lunes, 30 de enero de 2012

Rodrigo Palacio, una joya que supo reinventarse

Y allí anda Rodrigo Palacio. Su periplo por Italia, en un equipo que quizás no hubiese sido el indicado pensando los pergaminos exitosos que arrastraba desde Boca. Habían surgido en su momento varios interesados de mayor fuste pero el bahiense prefería el fragor de la Bombonera, amén de un contrato en dólares que envidiaba a propios y extraños. Llegó Genoa. El pensamiento radicaba que pasaría un tiempo y volvería a préstamo a Argentina, una situación similar que atravesaron varios futbolistas. El probar un tirito afuera a ver cómo salía. Pero no. Palacio esperó, subió escalón por escalón y tras algunas temporadas hoy es el delantero de moda del Calcio. Goles, asistencias y rendimientos sobresalientes. El dejavú es insoslayable. Viendo al Palacio de hoy, vemos al Palacio de ayer. Esa velocidad especial, la técnica intacta y un olfato a la red que supo gozar en Argentina con la camiseta de Banfield y Boca. 11 goles, a tres de nada menos Zlatan Ibrahimovic y Antonio Di Natale. La última jornada, en el 3-2 sobre Nápoli anotó en duplicado. Se lo nota desenvuelto, con la picardía en estado extremo y los llamados no tardaron en llegar. Roma lo quiere para la próxima temporada.

Sabella lo tiene en cuenta, el futbolista lo admitió. Posee características que hoy no sobran en el seleccionado. Un delantero por afuera, que busca espacios y sabe cómo habilitar y generar sus propios movimientos. Hace falta, cómo no, un tipo que deshilache desde las puntas y aborde un casillero que hoy por hoy aparece sin completar en Argentina. El aprendizaje en un futbolista no se termina nunca. El don de la paciencia habló en la figura de Palacio, quien dejó de ser la figurita de moda, supo comprender el ostracismo y retomar la senda de la notoriedad. Vaivenes que sufre cualquier persona, el profesional no es la excepción. Válido, cómo no, sortearlo con dignidad confiando en sus condiciones.

Seguinos en Facebook / Twitter: @apertoldi

domingo, 22 de enero de 2012

The Boedo manifesto


Escribo como un deber. Pensado como una obligación que tengo que cumplir antes que sea demasiado tarde y poder descansar, al menos, más tranquilo. Hablo de un sentimiento, en este caso de San Lorenzo. Los próximos seis meses serán los más importantes en los últimos 20 años por lo menos. La Promoción, la bendita palabra que martirizó por Núñez con la peor consecuencia, aparece en acción. Un equipo, mediocre técnicamente, donde Madelón hace lo que puede y no lo que quiere, enmarcado en una crisis institucional ya sea desde lo financiero, social y dirigencial, esto último el gran flagelo que ataca a San Lorenzo en los últimos tiempos.Responsabilidad compartida con el socio, quien eligió a Rafael Savino en dos oportunidades como presidente, sabiendo o no, el proceso de vaciamiento y ausencia de políticas a mediano y largo plazo en el club. No interesó o se prefirió llevarse por el buen trabajo mediático para sostener la imagen de Savino, orden ejecutada desde la calle Viamonte. Pecado de la oposición de no capitalizar los errores, en demasía, de la gestión savinista, lejos, lejos, la peor que estuvo en Boedo. Cuando hubo posibilidades de cambio, el socio, tampoco quiso. Llegó Abdo, el tipo que fomentó y puso guita en esa aventura llamada Santiago Solari, Andrés D´Alessandro, Bergessio, Jonathan Santana y tantos otros, tantos espejitos de colores que finalmente al club le dieron migajas. Nadie se acordó.

Todos pensaron que llegaba Papá Noel con los dólares, y problema solucionado. Una alianza tripartita con Jorge Aldrey y Carlos Datria que terminó como suelen terminar las alianzas en estos pagos. Besos, abrazos y promesas de amor eterno antes de las elecciones, y luego, con el poder, ante la primera –mala- todos se abren de piernas y surgen las diferencias, que siempre estuvieron pero antes se tapaban por conveniencia. Así, Datria otra vez renunció, como también había ocurrido en la primera gestión de Savino y Aldrey, luego involucrado mediáticamente con un sobreprecio en la contratación frustrada de Osmar Ferreyra, ahora en Independiente, ya no tiene ni voz ni voto en la mesa chica dirigencial de San Lorenzo. Abdo, solo. Perdido y solo. Peor aún.

Lo grito, la necesidad de expresarme aflora sin pensarlo, veo una realidad injusta, cruel, pero que cada uno es responsable, por pensar en que lo mágico existe en el fútbol, que los proyectos no sirven. En estos meses, San Lorenzo jugará una partida por su destino. De sus dirigentes, nada puede esperar. Incapacidad, verso y mentiras, ah, además de seguir aumentando el pasivo con contrataciones que ni pueden pagar, como caso Ortigoza y Méndez. No me pongo en la postura de pobre San Lorenzo, qué mal que le hacen. El socio puso su voto y decidió seguir con la joda. Las inferiores destruidas, el club vacío, las actividades federadas en un colapso sin precedentes. Y algunos piden a Tinelli. Pelotudos hay en todos lados. San Lorenzo, crónica de un final anunciado. Ya se sabe. Ni quiero decirlo. El deber está cumplido, dije lo que me brota en la piel, lo que veo y no puedo callar. Hay que construir alternativas en el club, repensar cómo nos sacamos de encima a estos tipos, que no les importan un carajo los colores.

Seguinos en Facebook / Twitter: @apertoldi

viernes, 20 de enero de 2012

Tevez y un destino errante


El futuro de Carlos Tevez sigo sin tener rumbo fijo. Cerradas las puertas del City mientras Roberto Mancini permanezca en el banco de suplentes, el verano 012 trajo algunos pretendientes para contar con los servicios del argentino. Milan, Inter y luego Paris Saint Germain avanzaron con dicho propósito. En Italia, el interés se mantenía inalterable desde varias semanas pese a diferencias visibles en los montos. Desde Inglaterra se requería salvar la cuantiosa inversión realizada por el punta y las condiciones que proponía Milan era un préstamo hasta junio y luego abonar entre 15 a 20 millones de dólares. En el medio se metió Inter, pero generó más revuelo mediático que acuerdo entre las partes. Todo quedó en la nada. Finalmente, el PSG, ahora con petrodólares pidió condiciones y se acercaba a lo pedido por el City. Pero. Sí, Tevez se negó a pasar al conjunto parisino y dio por finalizada las negociaciones.


En todo este devenir ocurrido en los últimos meses, lo más alarmante reside en la pasividad mostrada por el futbolista para volver a las canchas. De esto ya habló el argentino, de un cansancio visible a la alta competencia, de las concentraciones y otras yerbas, siendo prioritario en él, el deseo de volver a su tierra natal. En Boca algunos se habían entusiasmado, pero el propio entorno de Tevez disipó esa chance. No se lo nota enchufado ni con ganas de revancha tras el escándalo que rodeó a su persona con su negación a entrar al campo de juego.


La pregunta resulta obvia: ¿qué le pasa a Tevez? La salida elegante al PSG tenía argumentos sólidos, un equipo en reconstrucción, con una billetera gorda para armar una estructura fructífera para que el flamante entrenador Ancelotti dispusiera a piacere, podía ser un renacer en su carrera profesional, una liga con menos presión y una ciudad que lo podía cobijar sin ningún problema. Pero Tevez dijo no y las incógnitas se mantienen. Ése es el problema, hablan todos pero el jugador sigue sin tomar ritmo futbolístico y de no mediar una solución en los próximos días podría quedarse toda la temporada sin jugar. Demasiado para un jugador de su clase.


Seguinos en Facebook / Twitter: @apertoldi

martes, 3 de enero de 2012

Volvimos!

Se habrán sorprendido quizás, quizás no. Doble Cinco estuvo un tiempo sin actualizarse. Causa: una sola. Una formulación de tesis para recibirme de Licenciado en Periodismo hecha en tiempo estrecho y con una incineración de neuronas notoria que imposibilitaba cualquier resquicio de abstraerme de otra cosa que no fuera cerrar el ciclo universitario. Sí, pregunten lectores. Salió todo demasiado bien y ya puedo andar pecheando con eso de “dígame Licenciado”.

En todo este tiempo no es que me haya olvidado en absoluto del blog, al contrario, pensé en colocarle algún post que citara la situación coyuntural que vivía, pero no se dio y pensé que el inicio del año podía ser un buen hecho para recomenzar tareas. No garantizo prolongación en el tiempo, estoy con algunos proyectos grupales como el de San Lorenzo TV, y escribir en otros lugares, a veces intentando que te paguen, otras por placer. Esto no quita de querer a este espacio construido hace más de 4 años, hoy también los tiempos cambiaron y los blogs han perdido esa cuota de influencia y masividad que otrora supo contar. El fenómeno Twitter parece ser su reemplazante. Pero en esta Argentina tan loca mediáticamente, de irrupción paulatina de nuevas voces, hay que cuidar cada uno de los espacios de expresión, por más cortos que sean.

El compromiso está. La mochila de la tesis es pasado y, algún tiempito de vacaciones oxigenará los pensamientos, la fluidez dialéctica espero que vuelva y estaremos dando una visión de lo que nos rodea, la premisa de este lugar. Me doy la bienvenida a mí y por supuesto a ustedes.

NoTe.-

Buscar en Doble 5

Colaboraciones