sábado, 4 de abril de 2009

¿Qué pasa Roger?

El traspié sufrido por Roger Federer en las semifinales del Masters 1000 de Miami ante Novak Djokovic significa más allá de la derrota deportiva la apertura de interrogantes sobre el nivel del suizo durante la última parte del 2008 y que ha continuado en la actual temporada. Errático, con gestor de malhumor constantes, con escasa confianza para definir ciertos puntos en apariencia fáciles y sin exponer en el court esos dotes de maestría que tanto hicieron delirar a sus fans en todo el mundo. La derrota ante el serbio mostró una faceta desconocida para el actual número 2 del ranking, ya que cuando rondaba el tercer parcial y con un 0 - 3 en el marcador agarró la raqueta y la tiró al piso visiblemente enojado generando un abucheo del público, extrañado por semejante determinación para un jugador tan respetuoso como Federer. Revisando los números encontramos, en un dato que marca de cuerpo entero la realidad del suizo, que su último título lo consiguió el 20 de octubre del año pasado en su Basilea natal. Demasiado tiempo sin las mieles del éxito parecen afectar su rendimiento, tan poco acostumbrado a sufrir deslices.

Otro apéndice importantísimo para indicar se basa cuando el español Rafael Nadal lo superó en el ranking ATP y tuvo que comprender que el nivel del español, más joven que él y con una fortaleza mental a prueba de balas, constituía un escollo gravitante en pos de recuperar ese lugar perdido. Quizás la derrota en el Abierto de Australia ante el mallorquín fue la gota que rebasó el vaso. Desconocido, palabra clave para comprender esta actualidad de Federer. Desconocido para aquellos que consideramos a Federer como el mejor jugador de la historia. Desconocido para sus propios rivales que ya no lo enfrentan con el temor que infundaba hace unas temporadas sino que lo atacan y parece, por ahora, que le encuentran demasiado fácil sus puntos débiles. Por otra parte, Federer parece no haberse recuperado completamente de una lesión de la espalda que lo aquejó durante este año. También en 2008 se le diagnosticó mononucleosis que lo tuvo a maltraer también durante la última parte de esa temporada. Tal vez encontremos allí una serie de razones, además de las tenísticas demostradas anteriormente, para indagar lo que está sucediendo.


Tras el partido ante Djokovic, Federer habló ante los medios de prensa y manifestó que "ha sido un año difícil el último, especialmente en las superficies duras. No he estado ganando 20 torneos consecutivos, así que nadie espera realmente que gane". ¿Qué pasa Roger?

6 comentarios:

Esteban dijo...

se calentÓ :O
se acabó el humo helvético (¿?)
perdió la "coordinación"
el "timing" propio de su tierra...

fernando dijo...

fEDERer ve que los jóvenes mejoran y mejoran y su final está cercano. Cada vez pierde con mayor asiduidad. Pese a todo, sigue siendo un gran jugador. un abrazo.

Tomás dijo...

Se le paso el cuarto de hora

El_Acertijo dijo...

Heyyyyy! estaba vivo!!!!!. Todo ciclo tiene su final, le paso a Lendl a Sampras.. ahora es Roger.

Tremendamente Motivados


Por fin Masche Arriba, en el header!.

Devo dijo...

Buen articulo Note. La reaccion de Federer da claras muestras que ya no es el mismo. La calidad la tiene intacta, pero le cambio la cabeza, le han aparecido rivales y ha sido muy duro para el aceptarlo. Igual sigo pensado que es un fuera de serie.

Un saludo!

El Balón Europeo

Esférico Balón dijo...

Roger se recuperará porque es un grande

Buscar en Doble 5

Colaboraciones