sábado, 20 de octubre de 2007

Por dirigentes que estén a la altura de las necesidades

Leyendo el diario La Nación, lejos el mejor al hablar del rugby, al brindar diariamente un suplemento sobre todo lo que acontece en Francia con este mundial, me pareció oportuna mostrar la opinión del periodista Diego Quinteros, con respecto a las responsabilidades que tendrán que hacerse cargo las autoridades de la UAR y también de la URBA, para poder consolidar de forma fehaciente al rugby como un deporte que pueda llegar a un círculo mayor de personas. Creo que esta es la forma de terminar la mejor manera los análisis que estuvimos realizando ante cada partido de Argentina en una fructífera Copa del Mundo, en la cual ayer fue la frutilla del postre: vencer de esa manera a Francia, jamás se vislumbró, aunque con el esfuerzo y la garra de estos Pumas parece que todo es posible.
"La efervescencia por la gesta de los Pumas en territorio francés durará un buen tiempo. En estas horas, la atención está puesta en la final entre Inglaterra y Sudáfrica, pero el mundo ovalado observa azorado el impacto argentino. Sin embargo, este histórico tercer puesto debe ser analizado con atención. El fervor entusiasma a pedir (casi exigir) la incorporación de la Argentina en un torneo permanente (Seis Naciones, Tri Nations, Super 14). Y si bien el reclamo tiene argumentos muy atendibles, el primer punto por analizar es qué se piensa para que la estructura del rugby argentino se acomode al profesionalismo de los jugadores. Es decir, si los dirigentes de la UAR estarán a la altura de las circunstancias. Lejos de aquella fiebre en Francia, otros dirigentes, los que encabezan la Unión de Buenos Aires (URBA), han dado señales de que tampoco están a la altura de lo que se espera de ellos. Que en vez de utilizar este éxito de los Pumas para dar nuevo impulso a la actividad, se encargan de quitar prestigio y entusiasmo al certamen bonaerense. Ello quedó demostrado con los insólitos cambios de horarios que tejieron y destejieron en los últimos días para la fecha de este fin de semana. La secuencia de infortunios comenzó el martes último, cuando se decidió que, para que no haya acción durante la final del Mundial, la jornada se traslade al domingo. Pero les abrió la puerta a los clubes para que jueguen hoy, siempre y cuando el partido terminase a las 15 (una hora antes del kick off de la final). Ergo: todos los clubes eligieron los horarios a piacere y armaron una grilla alocada . Así, por ejemplo, en la Zona Campeonato hay siete partidos y cinco horarios diferentes. Pero eso no fue todo: por esta inusual carta libre dada a los clubes, el CASI y Manuel Belgrano se enfrentaron anoche. Lo peor es que la información oficial de ese partido sólo se conoció... ocho horas antes, apenas pasado el mediodía de ayer. Así, si usted es un habitué de las jornadas sabatinas de rugby local, tendrá serios problemas para saber a qué hora juega su equipo. Con la pantalla caliente, sería una buena manera de vender el certamen local. Pero otra vez, los dirigentes no están a la altura".

NoTe: La encuesta sobre el campeón de la F1 marca claramente que Lewis Hamilton se consagrará mañana. Revisando nuestro historial en las encuestas, tanto Alonso como Raikkonen se estarán relamiendo...

4 comentarios:

Tomás dijo...

la lei y es interesante lo que se plantea. Tengo mis dudas que los dirigentes se pongan los pantalones

CALIGULA dijo...

Tanto de que el fútbol debe mirar al rugby. En este caso la dirigencia del rugby ¿mirará su espejo más próximo (el fútbol)?

NoTe dijo...

En algunos aspectos sí, en otros esperemos que no...

bonito lunch dijo...

que los dirigentes del rugby tienen que estar a la altura de la circunstancia estaría bien pero habría que charlarlo .
pero ya eso de los horarios y los campeonatos es una reverenda boludez .
los que van a ver a sus clubes estan vinculados con ellos , no se enteran por los diarios

Buscar en Doble 5

Colaboraciones