lunes, 1 de diciembre de 2008

H2O


No disfruta del talento innato de esos jóvenes granates que destellan en el Sur; tampoco cuenta con la rigurosidad táctica y eficacia que bien atesora el sorprendente Tigre del cada vez mejor técnico Diego Cagna y ni por asomo tuvo ese arranque demoledor del San Lorenzo, actualmente devaluado, de Cristian Ledesma, Pablo Barrientos y cía. Sin embargo, la capacidad invaluable de sus individualidades en circunstancias claves lo coloca con las mejores perspectivas para quedarse con el Apertura.

Boca no llena los ojos. Premisa que se puede comprobar cada vez que uno se sienta a observar al equipo de Ischia. Como atenuantes algunos marcarán que la racha negra de lesiones (empezada por Martín Palermo, seguida de Rodrigo Palacio y ¿terminada? por Gabriel Paletta) condicionaron en el combo futbolístico que podría ofrecer el Xeneize. Cierto por dónde se lo mire, aunque otros alegarán que un plantel de la variedad como éste, que se da el antojo de no contar con valores como Lucas Castromán y Neri Cardozo, por citar dos ejemplos, eso no se toma como excusa.

Juan Román Riquelme. Amado, odiado, insultado por purretes de Barrio Norte, Román se convierte en la estrella de un conglomerado de futbolistas que, más allá de si son amigos o no, necesitan sí o sí de su presencia. De mejor tinte físico, el estratega de la selección apareció en dos momentos claves del campeonato: primero en la victoria en el clásico ante River con una actuación soberbia y lo de ayer, ante un rival dificilísimo como lo es Racing, que bajó los brazos rindiéndose con la última pincelada del 10.

Mirando a todos desde arriba, los desacoples defensivos que se suscitan partido tras partido, la inseguridad del arquero García, entendible desde su poco recorrido en Primera y la escasez de ideas para dañar al rival de turno quedarán archivados hasta la próxima cita. Depende de Riquelme. Y ahí va Boca...

Imagen: Agradecimiento a Goal

7 comentarios:

fernando dijo...

Creo que Boca volverá a salir campeón de la mano de Riquelme. Se debería rendir homenaje a la calidad de este jugador. Un abrazo.

No, gracia a vo´ dijo...

No vi el partido de Boca el domingo pero la verdad es que no será un campeón que quede en el recuedo como un equipo estelar y avasallante.
Pasó lo mismo con el River del torneo pasado también. Cada vez lucen menos los campeones en Argentina.

Saludos Adri,

Migue

Martín dijo...

Sí, es raro este Boca pero me parece que saldrá campeón, saludos Note!

Nicolás dijo...

Debo ser sincero y aclarar que viendo el presente de River, para mi este Torneo perdio toda importancia. Repito, para mi.

Igual te digo, que el River campeon y este posible Boca campeon demuestran el nivel actual del futbol arg.
Un saludo Note.

www.dalepelota.blogspot.com
Nuevo post: "Cuando el futbl se corrompe"

Iron Fist dijo...

Hola, podriamos intercambiar links???

www.lanaranjabasket.blogspot.com

SALUDOS Y GRACIAS

Francisco dijo...

El torneo de Riquelme es discreto, solo se le puede adjudicar el tiro libre contra arsenal, y su volea ante Racing, pero en lineas generales fue un pobre torneo del 10 de Boca. Me parece que la tarea de Battaglia, Vargas y Datolo (aunque muy irregular), sumado a los pibes que la metieron en momenetos justos (gaitan con central, viatri con river y mouche con banfield), confabulan la mejor cara de este team xeneize
Saludos

14 dijo...

Penal para Boca?

Buscar en Doble 5

Colaboraciones