jueves, 2 de abril de 2009

Me pregunto y titubeo...

Un 6 a 1 no tiene explicación. Son resultados que suceden, a veces ayudados por determinados factores, otras tantas por cuestiones tal vez alejadas a lo futbolístico pero que deben generar una concientización sobre que lo sucedido ayer en La Paz afecta, sin lugar a dudas, la reputación y el prestigio de la Selección Argentina. No es un detalle menor, ya que esta noticia pululó por todas las latitudes del mundo. Las tapas del mundo se hicieron eco de esta goleada. Perder 6 a 1 duele. Duele porque ya no se puede culpar plenamente a la altura por lo sucedido, ya que en estas Eliminatorias, salvo el caso de Paraguay que también fue goleado, tanto Uruguay como Chile obtuvieron un empate y una victoria, respectivamente. Sin ir más lejos, Argentina en la pasada Eliminatoria para el Mundial de Alemania se trajo de La Paz tres puntos brillantes a base de una tarea colectiva sensacional. Duele porque lastima ver a nuestros colores deambular por el campo de juego sin encontrar respuestas. Duele porque ves la tabla de posición y resulta que equipos de menor relieve futbolístico como Paraguay y Chile nos miran desde arriba. Duele porque lo primero que aparecen son excusas y no autocríticas.

Sin embargo, lógicamente el crédito sigue abierto. El partido pasado ante Venezuela desde Doble 5 notábamos un crecimiento paulatino de diferentes futbolistas tras la asunción de Diego Maradona como entrenador. Debemos dejar esa visión tan argentina de la cosa, de reflejar que hoy somos los peores del mundo y hace tres días erámos Gardel, Le Pera y los músicos. Ni una cosa ni la otra. Tenemos interesantísimos valores y mucho futuro por delante, de eso no quedan dudas. No obstante, el resultado de ayer, junto a la no clasificación del Sub 20 argentino para el Mundial de Egipto de esa categoría, son dos sucesos que manchan el buen nombre de Argentina, ese mismo que ha sido forjado por gestas históricas que catapultaron a nuestra selección a la cúspide de este deporte. Será hora de barajar de nuevo y entender la grandeza de nuestra camiseta. Que lo de ayer no se repita. Jamás.

Notas relacionadas:

Tremendamente Motivados

Dale Pelota

12 comentarios:

Esteban dijo...

tenemos todo y no tenemos nada (¿?)
un 6 a 1 (game, set and match) es muy feo en contra... no encuentro explicaciones

saludos

bonito lunch dijo...

esta bueno para bajarle los humos a maladroga.

P. M. X. dijo...

Muy buen post, realista y convencido.

cultura-de-futbol.blogspot.com

fernando dijo...

Un 6-1 es una vergüenza. Si en vez de Maradona el entrenador fuese "X" las críticas habrían sido feroces. un abrazo.

Martín dijo...

Buen post, saludos!

Esférico Balón dijo...

Sin dudas es duro el golpe pero debemos confiar en que fue solo un tropezon

Nicolás dijo...

Senti verguenza como argentino. Solo quiero decir que lo sucedido lo tenemos que tomar como un aviso y saber que hoy en dia, clasificar para un Mundial no es sencillo.

Basta de creernos los mejores y de un dia para el otro, todo lo contrario. Terminemos con esto, de una vez.
Un saludo Note.

www.dalepelota.blogspot.com

No, gracia a vo´ dijo...

Gran post Note! Medido y en su punto justo, sin dejarse llevar adelante por la impotencia que como argentino debes estar sentido en este momento.

Saludos!

Migue

CALIGULA dijo...

Suscribo el post entero.

Saludos.

El_Acertijo dijo...

Sera una leccion?
Sera el resultado que nos dejo afuera del mundial (no creo)?
Sera un mal recuerdo?

el tiempo va a dar la respuesta.

Tremendamente Motivados

Alvaro Albricia dijo...

Más allá de la altura, lo de Argentina no tiene exlicación.

NoTe dijo...

Gracias a todos por pasar, saludos!

Buscar en Doble 5

Colaboraciones