lunes, 21 de enero de 2013

Escribir


Escribir sobre la plata es raro, supongo, porque escribiendo, salvo algunas excepciones, no se hace plata, servirá para descargar las miserias propias, anestesiar con destino incierto ciertos dramas volátiles propios de la existencia, darse un aire más intelectual, decir, mirá yo escribí esto, aquello, todo en busca del levante, en saciar las inclemencias de la carne, al menos por un ratito, atento, si tuviéramos más guita la carne sería mejor, más fresca, más puesta todo en su lugar, no nos hagamos los sotas. Lo que sí olvidate de engordar la cuenta del banco, no, pibe, piba, te equivocaste de vocación, empezá el CBC en Económicas o Abogacía, yo te cargo la SUBE para empezar y te presto de yapa los textos de Sociedad y Estado que compré en EUDEBA hace diez años. 

Pero nos preguntamos qué tiene el escribir que nos gusta tanto, que nos ocupa tanto espacio, que nos dicen en el laburo, che hay horas extras, más guita, y decimos no, no, no, no queremos más estar acá, sólo pensamos en llegar a casa y dar rienda al teclado, que suene una y otra vez, la descarga, una vez más, del odio irracional que nos ocasiona el ver la cotidianeidad, que es odio pero materia fértil para que caminando por la calle afloren palabras, recordarlas, unirlas en oraciones, sacar temas, esa implosión interna que exige un cartelito verde que diga salida con un tipito blanco haciéndose el runner. Un amor al odio, pienso en un rapto de estupidez poética, mil perdones, juro no repetirlo. Y ojalá que podamos laburar menos tiempo, si no se escribe, todo resulta absurdo, sin escribir, ¿cómo me saco la frustración que llevo conmigo? La ausencia de felicidad es la frutilla del postre para cualquiera que desee escribir, podremos discutir sobre estilos, formas, vocabularios, potencia, si escribe bien o mal, pero sin frustración pibe o piba, no podés culminar ni media carilla. Una linda vida no le interesa a nadie.

¿Somos frustrados porque nos falta ambición? No lo sé. Escribo esta pregunta y tengo miedo de apoderarme del cuerpo de mi terapeuta, que me mira, que es una pregunta tan de ella, y sí, puede ser que seamos unos frustrados, odiosos, que nos rompa soberanamente las pelotas que a otros les vaya bien con un estilo de vida que no toleramos, para peor cogiéndose a las mejores minas, tetonas, bien culonas, que en estos momentos deben explotar en la playa, bien de publicidad de cerveza, pero de vuelta maquinamos y decimos, cogerse a las mejores minas implica una exigencia constante, mucha guita, cambiar el auto cada año, el celular cada 6 meses, propiedades, y todo en una fila que con el paso de los años debe, en términos de obligación, seguir ascendiendo. No hay con qué darle, y tampoco nos gusta demasiado la guita. O seremos putos, qué se yo. No descarto ninguna hipótesis. 

Lo ideal, pienso mirando desde esta hemorragia arquitectónica que es el barrio de Balvanera, es bancar la parada con un laburo que soporte las estructuras, porque las necesitamos, porque las queremos, porque no me voy a ir a un monte a hacer la revolución viviendo de la agricultura y ya me estoy poniendo grandecito y con achaques para militar en el PO, que podamos encontrar tiempo, y allí sí, uso un término bien burgués, bien capitalista: maximizar. Quiero ser más claro, para qué necesidad más plata cuando tenemos lo básico resuelto. El objetivo reside a partir de ahora en poder laburar mucho menos manteniendo lo básico, una planificación aceitada que el hombre debería tener como puntal, ya sé a veces no se puede, pero hay que intentarlo, pisar alguna cabeza, no lo sé, ése fin permite que vayamos por todo y todos. Para tener tiempo, para respirar, para tirarse en una reposera, rascarse las bolas, leer cualquier libro, anotar ideas en papelitos, robar frases, ver cómo funcionan los diálogos, autoconstruirse con partes de uno que, por ratitos, lo convierten en un ser luminoso, quince minutos al menos. Estas ejecuciones corporales y mentales requieren claridad en los pensamientos, por eso refuerzo la idea de disminuir las horas laborales, carcomidas por la mediocridad y la repetición, sacadores de inteligencia, los contextos así, la mayoría en el contexto laboral hacen perder intelecto, y así andamos todos, medios zombies, sin sensibilidad, una carcasa inútil, deleznable, que me provoca arcadas algunas veces que me miro al espejo.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

When I originally commented I seem to have clicked the -Notify me when new comments are added- checkbox and from now on every time a comment is added I recieve four emails with the same comment.
Perhaps there is a way you can remove me from that service?
Many thanks!

Here is my blog ... FDA approved diet and appetite suppressors in Miami

Anónimo dijo...

Wonderful beat ! I wish to apprentice at the same time as you
amend your site, how can i subscribe for a weblog web site?
The account aided me a acceptable deal. I had been tiny bit familiar of this your broadcast offered
shiny transparent idea

Review my web site; Free Home Based Business Opportunity

Anónimo dijo...

Hi there, constantly i used to check website posts here in the early hours in the morning, since i enjoy to gain knowledge of
more and more.

My site ... Hotgirlsexcam.com

Buscar en Doble 5

Cargando...
Colaboraciones