viernes, 8 de mayo de 2009

Será romper o callar

Hay partidos que marcan la vida de un futbolista. El ejemplo más cabal de esta afirmación es lo que representa para Diego Maradona el encuentro por los cuartos de final ante Inglaterra en México 1986. Allí el 10 formalizó la expresión viva de sentirse el mejor de todos, de mirar alrededor y comprender que no había un solo tipo en la tierra que jugara mejor. Ese gol con la mano y la mejor obra de arte que una persona hizo en un campo de juego lo colocaron en un pedestal inalcanzable.

La cita del 28 de mayo en Roma significará el partido más importante para Lionel Messi. Sabe que es una oportunidad única que se le presenta para transformarse en el mejor futbolista del mundo. Sabe también que enfrente estará Cristiano Ronaldo, el as del Manchester United, a su vez su máximo oponente para lograr ese objetivo. Sabe que la actuación apática, tibia e ineficaz en el campo de Chelsea no puede repetirse en el Olímpico ante la mirada del mundo. Sino las críticas aparecerán por decantación.

Si bien Barcelona cuenta con un conglomerado de estrellas, jugadores desequilibrantes y de presente auspicioso por dónde se lo mire, irremediablemente dependerá su suerte de lo que surja a partir de los pies del rosarino. Desconectado, impreciso y fastidioso no sumará a las filas del blaugrana. Con Lio en su máxima plenitud, vertical, habilidoso y con velocidad supersónica, el conjunto de Guardiola será invencible. Muestra de ello fue lo sucedido en el Santiago Bernabeú.

No hay punto medio, grises ni equilibrio. La final ante Manchester será romper o callar. Para las estrellas como él la vida será siempre así. La gloria o Devoto. Romper los esquemas y demostrarle a todos qué es el mejor porque se lo ganó en la cancha llevando a su equipo a la gloria de Europa. O callar viendo cómo sus rivales festejan por segunda vez consecutiva la Copa de Campeones. Dirán que es mucha presión para una sola persona. Podrá ser, pero bien lo decía el filósofo y escritor francés Jean Paul Sartre: "Cada hombre tiene que inventar su camino". El de Messi puede girar completamente ese 28 de mayo. Y dependerá sólo de él.

9 comentarios:

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

Messi seguirá siendo un gran jugador. Incluso ya tiena una Copa de Europa en su palmarés. Un abrazo.

Esférico Balón dijo...

Excelente post, coincido plenamente, abrazo

Esteban dijo...

ojala que para 2010 lo tengamos derrochando magia, y es mas... no solo eso, salgamos campeones...

Lucas dijo...

Gran post como siempre!

El_Acertijo dijo...

coincido con Fernando, este es un gran articulo pero el Messi demuestra que en los partidos importantes descolla, los clasicos con el Madrid y durante toda la Champions, sin duda que una gran actuacion marcara a fuego su carrera pero, por mi parte, la opinion con respecto a Messi no cambiara.

Abrazo.

Tomás dijo...

Adri comparto lo que decis, tiene que aparecer Messi si o si

Sugar Sixx dijo...

Comparto... y le sumo que a Messi le falta aparecer en la selección como en el Barcelona.

Devo dijo...

Como lei por ahi, Messi tiene que decidirse, tiene que ser el mejor jugador del mundo no por un año, sino por 10. Hay grandes partidos que marcan a los jugadores, y los juzgan, si Leo tiene una buena actuacion ante el United, sin dudas sera el mejor de todos.

Saludos!

El Balón Europeo

NoTe dijo...

Gracias por pasar. Saludos!

Buscar en Doble 5

Colaboraciones