sábado, 21 de marzo de 2009

Todo en su justa medida

Ya resulta una tarea cotidiana abrir las páginas de los diarios y observar en la sección deportiva y en especial la que se refiere a la actualidad de la NBA, la mejor liga de básquet, que aparezca titulado que Luis Scola otra vez rindió de modo satisfactorio para su equipo Houston Rockets. Ya no es ninguna novedad: si la temporada pasada, su inicial en la certamen más competitivo del mundo, tuvo rendimientos superlativos que le posibilitaron formar parte del equipo de Novatos en el Juego de las Estrellas y convertirse en una pieza clave de su conjunto, en el 2009 la situación no ha cambiado. Su equipo, con andar interesante en la Conferencia Oeste (tercero, con record de 46-25), ha encontrado en Scola un jugador que aporta su granito de arena en diferentes facetas. Primero en la rubro defensivo, con rebotes y un desgaste continuo para sus rivales, pero también se le anima al aro y para notificar esto vale aclarar que en los últimos 20 partidos el argentino consiguió nueve doble-doble (es decir, más de dos dígitos en sus estadísticas personales). A comparación de la Liga pasada ha acrecentado sus números, ya que promedia 12,8 puntos por juego y la nada despreciable cifra de 8,5 rebotes. En consonancia a esta actualidad, los medios de Estados Unidos, que tienen hojas y hojas hablando de la devastadora crisis financiera, también tienen lugar para certificar esta gran actualidad que vive el ex jugador de Ferro, pieza también indispensable en el funcionamiento del combinado nacional.

Volviendo a su situación personal en los Rockets resulta plausible destacar que forma parte de una plantilla con diversas figuras, entre las que sobresalen Ron Artest, Yao Ming y el inefable Tracy McGrady, por citar algunos casos puntuales. Sin embargo, las diferentes funciones que ha cumplido Scola en el campo de juego lo catapultan como uno de los preferidos del entrenador Rick Adelman, quien afirma que "es absolutamente diferente. Tiene mucha más confianza en lo que puede hacer, y nuestro equipo reconoce que es muy efectivo. Creo que el factor de la experiencia solamente le ha dado confianza". Alguna vez hemos tenido el placer de verlo jugar en la Liga ACB española con el Tau Cerámica, donde se erigió como la estrella del conjunto y en el que se transformó como el máximo goleador de la Euroliga, el torneo de básquet más importante en Europa.

Este presente ratifica que estamos en presencia de uno de los mejores basquetbolistas que tendrá Argentina en toda su historia. Ese lugar que ya llegó Ginóbili con su magia inclaudicable a cuestas, pero que también tiene un espacio reservado para este lungo de 28 años y 2.06 mts a cuestas, que nos sigue dando satisfacciones día a día y que a partir de su profesionalidad y trabajo deja el orgullo argentino bien arriba. Como debe ser.

9 comentarios:

Esteban dijo...

pero por fin, hace años que se merecía algo y con la seleccion venia ganando y con muchos méritos...

saludos!

fernando dijo...

Un jugador al alza. Le sigo desde que estaba en el TAU. Ahora triunfa en la NBA. Un grande del basket mundial. Un abrazo.

Bocha dijo...

Gana mucho por lo poco que se, jeje no lo veo mucho a este deporte, bueno Note saludos... y cuando hablamos lo que te pregunte en el mail?

Devo dijo...

Me alegra que este rindiendo asi. La seleccion de basquet tiene grandes jugadores, y es un orgullo que puedan demostrar su potencial en la mejor liga del mundo.

Un saludo Note!

El Balón Europeo

``Voces, rumores y volantes´´

No, gracia a vo´ dijo...

Me encanta el Luifa Scola. Tiene unos huevos de otro planeta. Además de sus aptitudes técnicas, tiene un gran sacrificio. No tenía duda de que su nivel en la NBA iba a ser satisfactorio.

Saludos!

Migue

pd: Estamos de festejo en el blog. Cumplimos 2 años!

Nacho/PaladarPincha dijo...

Gran informe, y merecido si lo tiene Scola, que tan bien nos deja parados en EEUU representando a la Argentina, siendo parte de la Generación Dorada del básquet argentino, una camada destacable del deporte argentino.

un abrazo

Martín dijo...

Me encanta Scola y además siempre bancó a la selección

Pol Gustems dijo...

Scola es un peleador constante, que debajo del aro es un incordio por su lucha infinita. Además con los años fue cogiendo tiro de 5 metros. Lo sufrí (como aficionado al Barça de baloncesto) cuando estaba en el TAU. Me parece un jugador muy completo, como se ha demostrado, al nivel de la NBA.

Saludos!

NoTe dijo...

Gracias por pasar a todos y aguante Scola!

Buscar en Doble 5

Colaboraciones