miércoles, 13 de junio de 2012

Poema XXIX por Fernando Pessoa



No soy igual en lo que digo y escribo.

Cambio, pero no cambio mucho.

El color de las flores no es el mismo bajo el sol

que cuando una nube pasa

o cuando entra la noche

y las flores son color de sombra.

Pero quien mira ve bien que son las mismas flores.

Por eso cuando parezco no estar de acuerdo conmigo

fijaros bien en mí:

si estaba vuelto para la derecha

me volví ahora para la izquierda,

pero soy siempre yo, asentado sobre los mismos pies.

El mismo siempre, gracias al cielo y a la tierra

y a mis ojos y oídos atentos

y a mi clara sencillez de alma.



4 comentarios:

David J. Pereira dijo...

Olá!

Podemos fazer uma troca de links entre blogues por favor?

O meu é: http://davidjosepereira.blogspot.pt/

Muito Obrigado!

Depois passem pelo meu a confirmar a troca, para eu também adicionar o vosso blogue aos meus links.

Anónimo dijo...

Hemos creado una competición de distintos deportes donde cada uno dispondremos de un equipo en cada competición. Si quereis participar registraros que es un momento y leer las bases del juego.
Un abrazo a todos.
Si quereis más información en
http://porracopini.foroactivo.com/

Inversión en Colombia dijo...

me gusta mucho este poema. saludos

Televisores Samsung dijo...

que maravilloso poema cada vez que lo leo, vuelve hacer como la primera vez.

Buscar en Doble 5

Cargando...
Colaboraciones