domingo, 28 de agosto de 2011

Literatura en Doble 5 ("Ciencias morales" por Martín Kohan)

A Martín Kohan lo conocí por Perfil. Columnas suyas, cortas pero que daban la pauta de encontrarnos ante una prosa de nivel, cuidada, puntillosa, ésas que te dejan siempre con ganas de algo más. La palabra como herramienta descriptiva, como traslado inequívoco a otra realidad, a convertirse en otro, a ser partícipe de los hechos como observador dentro de cada escena. Literatura ciento por ciento. Feria del libro, ya hace varios meses y en uno de los estantes apareció "Ciencias morales", una de las obras con mayor relevancia de este autor argentino, premio Herralde de Literatura. Sin dudarlo, lo agarré. Pasaron semanas, uno va picando otros libros, otras historias, otras temáticas y ya daba vueltas por mi cabeza empezar con Kohan.

El resultado fue positivo por dónde se lo mire. "Ciencias morales" es una historia simple, datada en 1982, la de María Teresa, una joven preceptora de Colegio Nacional de Buenos Aires, quien vive solamente con su madre, en estado de depresión y recibiendo noticias de su hermano, pronto a ser enviado a las Islas Malvinas y en el cual Kohan describe de manera brillante y crítica al mango, a través de una historia común, sin estridencias, el contexto de época. Se ubica en retrospectiva y analiza a partir de lo que vive María Teresa en el colegio, en su rol, formas y procederes lo que le pasa al propio país, las heridas de una dictadura sangrienta a punto de culminar, la ebullición generado por Malvinas, una patriada insulsa pero sangrienta por la cual de centenares de compatriotas dejaron su vida.

La historia de María Teresa tiene como eje su relación con el señor Biassutto, el jefe de los preceptores, o sea su jefe, enaltecido por los directivos del colegio por haber sido partícipe fundamental en la confección de listas de estudiantes "peligrosos" en años anteriores. En este vínculo, corazón de la novela, se delimita ciertos aconteceres que repercuten en la protagonista, como por ejemplo, a partir de haber percibido olor a cigarrillo en un alumno, comienza a introducirse en forma sistemática en el baño de los varones para detectar al infractor y así subir escalones en la consideración de Biassutto. Aquí se ve lo mejor del autor, la exquisitez de cada sensación, la palabra justa para narrar lo que respira esta joven, inocente, sin experiencia en el sexo y que, con el correr de las páginas, avanza superando sus propias barreras, derribando, en su mayoría dentro del ámbito estudiantil los preconceptos que carga. La historia entre ellos se desarrollará con características particulares. Pero dejamos la incógnita sin despejar. Tendrán que leerlo.

Kohan utiliza un número determinado de páginas para describir un momento que se prolonga por escasos segundos. Si sos de aquellos/as que necesitás palo y palo en cada momento para mantener la atención, tal vez "Ciencias morales" no resulte lo recomendable. Te atrae pero no a través de la acumulación de hechos sino de la composición de los personajes, cómo desmenuza el mundillo del colegio, la rigurosidad del mismo, los integrantes secundarios, las situaciones dadas. Brinda la pauta de ser una historia pensada miles de veces antes de ser escrita. Que, como siempre decimos, la buena literatura se obtiene luego de semanas y meses con el culo en el asiento, puliendo, purificando cada término, ubicarlos como si fuese un rompecabezas que debe lucir perfecto. Las librerías están repletas de textos carentes de profundidad, donde como en muchas esferas, el mercado regula y promueve ciertos autores que escriben pensando más en ellos que en el protagonista principal, el lector. Un divismo latente. Kohan, en cambio, apunta su artillería lingüística por y para el tipo que está leyendo su libro. Convido este aperitivo para si quieren lo tengan como referencia si andan con ganas de leer una novel argenta. Lo vale, créanme.

jueves, 25 de agosto de 2011

Hola visitantes, otra vez imprevisión

El retorno del público visitante al Ascenso vuelve a ubicar a la AFA en el ojo de la tormenta. 4 años, una desidia marcada, donde los dirigentes descansaron en la premisa que todo se mantendría igual. No, descendió River, apareció el público "neutral" y Grondona estuvo entre la espada y la pared. Previa charla personal en la Rosada y lo conocido. Por el momento, esta resolución se aplicaría sólo en el Torneo Nacional, con un ingrediente particular: el club que no pueda darle lugar a los hinchas visitantes, perdería localía. Atlanta, Ferro, Deportivo Merlo y Chacarita son ejemplos de esta situación. Esta última institución, todavía permanece construyendo su estadio.

Estas resoluciones van de la mano por la mera coyuntura, no existió desde 2007, una planificación de cómo tratar de solucionar los distintos actos de violencia ejercidos en las categorías menores del fútbol argentino. Sucedió lo más simple, cerramos con candados la tribuna visitante y listo. Así transcurrió el tiempo, nos lavamos las manos aquí y allá y los índices de incidentes, por lógica propia, descendieron. Sin público visitante, el costo de los operativos policiales también se redujo bruscamente para el beneplácito de las economías de los clubes.
Partamos de una premisa, jamás podríamos estar de acuerdo con que los visitantes no concurran a los estadios. El Estado debe brindar los mecanismos necesarios para la seguridad de cada uno de los simpatizantes, sean del color que sean. Bien, ahora con esta reformulación, tan voraz y escasamente organizada, tampoco podemos asentir con la cabeza. Se ejecutan políticas de un día para el otro y los resultados, cuando la cosa empieza así, terminarán sin los resultados esperados.

En lo repentino, con lo sucedido en Mendoza, Julio Grondona tomó otra decisión apresurada, cegado en su batalla con Daniel Vila, para marcar la cancha. Los dirigentes del Ascenso ubicados en una encrucijada inesperada, algunos no pueden cumplir los requisitos que pide el Comité de Seguridad, desde infraestructura (Chacarita), iluminación (caso Guillermo Brown de Puerto Madryn), internas (Deportivo Merlo y dos tribunas para distintas facciones de la barra), otros hacen cuentas para ver cómo repercute la nueva medida en sus cuentas, se mueven al compás de lo que en un rato se define en Viamonte.

¿Qué se hizo hasta ahora para solucionar la violencia? Nada. Un candado y fin de la historia. Ahora hay que abrirlos sin ninguna modificación desde aquella trágica Promoción entre Nueva Chicago y Tigre. Pasen y vean, el circo en su plenitud.

Seguinos en Facebook / Twitter: @apertoldi

lunes, 22 de agosto de 2011

Música en D5: "Dulzura distante" por Ana Prada y Fernando Cabrera

martes, 16 de agosto de 2011

"Agüero es una fotocopia de Romario". Roberto Mancini

domingo, 14 de agosto de 2011

Sub 20, otra disgusto llamado selección

La estructura del edificio se desvanece, aflojan sus sostenes y el derrumbe está ahí, demasiado cerca, demasiado peligroso. Argentina no pudo superar a Portugal en los cuartos de final del Mundial Sub 20 y dijo adiós del certamen que se disputa en Colombia. Un final previsible, en un equipo con mejores aptitudes del que jugó el Sudamericano pero que careció de una idea juego fundacional, de accionar estrategias acordes al significado de la camiseta celeste y blanca. Walter Perazzo nunca se animó a arriesgar, intentar, probar, bien sabía que su puesto estaba en juego y así contagió al equipo, lamentablemente. Los cuartos de final, fase mortal que sigue atacando a los combinados nacionales, donde en este 2011, también la Mayor y el sub 17 fueron eliminados en esta instancia.

Hay aspectos positivos para destacar. Anoto a Esteban Andrada, el arquero de Lanús, seguido de cerca por el Barcelona, un jugador que elevó su rendimiento con el correr del campeonato, mostrando atributos técnicos muy interesantes, sumado a una contextura física impactante, superando el 1.90 mts. Adrián Martínez, lateral-volante de San Lorenzo, ausente por doble amarilla en los cuartos de final, mantuvo una regularidad y atrevimiento digno de marcar, otorgando salida limpia en el costado derecho. La tarea de Nicolás Tagliafico, por el otro andarivel, funcionó también de manera plena, más allá del penal errado en la definición por penales ante los lusos. Mérito de Perazzo fue la incorporación de Carlos Luque, de Colón, un joven que se fue ganando los minutos a base de rendimientos efectivos siendo un eje explosivo arrancando de la izquierda y trasladándose al centro, buscando sociedad con Lamela, quien lejos fue el mejor de Argentina, pero siempre muy solo, levantando la cabeza y no encontrando cómplices. Perazzo lo supo desde la primera fecha ante México y jamás supo resolver esa falla, no hablamos de agregar gente a cómo dé lugar sino de emplear una vocación superadora, sin ese miedo terminal a la derrota.

Los responsables de las selecciones nacionales acumulan otro fracaso. La designación de Walter Perazzo no tenía sustento práctico, sin experiencia en esta clase de combinados. No pateamos el árbol caído, la realidad había dado designios fehacientes que todo iba a concluir cómo concluyó. Argentina, meca de las selecciones juveniles hace apenas 5 años, cayó en las aguas de la mediocridad, incapacidad, producto de un seno dirigencial que no está a la altura de las circunstancias. Así de simple.

Seguinos en Facebook / Twitter: @apertoldi

viernes, 12 de agosto de 2011

Barcelona y Cesc: fin de novela

Es el fin de una novela. Cesc Fábregas terminará vestido de azulgrana. Han pasado más de tres años, en el que todos los protagonistas, desde el propio futbolista, Arsene Wenger, Josep Guardiola, Sandro Rosell, Joan Laporta y tantos otros, tomaron partido, discutieron mediante micrófonos en una transferencia que nunca llegaba a culminarse. Tinta y más tinta gastada en los períodicos, horas y horas en radio y televisión, que durante las últimas temporadas ponían como titulares la probable llegada del número 4 a Barcelona. Sin embargo, sólo palabras, Fábregas seguía jugando en Inglaterra y siendo eje referencial para la institución de Londres.

Cesc, quien partió desde muy joven a las huestes de Wenger, retornará a Cataluña, el sitio que lo vio nacer como futbolista junto a un tal Lionel Messi. La transferencia, de la cual tanto Arsenal y Barcelona no han brindado una comunicación informando el acuerdo, está concluída. 40 millones de euros, 34 en primer lugar y 6 distribuido en distintas variables, abonará el club blaugrana para quedarse con el jugador franquicia de los Gunners. Arsene Wenger lo había borrado de la lista para el primer partido de la Premier League. Una señal significativa.

Esto se confirmará pasado el domingo, cuando el Barcelona termine de disputar su partido ante el Real Madrid por la Supercopa. La idea de los dirigentes españoles es no distraer la atención del plantel de Guardiola y ya sí, a partir de lunes, hacerle los chequeos médicos correspondientes y presentarlo con la camiseta culé a los medios de comunicación. La llegada de Fábregas se suma a la del chileno Alexis Sánchez, dos refuerzos que otorgarán una plusvalía interesantísima a un grupo de futbolistas de elite. El trinomio Xavi-Iniesta-Cesc promete revolucionar aún más el desandar de un mediocampo de lujo, el mejor del mundo. No me olvido de Busquets. Si a esto se le suman Alexis, Messi, Pedro y David Villa, ya las palabras quedarán cortas, vacías.

Iba a llegar el día que Cesc se transformara en nuevo futbolista del Barcelona. Y se cumplió. Un jugador de elite, con clase internacional, que se suma al mejor de todos. Los hinchas del fútbol, felices.

Seguinos en Facebook / Twitter: @apertoldi

martes, 9 de agosto de 2011

Javier Pastore: una decisión errónea pero lógica

"Yo voy a hacer lo mismo que hago desde los nueve años, jugar al fútbol". Palabras sencillas, ésas que representan la personalidad de este jugador, hablamos de Javier Pastore (22), flamante refuerzo del Paris Saint Germain en una cifra cercana a los 42 millones de euros (60 millones de dólares), la más elevada que se conoce en el fútbol de Francia. Por eso extraje esta declaración, hasta inocente, en un mercado que satura de dólares, de un chico que sabe perfectamente la responsabilidad que recaerá en él pero decide sostener en la premisa con la cual se aferró desde siempre, agarrar la pelota, frente en alto y jugar, allí está el secreto de esto.

La temporada pasada dio como resultado que las capacidades de Pastore exigían un cambio cualitativo. Su rendimiento en Palermo fue sobresaliente, en un conjunto plagado de buenas intenciones pero sin la fineza que han implementado otras instituciones, con un mayor caudal técnico de sus intérpretes. Barcelona, Real Madrid y Chelsea preguntaron condiciones. Gigantes, colosos, la meca de Europa. Sin embargo, la billetera cargada vino de París, el famoso PSG de otras épocas pero que en los últimos tiempos deambula en la mediocridad de la Ligue 1. Desde 1994 no gana el campeonato local y su última clasificación para la Champions League data de hace siete años.
En Francia no encontrará un nivel con mayor exigencia, al contrario, aquí prima un contexto económico anormal para este fútbol, sorprendido por la llegada de inversionistas qataríes, cuyo capital hicieron desembarcar en uno de los clubes con mayor convocatoria en Francia y mediante 116 millones de dólares en incorporaciones, incluido Pastore, relanzar las aspiraciones de este equipo dirigido por Antoine Kombouare. El delantero Kevin Gameiro, el talentoso Jeremy Menez y el mediocampista central Blaise Matuidi fueron otros refuerzos de calidad probada que arribaron a la capital francesa. Estos tres debutaron el sábado en la derrota como local ante Lorient por 1 a 0.

Bien sabemos que la plata en exceso no decanta en la constitución de grandes equipos. El ejemplo Manchester City sale instantáneamente. PSG deberá reconstituir los tejidos institucionales, darle un período lógico para cimentar las bases con el propósito de volver a ser ese gran once que tuvo en otras épocas, ya lejanas. La gran pregunta es si estos muchachos de Qatar entenderán esta complejidad o seguirán gastando y gastando, renovando planteles por vicio. Si es esto último, el fracaso estará cerca, muy cerca.

En ser el principal conductor de este proceso de renovación sea quizás un aspecto por el cual el argentino pueda crecer profesionalmente. Lo ideal hubiese sido otro destino, Inglaterra, España o la misma Italia, sitios que exigen continuamente, que elevan la vara fecha tras fecha. Pero la oferta irrechazable llegó de otras coordenadas y la aceptación era lógica, quién no lo haría.

Seguinos en Facebook / Twitter: @apertoldi

Buscar en Doble 5

Colaboraciones