pablo Velázquez, quien no parece sufrir la aclimatación al fútbol argentino. Ortigoza, con poco, demuestra que su presencia genera contagio.
Seguinos en Facebook / Twitter: @apertoldi

domingo, 20 de febrero de 2011

Del Potro: una vuelta esperada

Volvió Juan Martín Del Potro. Uno volver puede volver siempre, lo importante es mostrar señales, signos vitales de una recuperación plena. El periplo por Estados Unidos -San José y Memphis - dio los resultados esperados. Buenas victorias (Hewitt, Gabashvili, Isner, Russell, Dodig), que básicamente aumentan la confianza del tandilense pensando en esta temporada, en la cual deberá retornar al menos entre las mejores cincuenta raquetas del mundo.

La derrota del sábado ante Roddick, intratable y con un saque venenoso, también otorga la semblanza de que el argentino está retornando a ser quien fue. Objetivo nada sencillo, pensando la larga inactividad que sufrió, profundizado en un circuito que no brinda respiro para nadie. Hoy, por ejemplo, el número 75 le puede ganar a Nadal, y nadie, pero absolutamente nadie, debería sorprenderse.

La juventud y por sobre todo el potencial de Juan Martín hacen considerar que, salvo algún infortunio físico, volverá a pisar fuerte en el ATP. Las últimas presentaciones dan la pauta de que adquiere lentamente la confianza en los golpes, los cuales con el correr de los partidos se van purificando y determinan una exactitud que supo tener en otros tiempos. Pensando en la Davis, este incipiente presente de Del Potro y la buena actualidad de Juan Ignacio Chela, finalista en Buenos Aires, aclaran el panorama de cara a la serie frente a Rumania. Sí, no nos olvidamos del Rey David.

En tiempos particulares para el tenis argentino, de una renovación decantada por naturaleza, tras el alejamiento de los Cañas, Coria, y las dudas sobre el futuro de Gaudio, existía un enorme signo de pregunta sobre cómo volvería Del Potro, la (¿única?) esperanza argentina de los próximos tiempos. Hasta ahora las noticias son promisorias. Una vuelta esperada.
Seguinos en Facebook / Twitter: @apertoldi

viernes, 18 de febrero de 2011

El pasamontañas por Marina Kogan*

Recién cuando la señora del almacén le preguntó a mamá por los tíos me di cuenta de que al tío Manuel no lo veo desde hace mucho, no sé cuánto tiempo pero seguro que meses, y es una lástima, Manuel es mi tío preferido porque es el más joven de los tres, sólo me lleva quince años y los otros tíos como veinticinco. Cuando él venía a casa jugábamos un montón; los demás, en cambio, vienen por mamá, pero él venía para verme a mí, yo lo sé, y siempre me traía regalos. La última vez me trajo un pasamontañas.

Ese día, cuando llegó con el pasamontañas mamá lo miró mal y le dijo que ese no era regalo para hacerle a una criatura. Él le dijo que sólo era un gorro, que no le diera importancia. A mí me gustó mucho más que cualquier otro regalo pero parece que a mamá no, porque no le gustaba vérmelo puesto ni quería jugar con él.

Después de lo del pasamontañas el tío no volvió a venir a casa. Ese día jugamos un rato y después no volvió más. Ahora que me acuerdo, para mí ese fue un día raro. Mientras yo miraba la tele y tomaba la merienda, el tío le dijo a mamá que quería hablarle y se fueron a su cuarto, porque seguro no querían que yo escuchara. Después el tío se fue y al rato volvió con un bolso y dos cajas llenas de cosas suyas para guardarlas en casa. Mientras metían todo eso en la piecita de servicio mamá le preguntó qué tenía que decir si alguien lo buscaba y el tío dijo que no tenía que decir nada, o negarlo todo. También le dijo que si la cosa se ponía difícil lo mejor era quemar todas sus cosas. Así lo dijo, con esas palabras que no entendí bien.

Ellos no sabían que yo los escuchaba porque dejé el volumen alto de la tele y me acerqué sin hacer ruido a la piecita de servicio. Para mí todo eso era raro y quería saber.

Jugar al pasamontañas está buenísimo, aunque da calor. Cuando me lo pongo y sólo se me ven los ojos, miro sin que me vean y me siento como un fantasma. Mamá dice que por eso no le gusta, y me lo hace sacar cuando almorzamos y cenamos porque dice que así no se puede, que es mala educación y que además es peligroso porque si me ven con eso en la calle pueden llevarme presa. Entonces papá mira a mamá con esa cara que pone cuando ella exagera y yo también creo que lo dice para asustarme. Además, en la calle no lo uso. Aprovecho cuando mamá se va a trabajar y juego a que tengo que matar a alguien malo que me persigue; entonces me escondo atrás de algo y cuando lo veo venir me pongo cuerpo a tierra para apuntar mejor y que no me pase nada. Cuando lo tengo ahí, disparo y lo mato pero después aparecen más y los mato a todos porque como nadie me ve nadie me reconoce y no pueden defenderse. Si se hace tarde y escucho la puerta del ascensor, dejo de jugar porque seguro es mamá que vuelve del trabajo y va a decir que esos no son juegos de nena.

¿Por qué será que el tío no viene? ¿Mamá sabrá? Para mí que sí, seguro que tiene ver con esas cosas que le guardó en la piecita de servicio. Eso ya pasó otra vez: el tío vino a casa, tomó unos mates y cuando se fue no volví a verlo por mucho tiempo.

Una tarde, antes de que llegara mamá, entré en la piecita de servicio y vi las cosas que el tío había dejado: papeles, volantes y libros. Yo no entendía por qué los libros no estaban en la biblioteca con los libros de mamá, que es donde tienen que estar. Pero bueno, eran cosas del tío y de mamá si él quería tenerlos ahí, metidos en cajas.

Esta noche voy a preguntarle a mamá si sabe dónde está el tío Manuel. Lo extraño. Cuando la señora del almacén preguntó, mamá no dijo nada y yo tampoco pude, porque mamá me golpeó suavecito en la pierna con su pie y eso, me explicó una vez y yo me acuerdo, quiere decir que tengo que quedarme callada.

*Marina Kogan (1982-2011).

Seguinos en Facebook / Twitter: @apertoldi

miércoles, 16 de febrero de 2011

Gio Moreno: cuando lo peor, sucede

Si hablamos del fútbol argentino, la noticia más importante en las últimas horas es la confirmación de la lesión de Giovanni Moreno, una rotura de ligamentos sufrida en el encuentro ante All Boys que le impedirá retornar a las canchas durante este semestre, incluyendo su presencia en la selección Colombia para la próxima Copa América. Aquí está el dato frío, el hecho narrado que se puede encontrar en cualquier diario. La baja de Gio significa un golpe de nocaut a las aspiraciones de Racing en este Clausura. Su jugador franquicia. Un derechazo al mentón que te deja sin respuestas. Russo deberá rearmar, anímica y futbolísticamente, a un equipo que se había fortalecido tras el triunfo en Floresta y mostraba buenos síntomas para el futuro.

Debemos replantearnos que, más allá de que la rotura se generó por un movimiento sin intencionalidad con Hugo Barrientos, la violencia instalada en los campos de juego argentinos amerita un llamado de atención concreto. Comprender que debemos castigar con severidad faltas que pongan en riesgo la condición física del adversario de turno. Porque, vamos a ser claros, al colombiano durante el pasado Apertura lo revolearon por los aires en variadas oportunidades. Y no vi ninguna roja por ahí. No sucedió ninguna lesión por milagro, porque le dieron duro y parejo. El papel de los árbitros, reticentes a respetar el reglamento, lamentablemente, no ayuda en el meollo de la cuestión. Insisto en generar mecanismos que protegan a los que juegan bien, quienes son los que hacen al espectáculo. Para ver correr gente, nos alcanza con Usain Bolt y cía. El fútbol es otra cosa.

La mala intención en Hugo Barrientos es visible. Los medios de comunicación se encargarán de fortalecer esta concepción. La lesión se generó en un roce propulsado por el jugador de Racing. Hay una dosis de mala suerte, también. El futbolista de All Boys cargara con esa mochila. Las imágenes del codazo a Rubén Ramírez y los distintos conceptos vertidos a Gio sobre la violencia que ejercería sobre él servirán como inspiración para estigmatizarlo. Falso axioma será pensar que Barrientos es el responsable de todo. En Argentina hay muchos futbolistas que no tienen respeto por los demás colegas. No comprenden que los ocasionales rivales de turno pueden llegar a ser compañeros en el futuro. Mientras no haya equidad de criterios y unificación conceptual y práctica para ejecutar justicia hablaremos de lo mismo en poco tiempo.

Seguinos en Facebook / Twitter: @apertoldi

martes, 15 de febrero de 2011

Cassano, el artista que siempre vuelve

La verdad, no sabía cómo, la forma, el vocabulario adecuado para un post que se refiera a Antonio Cassano. Pensaba, borraba, volvía a escribir, quedaban algunas ideas sueltas y vuelta a empezar. ¿Cómo se empieza? ¿Cómo hago para decir todo lo que representa? Estos futbolistas, clase única, una estirpe que realiza milagros un día y otros ganas infinitas de aborrecerlo. Ciclotímicos, odiosos, venerados, incomprendidos. Únicos. De partidos como el fin de semana ante Parma, donde desplegó un nivel superlativo, incomparable, al compás de un Messi, un Cristiano Ronaldo. O en otros, donde no se lo encuentra ni una vez en los noventa minutos.

Cassano malinterpreta las reglas convencionales del ambiente, tan formal, tan estructurado. Ojo, quedan pocos. Ante la conformación del futbolista moderno como aplicado, rígido, sin capacidad de pensar por sí mismo, ordenado como un playmobil por el entrenador de turno, las excepciones como Cassano son una bocanada de aire fresco. Y hasta quizás da bronca porque si se hubiese apegado más a los límites, a escuchar consejos, a usar su inteligencia ya probada dentro de la cancha, quién dice que su carrera habría sido más exitosa. Son meras suposiciones. Contradicciones propias que tiene el fútbol.

La indisciplina presente. Del enojo en Roma con todos, incluido el propio plantel, en el cual mantenía diálogo sólo con Francesco Totti, la experiencia agria en el Real Madrid contado en su primer libro "Lo digo todo" y desplantes varios en Sampdoria, un lugar en que renació futbolísticamente pero del cual se fue por innumerables actos no digeribles para el cuerpo técnico ni los dirigentes. Milan es su nuevo hogar. No sabemos cómo continuará esta historia. El Talentino, siempre pero siempre, nos tiene una novedad a mano. La sociedad con Ibrahimovic ilusiona. Calidad y carácter tan especiales. Mixtura de alta combustión, diría Bersuit en "La Argentinidad al Palo". Si a esto, le sumamos a Robinho, adecuándose plenamente al Calcio, la cosa va tomando color.

Ahí anda Cassano. Nueva camiseta, distintos aires, tal vez se produzca un reacomodamiento de su ser, tal vez no. No podemos dilucidar que está pasando por su cabeza. En realidad, para ser sinceros, no esperamos nada de él. Preferimos que nos sorprenda. Como suele pasar.

Seguinos en Facebook / Twitter: @apertoldi

lunes, 14 de febrero de 2011

Las 5 claves de la Fecha 1

1. La solvencia de Godoy Cruz. En rodeo ajeno, se puso la mejor pilcha y con goles de Rubén Ramírez (2), Carlos Sánchez y Adrián Torres sorprendió a Boca en la mismísima Bombonera. Sólido, siempre con el estandarte de un mediocampo combativo pero respetando la filosofía de la pelota ras al piso y explotando en magnitud las oportunidades de gol ocasionadas, más algún regalito de Javier García, el Tomba quiere repetir lo realizado el año pasado. Ahora, la Copa Libertadores, ni más ni menos.

2. El retorno de Guillermo. Ya en los últimos seis meses de carrera como profesional, volvió a pisar los campos argentinos en plenitud, con la viveza que tan bien supo adquirir en su paso anterior por el Lobo y también en Boca. El penal inventado ante Matías Giménez habla de un espíritu pícaro que siempre lo diferenció sobre el resto. Ojalá encuentre intérpretes que lo comprendan del mejor modo. Tarea para Ángel Cappa. Con Guillermo gana Gimnasia pero también el fútbol argentino. A disfrutarlo.

3. Estudiantes, siempre Estudiantes. Enzo Pérez descomunal, a mi modesto modo de entender, el mejor jugador del fútbol argentino en la actualidad, puso dos asistencias fabulosas para la Gata Fernández y Gabriel Mercado y el Pincha de Berizzo arrancó con el pie derecho. Una victoria trabajada ante el siempre complicado Newell´s. El orden defensivo que siempre caracterizó al equipo de Sabella, más el olfato de cuándo y cómo saber atacar al rival. Estudiantes ya es candidato.

4. Racing y un triunfo enorme. Otro que empezó el año con las acciones en alza fueron los de Russo que se trajeron una victoria importantísima como visitante ante All Boys por 1 a 0 con gol de Gabriel Hauche. Hay una idea futbolística propia, un camino diseñado para transitarlo y futbolistas aptos para desandarlo. Si logra encontrar a la referencia de área estaremos hablando de un candidato. Habrá que darle tiempo, pero si los resultados ayudan al principio, ojo con la Academia.

5. Vélez y una muestra de carácter. Con el debut de los refuerzos David Ramírez y Guillermo Franco, el Fortín se repuso de un 0-2 ante Independiente en Avellaneda y con goles de Maxi Moralez y JM Martínez, en una semana sensacional, puso en tablas un encuentro que desde el principio se mostraba complejo a las aspiraciones del conjunto de Ricardo Gareca. En el complemento salió la templanza requerida para un equipo que se digne de luchar hasta el final del campeonato.

Seguinos en Facebook / Twitter: @apertoldi

domingo, 13 de febrero de 2011

Argentina: quien quiere oir que oiga

Hay historias con final previsible. Como cualquier película romántica hollywoodense en que la muchachita de turno termina enamorándose del príncipe de sus sueños. Luego no nos cuentan cómo ellos sobreviven a la rutina, a los defectos del otro, a la pasta dental abierta, etc. El periplo de la selección Sub 20 en el Sudamericano de Perú terminó como tenía que terminar. Con un signo de pregunta grande, grandísimo diría, igual que el prestigio perdido de las categorías menores en este último tiempo.

Nuevamente afuera de los Juegos Olímpicos, al igual que pasó en aquél equipo estelar de 2000. O algo más cercano, la no clasificación al Mundial Sub 20 de Egipto en 2009 con Sergio Batista como técnico. Sí, sí, no digamos nada. Lo que sirvió de aliciente en dicho momento es que Argentina mantenía una preeminencia notoria sobre sus rivales y la filosofía de Pekerman, siendo cultor del buen juego, de la búsqueda del arco contrario y el juego limpio otorgaban una tranquilidad de que, más allá de este revés, era el camino correcto para desandar un proyecto con los Juveniles.

Hoy, la brújula está sin rumbo. Habría que consultarle a Humbertito Grondona, subdirector de Selecciones Nacionales, cuál es el camino que la era Perazzo (y por qué no Batista) desean proyectar hacia el futuro. Planificación, estrategias, trabajo de campo, pongámosle el nombre que quieran. A mí, con la explicación de "pico y pala" o la "falta de glamour" no me alcanza. Uruguay no tiene más que Argentina y no es una ofensa a los pibes charrúas que, con mayores complicaciones institucionales, le dieron una alegría a su pueblo.

Pero olvido el tema de los puntos, lo saco de la discusión. Quiero hablar de la imagen que damos. Lo del combinado juvenil fue muy pobre, molesto a los ojos, sin planificación alguna. Un "a qué vamos a jugar". Quieren pegarle de punta para arriba, buenísimo, pero que se mantenga una línea coherente y no recurramos a los cambios incesantes para ver qué onda, a ver si da suerte. Recaer la responsabilidad en los pibes, si alguno se le ocurre, resulta criminal. Este equipo tiene en Iturbe, Araujo, Battaglia, Cirigliano, Ferreyra, Funes Mori, Hoyos, Martínez, Galeano, Tagliafico, Andrada algunos proyectos muy interesantes, futbolistas que pueden otorgarle otro volumen de juego en el campo. De arriesgar, ¿Por qué no?

Hablábamos del Sudamericano en otro post, marcando la necesidad de que, a partir de la segunda rueda, Perazzo elevará el nivel futbolístico, como una condición sine qua non si deseábamos clasificar tanto al Mundial como a los Juegos Olímpicos de Londres. Uno de dos, y raspando. ¿Ideas? Ninguna. Reitero, y perdón si peco de reiterativo, la reputación conseguida por Argentina en combinados juveniles por más de una década no se debe tirar así de fácil por la borda. Responsabilidad de Grondona y cía, finiquitar estos parches momentáneos que, con los hechos en la mano, nos muestran que no dan resultados, ni desde lo estadístico y mucho menos en la consolidación de jóvenes que puedan arribar a la Selección Mayor. Jugando así, se los prende fuego. Es otro llamado de atención. No se puede dejar de oír.

Seguinos en Facebook / Twitter: @apertoldi

sábado, 12 de febrero de 2011

Guía Doble Cinco Torneo Clausura 2011 (Parte II)

Independiente: Caso difícil. Retorna a la Copa Libertadores luego de muchos años pero también deberá mirar detenidamente el promedio. Mohamed habló de la necesidad de enfocar los máximos esfuerzos al plano continental pero no habrá que descuidarse en el Clausura. Cuenta con un plantel interesante, con la llegada de Matías Defederico, Leonel Núñez y el colombiano Vélez, más varios apellidos de peso que le dieron la Copa Sudamericana. Con el devenir de los partidos, el cuerpo técnico encontrará respuestas a qué camino seguir. Pero guarda, con la calculadora en la mano. No puede relajarse en el plano local.

Lanús: La prolongación del trabajo realizado por Luis Zubeldía en manos de Gabriel Schurrer propone, amén de las llegadas valiosas de Mauro Camoranesi y Diego Valeri, un seguimiento a una idea futbolística que trajo muchos resultados en el Sur. Reemplazar a Sebastián Blanco (Ucrania) será objetivo fundamental. Camoranesi, jugador top europeo que retorna a estas tierras, si se encuentra en forma óptima desde lo físico le brindará a Lanús la clase que necesita para pelear palmo a palmo este Clausura. Además llegaron César Carranza, de buen año en Godoy Cruz, Diego González, quien retornó de Central y Carlos Araujo, del fútbol griego y que brilló en el Huracán de Cappa en 2009. Un conjunto equilibrado, que puede ser una de las gratas sorpresas de este campeonato.

Newell`s: Sensini tuvo una de cal y una de arena. Primero perdió a Mauro Formica, quien luego de días y días buscando equipo en Europa terminó en Inglaterra. Pero, también obtuvo lo que tanto necesitaba: un 9 de área. Y llegó Claudio Bieler, con ganas de revertir la pobre imagen que dejó en Racing. En la defensa se incorporó un viejo conocido como Fabricio Fuentes y en el arco sigue Peratta, el mejor en su puesto en el último año. El medio se mantiene con Mateo y Bernardi, más el paraguayo Estigarribia que deberá mantener el buen nivel que mostró, al igual que Mauricio Sperdutti. Sonó en las últimas horas Leandro Gracián como refuerzo pero por ahora no existen mayores novedades.

Olimpo: Un equipo que juega a no descender. Un objetivo complejo, ya que los de Bahía Blanca no realizaron un correcto Apertura y deberán hacer un excelente campeonato para no terminar en la B Nacional. Llegaron Fede Domínguez y Ezequiel Maggiolo, en búsqueda de una mayor experiencia que acompañen a los jóvenes con un futuro promisorio que están en el plantel como Cobo, Furch, Casais. Hacerse fuerte de local, exprimir al máximo la localía será un fin indispensable para determinar la suerte de Olimpo en Primera División. No es sencillo, ni mucho menos.

Quilmes: La mente de Madelón se resume a sacar la mayor cantidad de puntos posibles para que el Cervecero pueda llegar, al menos a la Promoción. Hernán Grana y el uruguayo Martín Cauteruccio aparecen como nuevos nombres que sumarán en la idea del entrenador de plantear un equipo aguerrido, sólido y que sume unidades a cómo dé lugar. No esperemos juego vistoso en este Quilmes, el descenso como amenaza latente conspirarán contra la esteticidad. Overol, overol y más overol. E inteligencia en los momentos claves.


Racing: Ya dio pinceladas de lo que puede dar. La estela de Gio, más Toranzo, Hauche y si vuelve pleno Zuculini pueden hacer repetir momentos de alto vuelo que tuvo en el Apertura. La llegada de Teófilo Gutiérrez, como reemplazante de Claudio Bieler, a préstamo a Newell`s, resulta una incógnita aunque cuenta con buenos antecedentes. Veremos cómo se aclimata al fútbol argentino. Si Racing encuentra al 9 que culmine las jugadas que genera estaremos ante algo importante. Prioridad para Russo será tapar la salida de José Luis Fernández (a Portugal), un chico que había rendido mucho y que se conectaba plenamente con Gio. La gira en Colombia dio algunas gratas sorpresas como Respuela y Poclaba que habrá que tenerlas en cuenta.

River: El mismo equipo que salió cuarto el torneo pasado. Solamente llegó Fabián Bordagaray, ex San Lorenzo. La reorganización institucional desarrollada por el presidente Passarella hace imposible la llegada de futbolistas de relieve. La caja del club está vacía para darle gustos a JJ López. Lo esencial será darles mayor rodaje a los jóvenes como Lamela, Pereyra y Lanzini y exprimir al máximo el rendimiento de los hombres más experimentados como Pavone, Almeyda, Ferrero y Ferrari. En el seno del cuerpo técnico se sabe que este River quizás no pueda aspirar al campeonato, que se encuentra en condiciones desfavorables a comparación de Vélez, Boca y Estudiantes. Prudencia y responsabilidad, en uno de los momentos más difíciles en la historia del club millonario.

San Lorenzo: El equipo que más se reforzó. Carmona, Velázquez, Ferrari, Salgueiro, Giménez y Ortigoza, este último uno de los mejores futbolistas de Argentina. El ex Argentinos, sin dudas, le dará el salto de calidad que este plantel estaba necesitando. Un tipo que entiende un lenguaje futbolístico disímil al que mostró el Ciclón el año pasado. El Falcon está remozado, mejorado, con un motor nuevo y las ilusiones del hincha a pleno. Ramón sabe que lo que pidió, se lo trajeron. Además esperará por la vuelta plena de Leandro Romagnoli. Si se logra afinar el equipo rápidamente y los resultados acompañan, se puede pensar en San Lorenzo como candidato. No juega Copa y la sociedad entre el Pipi y Ortigoza puede brindar dividendos.

Tigre: Enorme desafío para el debutante entrenador Rodolfo Arruabarrena. Deberá aceitar un conjunto con nombres interesantes, dotados técnicamente como Román Martínez (crack de la casa), Rubén Botta y Diego Morales, más si repite la cuota goleadora de Stracqualursi. Si encuentra solidez defensiva y en Diego Castaño, el rendimiento que supo tener con Cagna, pueden dar que hablar. Refuerzos: Mariano Pernía y el uruguayo Rodales.

Vélez: Mantiene la misma base, salvo la salida de Leandro Somoza a Boca y de Jonathan Cristaldo al fútbol de Ucrania, e incorporó dos futbolistas como David Ramírez y Guillermo Franco que le otorgarán a Gareca mayor pluralidad en la zona ofensiva, dando recambio al trinomio de Moralez, JM Martínez y Silva. Tiene objetivos por duplicados, pero cuenta con un once titular que se conoce de memoria y que ha demostrado en repetidas ocasiones un nivel de juego que lo emerge como lo mejor de Argentina. Un ejemplo cabal de una institución modelo que peleará, sin dudas, ambos frentes en este semestre. Cuenta con qué.

Seguinos en Facebook / Twitter: @apertoldi

viernes, 11 de febrero de 2011

Guía Doble Cinco Torneo Clausura 2011 (Parte I)

All Boys: Más allá de sus últimos rendimientos, opacos en su mayoría, el arribo de Ariel Ortega eleva las aspiraciones del conjunto de Floresta. La magnitud del futbolista, ya en el ocaso de su carrera, puede encontrar eco en los de Romero, que han sido una grata sorpresa en nivel de juego en el pasado Apertura. La sociedad con Grazzini y la buena pretemporada realizada por Fabbiani, más el olfato de Matos pueden hacer pensar que el Albo rápidamente se olvide del tema descenso.

Argentinos: Copa y campeonato sin su estrella Néstor Ortigoza, transferido a San Lorenzo. A pesar de un grupo de Libertadores complejo (Fluminense, Nacional y América de México) y un campeonato con otras instituciones con mayores capacidades, los de Troglio mantienen apellidos de peso como Mercier, Navarro, Prósperi, Niell más la llegada de Santiago Salcedo, sin vuelo futbolístico en Lanús, Cristian Sánchez Prette y Pablo Hernández. Está también el chico Rius, quien ya demostró varias perlas en el pasado Apertura. Habrá que ver cómo se recompone a la salida de Ortigoza, el alma del equipo, el generador de juego de mitad de cancha y que abastecía a los de arriba. Argentinos, por ahora, es una incógnita.

Arsenal: El tercer puesto conseguido en el Apertura le otorgó sustentabilidad al proyecto comandado por Gustavo Alfaro. Mantiene la misma base, una idea de juego fija, guste o no, y le sumó las llegadas de Juan Pablo Caffa, Marcos Aguirre y Franco Mendoza, refuerzos que, con continuidad, pueden darle otro matiz (y recambio) a un once que ya funciona de memoria. Mantiene a Obolo como referencia de área y Campestrini en el arco, otro de gran torneo anterior.

Banfield: Tras la partida de Walter Erviti, Banfield se quedó sin el referente máximo dentro y fuera de la cancha. Ardua tarea la de Sebastián Méndez en retomar una senda fructífera tras un agrio Apertura. Llegó Jorge Achucarro, punta, ex Newell`s, el mediocampista ofensivo uruguayo De Souza (Defensor Sporting) y Jonathan Gómez, quien arribó de Rosario Central. En los amistosos previos se vio a un conjunto compacto, sin demasiadas luces técnicas pero rígidos defensivamente. Además tendrá, cuando finalice el Sudamericano Sub 20, dos jóvenes con importantes posibilidades de formar parte del primer equipo como Facundo Ferreyra y Nicolás Tagliafico, que en Perú demostraron características que a Méndez le serán de utilidad.

Boca: A la priori el candidato. Pensando que Vélez y Estudiantes compartirán las aspiraciones del campeonato con la Copa Libertadores, el equipo de Julio César Falcioni por el peso propio de sus individualidades (Riquelme, Erviti, Palermo, Clemente, Caruzzo, Somoza, Battaglia, Mouche, etc) tendrá la obligación de ser protagonista en el próximo Clausura. El buen desandar en el verano elevó las acciones de un plantel con pergaminos de sobra y que tendrá que revalidar en el campo de juego todo lo bueno que se habló. Vuelve Riquelme, y si está pleno en lo físico, Boca será el rival a vencer.

Colón: Fernando Gamboa deberá trabajar arduamente para darle un color distinto a este Colón que no redondeó un buen campeonato. Sebastián Prediger, Germán Cano, Humberto Mendoza y Edgar Zaracho son los refuerzos seleccionados por el entrenador, quien dará importancia a la sociedad entre Damián Díaz y Esteban Fuertes. De ellos dos, depende mucho la suerte del Sabalero para el próximo campeonato. Atrás, la solidez de Pozo en el arco y la línea de tres entre Candia, Garcé y Goux serán esenciales que funcionen en plenitud para que Colón aspire a una mejor posición en la tabla.

Estudiantes: Ya hablamos un poco en el post anterior. La profundización de un proceso serio decanta en la conformación de un equipo que se conoce de memoria y que cuenta con elementos en un nivel altísimo. Juega Copa y campeonato y en los dos, por peso de sus individualidades, es un gran candidato. Recupera en plenitud a Hernán Rodrigo López y trajo a Pablo Barrientos y Nelson Benítez. El Pitu, si se adecúa en forma física, puede llegar a ser un complemento relevante en sociedad con Enzo Pérez y Verón. Habrá que ver si Benítez ocupa de forma suficiente el hueco que dejó la salida de Marcos Rojo a Rusia. Sin embargo, el Pincha cuenta con argumentos para soñar. De sobra.

Gimnasia LP: La llegada de Guillermo revolucionó La Plata. El retorno del máximo ídolo dando la cara cuando el club más lo necesitaba. Lo hemos hablado. Ángel Cappa deberá sostener su idea futbolística con la apremiante requisitoria de sumar puntos. El Lobo no puede dormirse ni una fecha. La calculadora es un llamado de atención continuo. Además de Guillermo, sumó a Germán Pacheco, que pasó sin pena ni gloria por Independiente, el Maestrico González, conocido de Cappa en su paso por Huracán y Boris Rieloff, proveniente del fútbol chileno. La unificación en los distintos estratos del club que obtuvo la vuelta de Guillermo será un factor desencadenante para saber la suerte de Gimnasia este campeonato. Panorama difícil, pero no imposible.

Godoy Cruz: Como hablabamos de Argentinos, el Tomba, con Copa y campeonato, deberá recubrir cómo pueda la salida de David Ramírez, quien se fue a Vélez. La ida de Ramírez le quita el grado talentoso que tenía este conjunto en los últimos metros. Además dijeron adiós Jairo Castillo y César Carranza. La buena para el Polilla Da Silva, que debuta como entrenador en Argentina, es la permanencia de Nicolás Olmedo y Ariel Rojas, componentes vitales de un mediocampo deluxe que tiene el fútbol local. Sigue Carlos Sánchez y se reforzó con Rubén Ramírez, el 9 en el que estarán depositadas las esperanzas de gol de Godoy Cruz. Además arribaron Voboril, ex San Lorenzo, Faccioli y el uruguayo Álvaro Navarro, viejo conocido de Da Silva en el fútbol charrúa.

Huracán: Promedio complicado, la economía del club asfixiante y recurrir al ingenio para los refuerzos. Llegó Cristian Maidana, luego de su experiencia en Rusia y España, un futbolista que la rompió en Banfield hace unos años pero no sabemos su verdadero estado en la actualidad. Además arribaron Javier Cámpora, Matías Quiroga, quien viene del fútbol chileno, y Claudio Guerra, un hombre de la casa que viene de jugar en la Católica de Ecuador. Brindisi deberá fortalecer anímicamente a un equipo que desde la primera fecha sabe que el promedio está acechando cerca.

Seguinos en Facebook / Twitter: @apertoldi

jueves, 10 de febrero de 2011

Un modo de soñar llamado Messi

Somos contemporáneos a Messi. Mascullaba por dentro mientras miraba el encuentro ante Portugal. Miraba la tele tratando de comprender sus movimiento, el por qué de cada acción. Pensaba en el tenis y lo representativo de Roger Federer, su arte incalculable plasmado en los courts. Recurrí a la Historia y se me vino el ejemplo de Juan Manuel Fangio, como un apéndice indispensable para entender el automovilismo mundial. En Messi encontraremos un referente que marcará una divisoria de aguas. Hace un tiempo podía poner en duda esta afirmación. Ya no.

Más allá de cualquier término elogioso sobre Messi, que pululan en todos los sitios y con justa razón, lo esencial para comprender la carrera de un profesional es el crecimiento. Hoy lo veo y no es el mismo que deslumbró en el Mundial Sub 20, ni aquél que se consagró en la Champions League con Guardiola en el timón. Es mejor. Crece. No cualquiera crece. Hay futbolistas que pasan los años y nunca proponen nada distinto. No tienen instinto de superación. Estamos en presencia de un jugador que apila rivales como conos y por más que lo quieran voltear (ver el trancazo que le pega Meireles antes de la asistencia a Di María) no pueden. Le van a la cintura y ni con eso. Estoico, pelota en velocidad y allí va. Sacando conejos hasta cuando no hay galera.

Insisto en la magnitud del rosarino por mérito propio pero resaltando mucho más su ubicación corporal en una selección que, por lo demostrado hasta ahora, no cumple con sus expectativas. Habrá que seguir indagando sobre los partícipes que necesita. Pastore con un puñado de minutos demostró que hablan el mismo lenguaje. Cuando vos jugás bien te acercás con el que te asimila lo que ejecutás. Con ellos pasa eso. Juan Manuel Martínez fue otro. El futbolista de Vélez destierra esta idea de que los mejores están afuera y en un ratito armó flor de lío.

Caer en la repetición de darle todas las pelotas a Messi resulta contraprudecente. Perdemos la sorpresa. Por eso el incesante pedido de futbolistas con la capacidad técnica de desnivelar. Argentina los tiene. Cómo no. El partido ante Portugal deja la victoria y varios interrogantes por resolver. La única certeza tiene nombre y apellido: se llama Lionel Messi. El mejor jugador del mundo. Sí, poniéndose con apenas 23 pirulos el traje de mito.

Seguinos en Facebook / Twitter: @apertoldi

martes, 8 de febrero de 2011

Estudiantes: una idea sin distinción de nombres

La transición de un cuerpo técnico a otro faltando días del inicio de un campeonato trae aparejado ciertas complicaciones que pueden repercutir a lo largo del certamen. Acrecentadas, claro está, si la pelotita no empieza a entrar en las primera fechas. Mayor impaciencia de la gente, el murmullo cotidiano, salida a la luz de conflictos grupales y la danza de nuevos nombres para calzarse el buzo del técnico en desgracia. Querido lector, usted sabe que es un proceso casi por decantación que es moneda corriente en nuestro fútbol.

Sin embargo, hay excepciones. La salida de Alejandro Sabella de Estudiantes, cargada de preguntas, preguntas y preguntas pero nulas respuestas, podría generar cierto cimbronazo en La Plata. Estamos hablando del último entrenador campeón, nada menos. Lo que se produce en instituciones serias como el Pincha es que al yacer un equipo que, nombres más nombres menos, se conoce de memoria, lo que tiende es facilitar la labor de Eduardo Berizzo, flamante técnico.

Al Toto le da la potestad de seguir una línea que ha sido provechosa para la institución en términos de resultados y en forma paulatina ir incorporando sus propios conceptos. Un sitio ideal, único en Argentina, para una persona que todavía no ha sido cabeza de grupo. Un aprendizaje estelar, con individualidades en un nivel altísimo como Verón, Braña, Pérez, Gata, Fernández, Barrientos, Orión y la lista sigue.

Cuando pensamos en un trabajo a largo plazo, no es precisamente agarrar la guitarrita y dejar que el tiempo pase. No. Es construir el presente, mirando el futuro para saber paliar estas circunstancias no esperadas. Que no te agarre en pelotas, diría un amigo. Pensar un club tiene mucho de esto. De la continuidad conceptual y práctica de un proyecto que se abstraiga de las individualidades, sea quien sea.

Seguinos en Facebook / Twitter: @apertoldi

miércoles, 2 de febrero de 2011

Esperando la playa*: música (La Vela Puerca - "Neutro")


¿Soñaste alguna vez, volar mejor que hoy
sin nada en que preocuparte?
¿Soñaste al ganador, y toda su quermés
limando un ego gigante?
Después repetirás, lo que aprendiste ayer
floreándote en tu linaje..
Frágil alcurnia que, no duda en rezongar
si vas tomando otro viaje..
Lloraste alguna vez, fingiendo no ser vos
y te agarró la cordura..
jugando a ser normal, y a no perder el tren
cerrando en alza la usura..
¿Cómo perdiste la preciada figura de ser, lo que podía ser?
y malgastaste, lo poquito que pudiste ver, comiendo otro deber..
¡Y ahora decidís, que caminas feliz
y no te cree ni el dolor!..
Decís que te agobiás y ya no disparás
neutro de todo calor...
Miraste alguna vez, de frente la pasión
y no le diste la vida
Te hablaban de ambición y de la ingenuidad
dejando tu alma partida..
Algún amigo habló y en vano se atrevió
a despertar tu demencia..
Sana potencia que, no duda en revolcar
si no alimenta inocencia...
Y el bucanero que existía en tu mente, se ahogó
perdiendo su galeón..
Y aquella chispa que encendía tu sol, se extinguió
se te bajó el telón.

* En unos días nos volvemos a leer.

Seguinos en Facebook / Twitter: @apertoldi

Buscar en Doble 5

Colaboraciones