viernes, 29 de abril de 2011

Literatura en Doble Cinco ("Opendoor" de Iosi Havilio)

La literatura asume la potestad de tocar distintas puertas, de transportar una historia que nos puede sumergir en nuevas sensaciones, no habituales, no rutinarias. Bajo ese fin podremos descubrir al autor como hacedor primordial de que lo narrado nos atraiga, que nos lleve por el lado que él desee, otorgarle la capacidad de sorprendernos, odiarlo, quererlo. Las buenas narraciones siempre desempolvan algo de dominación. En las letras hay piel o no la hay, es como el sexo. A varios no podés aguantarlos ni cinco páginas y a otros te los pasaría toda una vida leyéndolos. Este espacio valora, al igual que lo intentamos con “Te pido un taxi” de Mercedes Halfon y Fernanda Nicolini, “Los suicidas del fin del mundo” de Leila Guerriero, la nueva literatura argentina. En otro post también citamos un cuento de Romina Paula, una de las mejores plumas que existen en Argentina. Ah, cómo olvidarnos de Marina Kogan.
Hoy le llegó el turno a “Opendoor” de Iosi Havilio, obra que cuenta las vivencias de una joven estudiante de veterinaria que, luego de una desaparición extraña de su pareja, vinculado con un suicidio ocurrido en el barrio de La Boca, suceso que recién se ¿aclarará? sobre el final, termina afincada en Opendoor, ese espacio reconocido que alberga además al famoso establecimiento psiquiátrico. Su lugar, una casa a la cual llega tras el desvanecimiento físico de Aída, su novia, en la cual vive Jaime, cincuentón que conoció tras haber revisado al caballo de éste, con el mismo nombre que su dueño. Se quedó por un día, se quedó para siempre.

La prosa de Havilio, sencilla pero con una tonalidad constante a lo largo del relato, nos ubica perspicazmente en la cabeza de esta mujer, solitaria, que avanza sobre un abismo constante, sin respuestas, siendo ella en sus más variadas expresiones un envoltorio difícil de dilucidar. La trasposición de campo y ciudad, su pasado y presente, los actos en la morgue para reconocer distintos cuerpos que no son el de Aída, los ruidos, el silencio, la soledad, la aparición de Eloísa, una joven que trastocará más su trastocado andar y que se instalará en ella a partir de un deseo sexual perenne, son elementos que Havilio maneja con soltura y que estructura dentro del relato con una precisión digna de apreciar.

El contexto, la locura en el aire, locas por aquí, locos por allá, sintetiza la totalidad de una atmósfera particular. El autor tira líneas de conexión entre la protagonista y lo que ella misma respira. Describe fielmente lo que la rodea, sin estridencias. La sentimos propia. Ésa paz que se transforma en aburrimiento, Jaime, corto, corto, corto en palabras que se convierte en pareja sin que ellos se den cuenta, el sometimiento tierno de Eloísa, cuya relación indiscreta rompe cualquier estereotipo posible, un bebé inesperado y la locura presente. Aquí y allá. No contaremos más. Sólo diremos que “Opendoor” es, básicamente, una buena historia que merece ser leída.
Seguinos en Facebook / Twitter: @apertoldi

jueves, 28 de abril de 2011

La ecuación perfecta llamada Barcelona

La celebración ajena, un partido que no estaba en los planes perder, un apellido que había naufragado los sueños de Champions la pasada temporada y que ahora, como cual fantasma, había retornado para silenciar ese vestuario, tan acostumbrado a los tragos dulces. Demasiada mojada en la oreja para este Barcelona, ya dicho, el mejor equipo de la historia. El Santiago Bernabeú tuvo que callar, respirar profundo. Otorgar. La supremacía blaugrana fue total. Guardiola, caliente ante los micrófonos, sabio dentro del vestuario, proyectó el partido al igual que en la final de la Copa del Rey, al igual que los diseña todos con el ADN que tiene este equipo, abusiva posesión del balón, despliegue de juego por las bandas y unas individualidades que, más allá de su altísimo nivel, se potencian aún más cuando se encuentran en el campo de juego. La ecuación perfecta.


Ocurre una situación extraña en lo que entendemos por fútbol moderno: Barcelona te neutraliza jugando. Simple, no tiene la necesidad de poner cuatro perros de presa en el medio con el propósito de arruinar el planteo del rival. A todas luces se observan a esos técnicos, frenéticos en ordenar a esas dos líneas de cuatro que solamente destruyen intenciones. En Cataluña, la cuestión es distinta. Hablamos de valores que ostentan una capacidad fascinante tanto para atacar como defender. Te persiguen por todos lados pero claro, cuando tienen la pelota pasan por encima a cualquiera. Dualidad perfecta en este fútbol contemporáneo que exige una modificación de roles continuamente.


Real Madrid repitió la fórmula de Mestalla. Rigidez táctica, Ozil y Di María surcando las puntas con Cristiano Ronaldo libre. Atrás, parafraseando al Bambino Veira, Vietnam. Pepe, Lass, Xabi Alonso y los del fondo. Un librito estricto que Mourinho apeló específicamente en Inter en esa recordada Champions. No dio resultado. Barcelona no tropieza dos veces con la misma piedra. Intentó, abrió, dañó, dispuso del terreno para sentirse amo y señor. El mejor estado, el único con el que se siente cómodo.


Y Messi. Con el trazo fino de sus diagonales, la simpleza de sacarse rivales como postes y las apariciones fulgurantes como la del primer gol. La magnitud de un joven que rompe cualquier esquema previsto para detenerlo. Pido disculpas si reitero comentarios sobre el rosarino, ya hemos dicho tanto y sentimos que cada palabra nos resulta escasa, sin englobar todo lo que ejecuta Lionel a la perfección. El segundo tanto es la conjunción de habilidad y velocidad en su máxima expresión. Leo traslada su cuerpo con pelota en movimiento de una forma que aunque quisieran golpearlo tampoco podrán detenerlo. Ahí reside lo maravillo, lo esencial. Barcelona ahuyentó ese fantasma venido de Portugal con la mejor receta que conoce: jugar al fútbol.


Seguinos en Facebook / Twitter: @apertoldi

miércoles, 27 de abril de 2011

Proyecto...proyecto...¿Qué proyecto?

Hacemos la pregunta. La respondemos. San Lorenzo atraviesa una de las peores crisis económicas de su historia. Con pago de deuda altísimas en el corriente ejercicio financiero y con un activo, en materia de futbolistas, sin un gran poder de reventa. Podríamos mencionar como excepciones a Jonathan Bottinelli, aún sin resolución con la deuda que no se le pagó a su anterior club, Sampdoria, Juan Carlos Menseguez, Néstor Ortigoza y poco más. Ante la salida de Ramón Díaz, un técnico heredado de la antigua dirigencia lo refute quien lo refute, Carlos Abdo debe encontrar en una persona, un técnico, cuál será el proyecto futbolístico de San Lorenzo aquí en adelante. Una decisión que se podría extender si la dupla Tojo-Veglio obtiene un buen resultado en el clásico ante Huracán. Los próximos resultados le marcaran la cancha a Abdo y su Comisión Directiva. Si la búsqueda se acelera o los tiempos serán diferentes para elegir una opción que cuente con el mayor consenso de los directivos, situación que hasta el día de la fecha parece irrealizable.

Nombres y más nombres, desde Madelón, pasando por Cagna hasta el apellido de un tal Maradona asoman sobre la mesa de los dirigentes azulgranas. Lo prioritario y más en una medida de esta índole es determinar cuál es el camino a seguir. Indispensable, básico, al sentarse a negociar. Resulta alarmante la extensa variedad de técnicos en el candelero, al menos genera la sensación de que no se sabe qué se pretende. El contexto imperante del club demanda la labor de un profesional que a través del trabajo en la semana adquiera el mayor rédito de sus dirigidos en el campo de juego. Exprimir al máximo ciertas individualidades talentosas con las que cuenta San Lorenzo como Menseguez, Ortigoza, Salgueiro y Velázquez, incluyendo un período de inserción concreta de jóvenes valores surgidos en las inferiores, deduciendo que para paliar la grave crisis económica que atraviesa la institución, se precisa fortalecer a los juveniles con rodaje de Primera para así alcanzar réditos en materia de transferencias, amén de profundizar otras fuentes de ingresos, ya sea por publicidad o mayor caudal de asociados. No es todo tan simple, ni mucho menos.

Los dirigentes de San Lorenzo, más que nadie, agudizan los sentidos pensando en el estado complejo, en materia de números, con el que conviven diariamente. Se deberán reestructurar las políticas en materia de fútbol que se han tomado en los últimos años, es decir, pedir préstamos de jugadores que permanecen un rato y se van más que promoviendo juveniles, las épocas de grupos empresarios, donde también estaba Abdo, vale aclarar, que hicieron sus negocios en el club y se fueron sin dejarle un peso, esa creencia, falsa, que los resultados llegarán de modo milagroso. En el fútbol, de eso, hay muy poco. Trabajo, honestidad, capacidad y por sobre todo grandeza para calzarse un buzo nada sencillo. Asignaturas que deberán buscar sí o sí Abdo y lo suyos, quienes están a tiempo de encarrilar este proyecto llamado San Lorenzo. Abdo, como cabeza, en la decisión que tome jugará parte de destino como presidente. Las recetas mágicas no brindaron los resultados esperados. El pasado nos lo dice.

Seguinos en Facebook / Twitter: @apertoldi

martes, 26 de abril de 2011

Las Cinco Claves de la Fecha 11

El día llegó. Chau racha de sequía para Martín Palermo. El 9 marcó el tercero de Boca ante Huracán y la cuenta de 952 minutos dijo basta. Más allá del hecho anecdótico, válida actuación de los de Falcioni ante un endeble Huracán que navega peligrosamente en zona de Promoción. Interesantes rendimientos de Chávez y Colazo, más Mouche, quien cuando se decide a jugar demuestra su valía y una defensa que no pasó ningún sobresalto. Huracán sufre en demasía la ausencia de un generador de juego, un nexo que pueda abastecer de Zárate y en especial a Cámpora, un delantero que exprime al máximo las oportunidades que se le aparecen. Falcioni puede darse por satisfecho. Sin Riquelme, Boca jugó bien y lentamente sube en la tabla.

Un gol de otro planeta. Mariano Donda miró, apuntó y la clavó frente a Juan Pablo Carrizo, quien quedó inerte. Golazo, golón. Ganó Godoy Cruz inmerecidamente, pero el fútbol tiene estas cosas de premiar al que menos intentó. River con Lamela y Buonanotte construyó acciones positivas que, por no tener la puntería fina, no pudo consolidarlo en el marcador y lo pagó muy caro. El Tomba mantuvo su libreto, ejecutando un juego compacto pero que careció de profundidad en los últimos metros. De yapa, ligó un golazo que silenció al Monumental.


Chau. Ramón Díaz dijo adiós en San Lorenzo. La derrota ante Tigre por 1 a 0 precipitó la salida del riojano de Boedo. Un equipo que en las últimas fechas no le respondió y que, a pesar de estar a seis puntos del líder Vélez, ha mermado su nivel de modo considerable. A esto, le sumamos los cortocircuitos con el presidente Carlos Abdo y a un clima poco apacible entre el plantel y el cuerpo técnico. Precavido y antes de que la sangre llegue al río, Ramón agarró su valijita y se fue. En San Lorenzo, por ahora, todo es una incógnita.


En Argentina, pasa. Impensada victoria de Quilmes frente a Vélez en el Amalfitani. Enorme espaldarazo anímico para los del Sur que sueñan con llegar a la Promoción. Caneo y dos de Pablo Vázquez, refuerzo made in Caruso, le dieron al Cervecero tres puntos vitales en la lucha por la permanencia. Inteligente, pícaro para comprender los momentos del partido, Quilmes expuso al máximo las desinteligencias defensivas de Vélez y las exprimió en su totalidad. Supo entender qué y cómo dañar las estructuras del líder. Lo consiguió con creces.


No Pincha. Y Estudiantes no es el mismo. La rigurosidad defensiva que mostraba en el período de Sabella no brinda los mismos resultados en el actual proceso de Berizzo. 0 – 2 ante Colón (Fuertes, D. Díaz) y un esquema que, pese a no sufrir tantas modificaciones, no cuaja de la mejor forma. Se acercan los octavos de final contra Cerro Porteño por la Copa Libertadores y el rendimiento no es el óptimo. Un poco lejos en el Clausura, apunta sus fichas a lo que suceda en el certamen internacional.


Seguinos en Facebook / Twitter: @apertoldi

domingo, 24 de abril de 2011

Kaká: mirá quién volvió

Pasó agua debajo del puente. Pero un día Kaká volvió. Lo digo desde el lugar de espectador, en el vislumbre de un futbolista con capacidades distintas y mejores, claro está, sobre la media. Del andar elegante, la pegada precisa y el pase imprevisible, el recoveco que sólo los elegidos ven. De la habilidad propia del potrero con traje Armani. Del artista que hay dentro de este magnífico jugador.

La inversión había sido importante, unos 65 millones de euros y los resultados escasos (apenas 14 partidos jugados desde que llegó), hay que decirlo. Lesiones varias, sucesiones de molestias físicas que lo alejaron del Bernabeú. Hasta se alegó, desde el seno madrilista, un serio problema de adaptación. Pero Madrid debe disfrutar al brasileño. Ambos mantienen el mismo código génetico, en esta mezcla nada puede salir mal.

Lo ocurrido ayer en Valencia y también en Bilbao manifiestan un retorno paulatino al que supo ser. Lejos de aquél milanista que se consagró frente al mundo pero con algunos argumentos que pueden reconfirmar lo que ya consiguió. En la simpleza, Kaká se hace querer. El fútbol se hace sencillo con tipos que jueguen simple. Repetición de palabras, sí, pero en la acumulación de esta estirpe en el campo de juego, decantará en resultados óptimos. La complejidad, por favor, a la física o la matemática.

Esbozaremos una sonrisa cuando aparezca Kaká. Será señal de buen fútbol. Si nos preguntamos qué es jugar bien, una respuesta puede ser este brasileño que con la ocho en la espalda se mandó un recital de aquellos en Mestalla y que próximamente se le acerca la Champions contra un tal Barcelona.

Seguinos en Facebook / Twitter: @apertoldi

viernes, 22 de abril de 2011

Diatriba contra la Juventud por Leila Guerriero

Nada de que ‘juventud, divino tesoro’, ni que el paso de los años solo trae achaques. Palabras furiosas de una mujer que no añora para nada el tiempo que ya se fue.

Pocas veces un diccionario dijo tanto con tan poco. Ser joven, asegura el María Moliner, es ser una persona, animal o planta de poca edad que aún no ha alcanzado la madurez. Según el mismo diccionario la madurez es la cualidad de estar maduro y el adjetivo maduro se aplica a frutos en el estado o sazón debidos para ser recolectados o comidos, o a cualquier cosa en el estado o sazón oportunos para dar resultados o frutos convenientes. La conclusión es matemática: si ser joven es no ser maduro, ser joven es no estar en estado apto de recolección, ni listo para ser comido, ni preparado para dar frutos convenientes. De todos modos María Moliner debe estar equivocada porque millones de personas —algo así como toda la civilización occidental— adhieren sin discusión a la idea de que no ser joven es ser un mutilado y que la juventud es el mejor momento de la vida, el tiempo al que todos deberían querer volver.
Yo no, gracias.

***
Podría decirse que la juventud tiene como límite inferior la primera adolescencia, como límite superior la adultez y que, en varones y mujeres de clases medias, suele coincidir con el final de la escolarización básica, una situación hormonal precaria y una circunstancia en la que se combinan ingresos económicos iguales a cero, habitación compartida en casa de los progenitores y obligación más o menos perentoria de a) tener una identidad sexual definida, b) tener sexo y sobrevivir para contarlo, c) decidir futuro, carrera y profesión. ¿Qué puede tener de bueno un tiempo semejante? A juzgar por lo que dice el poeta —juventud, divino tesoro, ya te vas para no volver—, todo.
Y sin embargo.
Un puré de hormonas; un revoltijo de primeros amores; un primate escindido entre el deber ser y la rebeldía; alguien que ha perdido, por octava vez, a la mujer o al hombre de su vida y que, por octava vez, no encuentra sosiego; un melancolizado que busca libros viejos que le digan qué hacer, consejos de amigos que le digan qué hacer, programas de televisión que le digan qué hacer; un animal confuso movido por el romanticismo, el sexo, las marcas de ropa y la convicción de que todo es como en las películas, incluida la banda sonora; un entusiasta que descubre, cada dos días, la novela perfecta, la poesía de Rimbaud, la comida agridulce, el sushi, los tampones, la velocidad, la borrachera y la resaca, y que corre, azorado, a contárselo al mundo creyendo ser su enérgico descubridor. Y es en ese estado de precariedad y licuefacción del entendimiento en el que hay que tomar decisiones importantes: elegir profesión, país, mujer, varón, futuro. Así las cosas, Occidente le debe, a Divina Juventud, vidas adultas plagadas de vocaciones falsas, elecciones confusas, frustraciones severas. Pero, sin embargo, la extraña, la idolatra: le busca la fuente para beber de ahí.

***
Aquí, allá, en todas partes hay encuentros de jóvenes, congresos de jóvenes, seminarios de jóvenes: asociaciones de jóvenes migrantes, conferencias de jóvenes del cono sur, uniones de jóvenes católicos. Nadie ve en eso —en el hecho de que cientos de miles se junten solo por ser jóvenes, como quien dice rubios, zurdos, crespos, altos— un reduccionismo, una simplificación. Como si ser joven implicara ser, inevitablemente, bueno. Como si fuera posible que una juventud tan monolítica, un tesoro, diera paso después a tanto adulto gris. Como si fuera posible que tanto rubí mutara, sin explicación, en tanto escupitajo.

***
(Y esto: hay varias maneras de ser joven cuando se es clase media —joven guevarista, joven greenpeace, joven intelectual, joven reaccionario, joven levemente tóxico— pero cuando se es pobre la elección es fácil: viene digerida. Cuando se es joven y pobre se es, derechamente, el diablo).

***
Al buscar "jóvenes contra" en Google aparecen sitios de jóvenes contra la pobreza, contra la violencia, contra el racismo, contra el bloqueo yanqui, contra el VIH y hasta un Grupo de Jóvenes Contra Laura Chinchilla. Al buscar, en cambio, "adultos contra" aparece un modesto enlace sobre fútbol —‘Adultos contra niños: Arsenal 1, Manchester cero’— y otro de ‘Adultos contra los malos modales en el uso de teléfonos móviles’. Podría pensarse, entonces, que la juventud es un tiempo de causas nobles y la adultez su exacto opuesto. Claro que también podría pensarse lo contrario: que la juventud es un tiempo en el que hay que hacer bulla, demostrar, y la adultez ese otro en el que la gente se dedica a hacer solo aquello que le viene en gana.

***
"Aprovechá, sos joven", dice la voz popular, insinuando que la juventud es el último reducto de felicidad antes del desembarco en la tristísima adultez. Y esa insistencia en que un tiempo donde reinan la confusión y el desconcierto es, también, el mejor tiempo, debe decir alguna cosa. Sobre la sociedad que se empeña en la insistencia: debe decir alguna cosa.

***
¿Qué puede añorarse de un período durante el que el derecho a quedarse en casa un sábado a la noche es abducido por la obligación de salir a rebotar por discos y bares en los que el entretenimiento mayúsculo es observar el reflejo de la luz estroboscópica en las gafas espejadas de los otros? ¿Qué de un período en el que hay que saberse las canciones y cantar en torno a las fogatas con el culo enterrado en la arena fría, y pasar por todas esas agotadoras primeras veces como si de verdad fueran importantes: la primera depilación, el primer condón, el primer polvo? Y después de todo ese trabajo, todavía, hay que esperar que los adultos digan cuándo se puede: abortar, votar, conducir, cruzar una frontera.
La clase adulta progresista y bien pensante suele defender en bloque la decisión de pacientes adultos que, enfrentados a enfermedades terminales, deciden no tratarse. La clase adulta progresista y bien pensante suele, también, defender en bloque la decisión de mujeres adultas que, enfrentadas a un embarazo no deseado, deciden abortar. Pero hay que ver cómo se pone la misma clase adulta progresista y bien pensante cuando son los cuerpos de los jóvenes los mapas en los que se hace visible el rastro de esas dos formas extremas de la vida: la enfermedad y el sexo. Un joven tomando la decisión de morirse y un joven tomando la decisión de no dejar vivir son cosas, todavía, insoportables. "Ese hijo lo vas a tener, como que me llamo Marta". "La quimio te la hacés, quieras o no".
Lo hacemos por tu bien.
Cuando seas grande entenderás.
¿Cómo se puede añorar un período en el que se vive a merced de ese poder, de todas esas frases?

***
Gracias digamos por los años. Por no seguir peregrinando a fiestas en las que nunca pasa nada. Por haber aprendido que el amor es siempre un descalabro pero que no tiene que ser una tortura. Por saber que un triste no siempre encubre a un talentoso. Por no cargar vergüenzas, ni granos, ni complejos. Por comprender que no son las rígidas virtudes sino los mansos defectos los que desquician el amor de algunos hombres. Por tener el buen gusto de no creer que pueda haber algo que dure para siempre. Por estar libre de hormonas esquizoides, pelos raros y esperanzas engañosas. Por no tener que dar explicaciones. Por no querer pedirlas. Por intuir cuándo es la hora de los lobos. Por la pérdida total de la inocencia. Por haber leído ya a Pavese y a Carver y a Bukowsky. Por haber entendido que el olor adolescente es el mejor olor del mundo si solo es eso: un olor. Por no tener quién mande. Por ser dueña. Por ser adulta. Por ser libre


* Extraído de de la revista SoHo (Colombia).


Seguinos en Facebook / Twitter: @apertoldi

jueves, 21 de abril de 2011

La vigencia de Matías Almeyda

Cinematográfica. Así puede ser considerada, desde hace un tiempo atrás, la vida futbolística de Matías Almeyda. Retiros, idas y vueltas, que Quilmes, que Fénix (¿se acuerdan de las expulsiones?), que Noruega, que el Super 8 con retirados hasta transformarse en el emblema de este River que puntea a paso firme en el Clausura y con la maldita Promoción cada vez más lejos. La figura del volante central se sobredimensiona desde la esfera del vestuario, una de las patas claves para lograr objetivos. Almeyda representa un digno espejo para los jóvenes, un ejemplo a seguir. Es, finalmente, ése símbolo que River buscaba desde hace tiempo, el caudillo que no encontraba por ningún lugar. A su vez, se sustenta en el rendimiento que desarrolla en la cancha. Batallador, inteligente y con la clase internacional que supo cosechar en otros tiempos europeos y también vistiendo en otros tiempos la camiseta del millonario. Es el líder con el temple y pragmatismo que requiere el momento de River. Con la palabra justa delante de los micrófonos, vertiendo conceptos claves del propósito que debe cumplir el equipo en este primer semestre. Diciendo la realidad, ni más ni menos. Una conducción vertical realizada desde la dirigencia que llega al cuerpo técnico y por ende al plantel, al que se lo nota conciente de los tiempos reinantes.

Almeyda juega como si tuviera 20, refuerza aún más esa concepción que los que juegan bien al fútbol no necesitan ningún tipo de aclimatación. Igual, sin ser ingenuos, observamos en el de Azul una condición física genética pocas veces vista. Seguirá jugando hasta que las piernas le den, admitió hace unos días, cuando se empezó a rumorear una posible renovación del vínculo. Almeyda ama al club que le hizo forjar una carrera y en el final de la misma quiere recomponer en acciones lo mucho que le brindaron a él. En devolución. En un fútbol tan mercantilista, esta relación simbiótica sin plata de por medio resulta extraña, casi irrisoria. Ojalá en las inferiores de todos los equipos haya algún Almeyda adolescente rondando por ahí. Será una buena señal, cómo no.


Seguinos en Facebook / Twitter: @apertoldi

martes, 19 de abril de 2011

Las 5 Claves de la Fecha 10

Bien jugado. Valiente planteo de Tigre en la Bombonera. Audaz, siempre apostando por atacar, donde encontró varios puntos débiles en el rival, justo este Boca que en esa materia tiene tantas pero tantas cosas para corregir. Diseñado por Arruabarrena, el Matador no especuló y propuso. Algunas desatenciones puntuales sobre el cierre del primer tiempo lo dañaron de sobremanera. Ese 2 a 2 parcial, luego de ir arriba por dos tantos menoscabaron la confianza del equipo que sin embargo siguió juntando a futbolistas de buen pie (Botta, Morales, Román Martínez) y el apetito de Stracqualursi, autor de un triplete que quedará por siempre en su memoria.



Una tarde blanca y celeste. Y sí, alguna vez le tenía que tocar. Racing dejó la mala racha en los clásicos e hizo delirar a su público en el triunfo 2 a 0 ante Independiente. Nervios, algunas jugadas discontinuas y la presencia indispensable del colombiano Teófilo Gutiérrez, primero con una asistencia delicatessen para Hauche y luego sobre el final del encuentro para poner el resultado final con un cabezazo bombeado que Assman poco pudo hacer. Del Rojo, algunos intentos esporádicos y poco más.



Un colirio a la derecha. Gimnasia y River aburrieron e hicieron doler los ojos. 0 a 0, pocas situaciones de riesgo y como siempre alguna tapada providencial de Juan Pablo Carrizo. El líder del campeonato reguló los tiempos aunque sin dañar el arco de Monetti. Pocas conexiones entre Lamela y Buonanotte mientras que Pavone perdió más de lo que ganó ante los centrales triperos. Ya en el complemento, JJ cerró la persiana y se conformó con este punto que suma pensando en la Promoción. En el Lobo, el ingreso de Guillermo, generando picardía y algunos pincelazos de calidad tampoco alcanzó. Gimnasia sufre en demasía la ausencia de una referencia de área eficiente. Y sigue en descenso directo.



¿Volvió? Luego de un inicio de campeonato flojísimo, acumulando derrotas y derrotas, All Boys venció como local 3 a 1 a Huracán y se llevó su segunda victoria al hilo. Dos de Fabbiani, sí Fabbiani, y el restante de Gigliotti para que los de Romero saquen nuevamente la cabeza y puedan respirar un poco para lo que viene. Fortalecerse en Floresta será clave de cara a los decisivos compromisos que se avecinan. Debe retomar el buen juego vertido en el pasado Apertura, quizás la confianza de estos triunfos posibilite un mayor fluido técnico.



Lo mejor de la fecha. Lindo partido entre Olimpo y Estudiantes. Ante defensas que no brindaron la mayor seguridad, se hizo un partido de ida y vuelta. Precioso gol de Gastón Fernández y destacar por el lado de los bahienses el trinomio conformado por Rolle, Bareiro y Maggiolo. Los dos intentando jugar, generar espacios para dañar al rival. En este fútbol argentino, eso ya es mucho, por eso lo destacamos.



Seguinos en Facebook / Twitter: @apertoldi

domingo, 17 de abril de 2011

Montecarlo y Nadal: es la historia de un amor

Siete veces siete. Agarramos la carpetita de estadística y la dejamos de lado. Nadal, con apenas 24 años, rompe cualquier estructura de datos que se le cruce. Séptima victoria en Masters 1000 de Montecarlo, un sitio que le cae a la perfección, cuyo rendimiento se eleva irremediablemente. Intensidad, golpes desde el fondo de la cancha que martirizan a los contrarios y esas acciones ganadoras que sólo los elegidos tienen. En polvo de ladrillo es imbatible. Se decía esto hace tiempo y hoy la ecuación no se ha modificado. El número 1 sufrió con algunos problemas de servicio y golpes errados en la semifinal ante Andy Murray pero sólo eso. Esta semana en Mónaco demolió rivales. La final ante su compatriota David Ferrer, quien mostró algunos indicios positivos, fue un trámite: 6-4 y 7-5. 30 títulos sobre tierra y el 44 de su carrera. ¿Algo más para decir?

"Para mi hoy es un día muy especial, ganar aquí por séptima vez es mucho más que un sueño, jamás lo pude imaginar. Ha sido un partido muy largo, muy duro físicamente. Ha sido una victoria complicada", apuntó Nadal finalizado el encuentro. "Para mi lo mas importantes es volver a ganar un torneo de esta categoría, especialmente Montecarlo, quizás el más bonito del circuito", cerró Nadal, ya sintiéndose como en su casa.


Nadal, que obtuvo su primer título en este año, desarrollará estas próximas semanas la defensa de Roma, Madrid y Roland Garros. Desafío nada sencillo a pesar de que el año pasado se quedó con esos torneos. Aparece un tal Djokovic con un 2011 envidiable pero el de Manacor en esta edición de Montecarlo ha marcado la cancha demostrando que los rivales deberán realizar muchos méritos para desbancarlo en polvo. Señores, tras las caídas en Indian Wells y Miami, Nadal gritó presente. Habrá que escucharlo.

Seguinos en Facebook / Twitter: @apertoldi

viernes, 15 de abril de 2011

Zlatan, un caso de diván

Leo: "El carácter de cada hombre es el árbitro de su fortuna". Frase perteneciente a Publio Siro, un escritor latino de la antigua Roma. Ante todo, una gran verdad. En fútbol, la personalidad de cada jugador influye en el desenvolvimiento de su carrera. Están aquellos que en marcos adversos resurgen en sí para mostrar su mejor cara; aquellos que se repliegan si no encuentran condiciones favorables, están los y los otros, los más, los menos, hay de todo. La lógica heterogeneidad que existe en toda sociedad. El futbolista no está exento: es un ser humano con arraigo y mandatos culturales que se desempeña de la forma en que lo criaron.

Pensé en escribir este post el fin de semana pasado. Por falta de tiempo recién puedo ahora ubicarme de modo óptimo. La expulsión de Zlatan Ibrahimovic ante Fiorentina por insultar al juez de línea es, más allá del hecho narrado, un eslabón más en el controvertido carácter que posee el sueco. Me sigue sorprendiendo cómo esta clase de genio, remarco lo de genio porque la ductilidad técnica de este delantero la he visto en escasas oportunidades, pueden perder la cabeza tan fácilmente. En criollo, tratar de entender, nadar en explicaciones para responder por qué, y lo decimos en criollo, se le suelta la cadena tan asiduamente.

Pensamos y el nombre de Zinedine Zidane aparece en la palestra, dirían los españoles. Otro artista que a lo largo de su carrera, culminada con el suceso ante Materazzi en la final de Alemania 2006, sufrió en demasía su carácter, en el que se repetían acciones agresivas que lo terminaban mandando a las duchas. La violencia no formaba parte de su ADN, sólo eran raptos, instantes de furia que tiraban por la borda lo que había construido en la cancha. En Zlatan sucede igual.

Vuelvo a Ibrahimovic. Brillante, retraído, temperamental, agrio y con ribetes de conflicto por cada camiseta que vistió. Con su selección enfrentando a Holanda en 2004 ajustició de lo lindo a sus compañeros por entonces del Ajax. En Milan algunos indican que Silvio Berlusconi no andaría del todo satisfecho con algunas actitudes tomadas por el sueco. Dos expulsiones en 2 fechas, rumores de cortocircuitos entre él y el resto de los futbolistas del plantel, al igual que pasó en Barcelona. Tiempo atrás húbo algunas declaraciones desafortunadas sobre los brasileños en el plantel y una pelea cercana a las trompadas con el defensa estadounidense Onyewu. Otros afirman que la paciencia dirigencial está llegando a su fin y se planea ofrecerlo en un combo al Madrid por Ronaldo. Pinta difícil...


Repito la frase de Publio Siro, el carácter de cada uno es el árbitro de su fortuna. En la originalidad y destreza que muestra Ibrahimovic en el campo de juego también está inserto su temperamento. Lo enriquecedor de estos personajes es desentrañar el por qué de ciertos actos indisciplinarios, qué les pasa por la cabeza para reaccionar así. Ir a la génesis de su naturaleza, donde se encuentra lo bueno, lo malo, lo que se es, finalmente.

Seguinos en Facebook / Twitter: @apertoldi

miércoles, 13 de abril de 2011

Volver a Boedo será ser

No puedo obtener una mayor dosis de objetividad cuando hablamos de la vuelta de San Lorenzo a Boedo. Intento, ubico la mente en frío pero los sentimientos son fuertes, impredescibles y está bien que así fuera. Demasiada racionalidad buscamos en distintas esferas de nuestra vida particular. No lo quiero, al menos en este post. Impactante la presencia de más 15.000 hinchas en la Legislatura porteña con el propósito de que se apruebe el "Proyecto de restitución histórica", el cual promueve la vuelta de San Lorenzo a su casa, al lugar de donde nunca debió haber partido. Siempre repetimos la importancia de retomar el compromiso, sabiendo que sin ese ingrediente no podremos modificar el ambiente que nos rodea. De fomentar accionares políticos y que no nos dé miedo.

No sabemos la suerte de este proyecto. Reside en expropiar tierras que pertenecen a una compañía extranjera y sabemos muy bien -lamentablemente- la mala prensa que tienen estas acciones en los medios de comunicación. ¿Se acuerdan? Inseguridad jurídica y todas esos clichés que los iluminados de siempre repiten ante cada micrófono que aparece. Sabemos el objetivo. Habrá que encontrar los caminos adecuados para cumplir la meta. En 2007 se pudieron recuperar 4500 metros cuadrados detrás del supermercado.


Emociona ver hombres de saco y corbata, quienes salen despavoridos de sus oficinas para llegar a la Legislatura; chicos y chicas con mochilas que salen de la facultad, secundaria, lo que fuese; hijos, madres, cuervos, cuervas, en fin hinchas del fútbol que sueñan con el retorno a Tierra Santa. San Lorenzo ha pagado demasiado caro el desarraigo, es el resultado de una pérdida de identidad que tiene consecuencias hasta nuestros días. La dictadura cívico-militar que jaqueó al país en 1976, en materia fútbol, favoreció a algunos clubes y a otros los desfalcó. El periplo del Brigadier Cacciatore, reivindicado por el actual Jefe de Gobierno Mauricio Macri, ahogó de presión al club para que dejara esas tierras, de vital poder inmobiliario de venta, y que allí se construyera un supermercado de firma francesa. En esos tiempos, una partecita del club se murió. De todos.


Hablo en primera persona, perdón. Me es inevitable que el estomago se me retuerza, baje la cabeza, respire hondo cuando paso por Avenida La Plata al 1700. Jamás lo pisé. Cruzo de cuadra, trato de encontrar la posibilidad de no pasar. No puedo, entiéndanme. Por edad, no estuve en el Viejo Gasómetro pero las anécdotas, imágenes, personas que sí lo vivieron, posibilitaron en mí generar un vínculo estrecho, una empatía que todos los de mi generación llevamos hacia ese lugar. Lo de ayer, apenas es el punto de inicio. No debemos conformarnos. Volver a Boedo será ser.


Seguinos en Facebook / Twitter: @apertoldi

martes, 12 de abril de 2011

Derrick Rose, futuro ya

Las condiciones están dadas. Derrick Rose, premio MVP de la serie regular, está llamado a ser la próxima figura excluyente de la NBA. El base de los Bulls, con un record esta temporada de 60 victorias y apenas 20 derrotas, primeros en la Conferencia Este, cifras que rememoran a aquello quintento formidable de la década del noventa entre Jordan, Pippen, Rodman, entre otros, es el líder de este equipo, el conductor ideal que, amén de su crecimiento profesional, contagia al resto de sus compañeros y los eleva en términos de rendimientos. Juega y hace jugar. Agradecidos Boozer, Noah, Brewer, Luol Deng y compañía.

Esta composición exitosa también tiene su responsabilidad en el técnico novato Ton Thibodeau. No es fácil poner en orden un vestuario con egos, envidias, ambiciones. Compenetrar a cada actor en el papel que le toca, mantener la muñeca para tomar decisiones álgidas y que todos tiren del mismo carro. Que si falla alguno, el otro esté al ciento por ciento. Claro, el entrenador comprende la preponderancia de Rose, quien ha respondido a las ilusiones depositadas en él. Un progreso en aumento, aclimatado el roce de la Liga, otorgan argumentos para entender este brillante momento.


No tengo dudas que lo mejor de Rose está por venir. Gran manejo del balón, sustentado en una electricidad en el juego donde arriesga, arriesga y arriesga. Hay que valorar a estos jugadores. La penetración como idioma, una mejor producción desde los lanzamientos e inteligencia organizativa desde la base. Las críticas, a veces justas y otras no tanto, remarcaban la flaqueza de su defensa. Esta temporada ha mejorado ostensiblemente en este aspecto. Otro casillero completo. Rose es futuro ya. Lo es y lo será.

Seguinos en Facebook / Twitter: @apertoldi

lunes, 11 de abril de 2011

Las 5 Claves de la Fecha 9


Otro casillero atrás. Boca, luego de una breve primavera, se topó de vuelta con sus realidad y perdió claramente con Lanús por 2 a 0 (Valeri y Hoyos) en el Sur. El conjunto de Falcioni repitió un esquema que le había generado dividendos en las últimas dos fechas. Sin embargo, Riquelme no funcionó, Erviti y Chávez no coordinaron acciones conjuntas y Palermo, con la peor racha de su carrera, no le llega una pelota clara. El recurso del pelotazo sin sentido se repite con idénticos resultados. ¿A qué juega Boca? No se sabe


Suma y sigue. River, con Almeyda inexorable, en el mejor rendimiento desde que volvió a jugar en Primera, se sacó de encima un lastre pesado llamado Banfield y mira a todos desde arriba. Una patriada del Pelado y una serie de rebotes le posibilitaron a Pavone encontrarse cara a cara con Bologna y no perdonarlo. Vibró el Monumental que respira más aliviado. El Millonario se aleja de la Promoción y con poco, sin grandes luces, quiere soñar con el campeonato.


Vélez, mucho fútbol. Lo había demostrado con Arsenal y ante Newell`s los de Gareca dieron otra muestra de potencialidad técnica. Desde Moralez, Martínez y la capacidad de Silva, más la desfachatez de Ricky Álvarez, la sapiencia de Zapata en el medio y un equipo que, cuando quiere, saca una luz de ventaja en caudal futbolístico sobre el resto. Intenta, arriesga, propone una línea distinta a lo que se ve cotidianamente en el pacato fútbol argentino, poco proclive a desafíos de esta índole.


Con menos peso. Consumada la casi irreversible eliminación de la Copa Libertadores, Independiente se propuso elevar el nivel en términos numéricos en este Clausura. Luego de la victoria injusta la semana pasada ante Gimnasia LP, esta vez fue distinto a Godoy Cruz. Superó ampliamente a su rival con rendimientos destacados como Pérez, Fredes y Núñez, hilvanando una actuación contundente que dejó satisfecho a sus hinchas. Mohamed parece encontrar algunos apellidos de nivel y así el once se va ensamblando.


Empate que no convenció a nadie. La igualdad en el arranque de la novena fecha entre Estudiantes y San Lorenzo dejó la certeza que los de Ramón Díaz disfrutaron más el punto que el Pincha, el cual debió cederle la punta a River. No obstante, los de Boedo también dilapidaron la chance de quedarse en la cima de este Clausura, más allá del partido pendiente ante Vélez. Poco fútbol, algunas llegadas aisladas y una vocación ofensiva más notoria de Estudiantes que no le alcanzó.


Seguinos en Facebook / Twitter: @apertoldi

domingo, 10 de abril de 2011

Otro triunfo de Vettel

Es un hombre admirado en la casa, lo saben. Ya fue la segunda fecha de la F1 y los resultados hablan por sí mismo. Repite triunfo Sebastian Vettel en Malasia. Todo da la pauta que al alemán en este 2011 lo van a tener que seguir de atrás. El piloto de Red Bull sigue demostrando, circuito tras circuito, una capacidad de manejo admirable, focalizando en la inteligencia desarrollada en la pista, amén de un coche de calidad que supera en todos los parámetros al resto. Apenas dos veces cedió el liderato, cuando se detuvo a cambiar neumáticos y la posta la tomó Fernando Alonso, de Ferrari. Pero apenas fue un ratito. Vettel tomó ventaja sobre sus rivales y el resultado no sufriría modificación.

"Adoro lo que hago y no creo que pudiera estar más feliz. Dos victorias de dos es perfecto. No podría ser mejor", expresó Vettel apenas terminada la carrera. 50 puntos en el campeonato, 24 de ventaja sobre Button, el segundo, y las expectativas de mantener este ritmo arrollador por el resto de la temporada. En Vettel se conjugan juventud con talento, más un auto fiable que confirma la supremacía del año pasado.

Seguinos en Facebook / Twitter: @apertoldi

sábado, 9 de abril de 2011

Estopa, hoy en el Gran Rex ("Exiliado en el Lavabo")



Con la cabeza metida en el water


debes llevar unas horas dormido sin aire.


La última raya de coca ensuciaba en espejo volcado.


Y en el suelo gotas de sangre porque un grumo te ha cortado.


Dime cómo ves el mundo exiliado en cada lavabo,


contando cada minuto,


administrándote los gramos.


Dime cómo ves mi cara desde tus ojos desquiciados.


Dime cómo huele el viento desde tu tabique blanco.


He venido a contarte que tu novia te ha dejado,


que ya no le funcionas, que estás acabado.


Me ha dicho que cuando te vea te dé un abrazo.


Creo que soy el único que sigue a tu lado.


Dime cómo ves el mundo exiliado en cada lavabo,


contando cada minuto, administrándote los gramos.


Dime cómo ves mi cara desde tus ojos desquiciados.


Dime cómo huele el viento desde tu tabique blanco.


Anda, ¡tira eso! Subámonos al tejado y cuenta,


cuéntame lo que quieras.


Cuéntame que estás enganchado


y dime cómo ves el mundo exiliado en el lavabo.


Exiliado en el lavabo.

jueves, 7 de abril de 2011

Neymar, esperar para ser

El surgimiento de jóvenes futbolistas acarrea varias consultas, comparaciones, nivel de potencialidad, en sí, un decálogo propio que estructura a cada nuevo valor en el planeta fútbol. Vemos el caso de Neymar. Ágil crecimiento, Santos, Sub 20 y Selección Mayor, titularidad, goles y un carácter particular, con rasgos infantiles. El tiempo y por sobre todo las elecciones profesionales que determine para su futuro brindarán una pauta fehaciente hacia dónde desembocará la carrera de este joven.


Un salto a Europa ahora sería perjudicial, un adelantamiento madurativo que no sería acorde a la realidad actual de Neymar, cuya participación en el campo de juego se ve apañada, a veces, por la ausencia de inteligencia y equilibrio emocional en determinados contextos del partido. Falta viveza, saber leer lo que el encuentro va diciendo. No ir al roce físico y verbal sin necesidad. No está para eso.


Pensemos en el choque ante Colo Colo esta semana. Estúpida expulsión por la utilización de una careta con su cara que posibilitó, más la ayuda de otros compañeros en la misma –deficiente- sintonía que él, que el conjunto chileno se acercara en el marcador y casi lo empatara. Si no lo corrige a tiempo ese defecto tirará su carrera por la borda, tal cual le ha pasado a muchos. Todavía le queda cuerda para revertirlo.


Hablemos de la técnica. El paralelismo con Robinho resulta inevitable. Mismo equipo, puesto y movimientos similares. Entendiendo la juventud de Neymar, con apenas 19 años y pequeño rodaje en la liga brasileña, al menos se vislumbra una capacidad superadora al actual futbolista de Milán.


Efectivo con el arquero enfrente, imparable en el uno contra uno, exprimiendo al máximo un virtuosismo manifiesto con ambas piernas, las cuales le permite dañar desde los dos sectores. No tiene posición fija. Muy esquemáticamente lo ponemos como segundo delantero pero se maneja en todo el frente de ataque y, si no es abastecido, retrocede para estar en contacto con la pelota. Un movimiento de cintura y el rival queda en el camino. Aporta velocidad y gambeta en conjunción, aunque debe largarla más. Si entiende a jugar a un toque reforzará la supremacía sobre los rivales. Está a otro nivel, al menos en Brasil. Se genera el propio desmarque y siempre asoma como opción de juego potable. Neymar deberá comprender que un crecimiento madurativo lo transformará en un futbolista mucho más completo. Porque, en este loco fútbol, sólo con el talento no alcanza.


Seguinos en Facebook / Twitter: @apertoldi

miércoles, 6 de abril de 2011

Djokovic: tiempo y espacio

Tiempo y espacio. A veces se colocan en simultáneo, ensambladas como una pieza de rompecabezas. Novak Djokovic está en perfecta armonía con estas vertientes. En cualquier deportista, el grado de confianza resulta bisagra para determinar su funcionamiento en la alta competencia. Mucho más en el tenis, un juego donde ante todo el estado de ánimo es indispensable.


El serbio, excéntrico fuera del court, criterioso y responsable dentro, derrocha seguridad. Si la mano viene difícil, respira hondo y argumenta en el juego diferentes variantes para tratar de socavar al rival. Conseguido el objetivo, te dinamita. Punto a punto lastima la confianza del que tiene enfrente, cuyo rendimiento termina siendo errático, sin comprender qué modificó de un momento al otro. Ojo, mantiene un estado atlético envidiable. Confianza más talento más nivel físico: la ecuación da perfecta.



En tiempos de Nadal y Federer, éste último con un nivel decreciente lógico producto de su edad, Nole aparece como el rival a vencer por parte del mallorquín. Miami e Indian Wells marcaron la agenda reciente de este enfrentamiento. Los dos para Djokovic. Lógica amenaza: 24 victorias al hilo y ninguna derrota en este 2011. En canchas rápidas, imbatible. Hay un crecimiento madurativo en su tenis, modificación de temperamento, cambios que lo convierten en un tenista plenamente comprometido para luchar palmo a palmo por el número 1.



El axioma hace algunos meses marcaba que, en igualdad de nivel, Nadal sacaba ventaja sobre Djokovic. Hoy, esta afirmación se debe poner en el tapete, discutirla, analizarla. Están las posibilidades de que, si sigue a este ritmo el resto de la temporada, pueda desplazar al español del lugar cumbre del tenis mundial. Los tiempos indican que se vienen las canchas lentas, especialidad de Nadal. No falta tanto para Roland Garros, medida indispensable para delimitar el accionar de Djokovic. Triunfos en una especialidad no tan de la casa forjarían aún más un carácter que dio pautas de solidez.


Seguinos en Facebook / Twitter: @apertoldi

lunes, 4 de abril de 2011

5 claves de la fecha 8


Calma, Boca. Desahogo en la Bombonera. Un triunfo trabajado, atareado, ésos que se disfrutan un poquito más. Por el rival, por la desventaja rápida en el marcador, por los nervios in crescendo. Pegada con tiza de Riquelme y el cabezazo agónico de Viatri dieron una bocanada de aire. En funcionamiento, déficit. Al menos y al igual que en Santa Fé se llevó los tres puntos. No es poco.



Una de futsal. Se juntaron los planetas, apareció el juego perdido y con una perlita de fútbol 5, River se llevó tres puntos de ORO en su visita a Quilmes. El gol de Ferrari, aunque la genialidad, toda, toda, se la lleva Lamela. Después aguantó, punta para arriba y dejar que corran los minutos. Está Carrizo, providencial como siempre, y el ánimo en alza. ¿Promoción? No, gracias.



Guarda que vengo. No se olviden de Vélez. Tras un inicio turbulento, tomó aire, las figuras aparecieron y ya está ahí de la punta. 2 a 1 ante Olimpo en Bahía. Sin grandes luces, con oportunismo que el momento del partido requería. Hay rodaje de juveniles, Ricardo Álvarez sigue elevando el nivel y recupera soldados para lo que se viene.



San Lorenzo y un partido inexplicable. El fútbol tiene estas coyunturas. Situaciones concretas de gol que se dilapidan una tras otra y que decantan en un accionar grave en tu propio arco. Los de Ramón Díaz generaron 5 chances claras pero en dos opciones que tuvo Colón se puso 2 a 0 y ahí estuvo de meter el tercero al final del primer tiempo. Sintió el golpe, y a pesar de generar nuevas oportunidades en el complemento, no pudo dañar a la estructura defensiva planeada por Gamboa.



Gimnasia y un partido inexplicable (parte II). Hizo todo. Pero perdió. Puede fallar, diría el recordado Tu Sam. Independiente exprimió al máximo lo que tuvo frente al arco. Por eso ganó. Sí, el Lobo concibió de forma óptima el juego, administró los tiempos del partido, enhebró jugadas de riesgo. Pero falla en los últimos metros y todo se vuelve cuesta atrás.


Seguinos en Facebook / Twitter: @apertoldi

sábado, 2 de abril de 2011

Literatura en D5: "La catástrofe perfecta" de Ignacio Ramonet

La crisis surgida en Wall Street que inició su desfondo desde 2008 y sigue generando distintos focos conflictivos a lo largo del planeta, afectando a economías de distinto relieve sin distinción como España, Islandia, Grecia, Irlanda y Portugal, por mencionar algunos casos, pone a la luz el declive de aquellas nociones de desregulación que surgieron a partir de la asunción de Ronald Reagan y Margaret Thatcher en EEUU y Reino Unido, respectivamente. Si nos referimos a desregular, hablamos de una actitud del Estado en cambiar las reglas de juego para beneficiar a los conglomerados financieros y bursátiles de carácter multinacional. Contexto que narra cabalmente Ignacio Ramonet, ex director de Le Monde diplomatique en “La catástrofe perfecta”.


Neoliberalismo. Una obra que indaga sobre este significado, hurgando elementos en su arqueología, exclamando el papel activo de los medios de comunicación como órgano ejecutor de esta doctrina que, en América Latina, espacio geográfico en que se llevaron sistemáticamente estas prácticas, partiendo de la consolidación del Plan Cóndor, dejó a la región signada por la desocupación, pobreza y desigualdad. El Estado es ineficiente, el Estado no sirve, el Estado sólo debe cumplir funciones normativas. ¿Se acuerdan? Martínez de Hoz, Cavallo, Menem, Dromi y la lista sigue. Laissez faire. El mercado como Dios excluyente. Una religión única y monoteísta. La especulación como plegaria.



Ramonet cita un caso paradigmático: Chile. Ese “milagro chileno”, frase perteneciente a Milton Friedman, gurú esencial en el fortalecimiento teórico del neoliberalismo tiene cifras claras. El desempleo durante el gobierno democrático de Salvador Allende había sido de apenas un 3%. En quince años de experiencias ultraliberales, con los Chicago Boys determinando qué hacer con la economía y Pinochet acatando como si fuesen órdenes divinas, se había llegado al 20%. Ah, el 45% de los chilenos se encontraba bajo la línea de pobreza.


Volvemos al presente. Cuando la burbuja inmobiliaria se pinchó, cuando el sistema bancario y bursátil cayó barranco abajo, todos salieron a buscar la beneficencia de ese Estado otrora estúpido, torpe, el cual debió sacar del placard las teorías de Keynes e intervenir para salvar a los bancos, entidades financieras. Miles de desempleados en la calle, familias a las cuales se le destrozó, por decisión de otros, lo que habían construido durante años.


Ramonet pregunta, responde, manifiesta, aclama verdades, exige sentido común. “La catástrofe perfecta” con un idioma claro, explicativo al personalizar cada término que se profirió hasta el hartazgo en la prensa y refresca la mirada de un fenómeno actual, presente, con el fin de otorgarnos pluralidad y sobre todo antecedentes históricos, un hilo que enlaza acontecimientos que vivimos, que fuimos, que somos parte.


Seguinos en Facebook / Twitter: @apertoldi

Buscar en Doble 5

Cargando...
Colaboraciones