domingo, 7 de junio de 2009

Sin crédito

La necesidad tiene cara de hereje. Y ganar, básicamente era lo que importaba. El llegar a esa sensación de sentirse más adentro de Sudáfrica 2010. Pero así no da. Argentina dio la peor cara de lo que va en las Eliminatorias, exceptuando la derrota histórica ante Bolivia en La Paz, recinto que en el día de hoy vio vencer a Venezuela por primera vez en la historia. Y sí, vieron que se podía ganar en la altura. La historia, tan justa, barre como siempre con las falsas consideraciones.

Este 1 a 0 ante el mismo Monumental gélido, apático y en el que el fervor aparece en cuentagotas implica comprender que en algo se está fallando. Los hilos conductores de juego siguen sin emerger en plenitud y la receta mágica, casi de Copperfield que juntando a los tres enanos (Messi, Tevez y Aguero) se desequilibraría a las defensas a pura gambeta y lujos parece temblar ante demostraciones futbolísticas escasas y donde prima la individualidad. Apenas eso. Maradona parece ensimismado con esa idea. Y eso también preocupa. Los caprichos no suelen generar satisfacciones a largo plazo, simplemente otorgan creer falsamente que uno tiene la razón y que el resto no se da cuenta.

Atrás ni hablemos. La permanencia de Heinze en el once titular no me entra en la cabeza. Rebobino, adelanto, veo videos, charlo con pares y sigo sin entenderla. Nadie duda de que dentro del vestuario sea un referente de peso y un ejemplo hacia sus compañeros, vale recordar el gol ante Perú en la era Basile cuando todos los futbolistas lo fueron a abrazar al del Real Madrid, quien había sido colgado por el entrenador tras su traspié en el cotejo ante Paraguay. Esto no quita las malas actuaciones que ha tenido ultimamente. Errático, sin poder controlar a los delanteros rivales y siempre en condiciones desventajosas. Por el lado del Cata Díaz, más allá del gol, encontramos a un defensor que colabora activamente en pelotas áreas pero cuando la misma está en sus pies deja mucho que desear, y en varias ocasiones, fue el punto de partida del juego argentino. Los resultados están a la vista.

Verón puso ganas, despliegue pero sumamente impreciso en esos pelotazos made in Brujita, ésos desequilibrantes que ejecuta en Estudiantes. Gago apenas duró un tiempo. Jamás encontró su posición y deambuló por la cancha. Gutiérrez corrió como Bolt y Powell juntos pero le falta claridad y sobre todo pegada en los desbordes. Para destacar lo de Masche. Huevos, huevos y más huevos. Bien puesta lleva la cinta. Pocas cosas más que resaltar, salvo la sobria actuación de Andújar, quien demostró no quedarle el arco grande y cuando lo llamaron dijo presente. Con Carrizo calentando banco, bien por el técnico en probar nuevas alternativas. Ganó Argentina y los cañones apuntan a Ecuador, en la mismísima altura de Quito. A no poner excusas y salir a dejar el orgullo argentino bien alto. Y que no nos corra la necesidad.

8 comentarios:

Esférico Balón dijo...

Argentina está lejos de ser un equipo. Le tengo fe a Diego pero hace depender mucho de las tareas individuales. Tampoco entiendo como juega Heinze: ni convocado debería estar

Darilo dijo...

No es fácil ser seleccionador en estos tiempos de inmediatez resultadista. Y la fecha actual de las eliminatorias da cuenta de esto. Paraguay se va cayendo. ¿Chile es el mejor ahora? Brasil goleó a las falencias uruguayas.

Yo le sigo dando crédito y confío que Diego vaya tomando nota de las debilidades que va mostrando la Selección.

Un abrazo.

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

NO, no me gustó Argentina. GAnó, pero no convencio. DEbe mejorar si quiere hacer algo grande en el MUndial. No se nota para nada la mano de Maradona en el equipo. Un abrazo.

Tomás dijo...

Muy intrascendente el equipo, era para Bergessio el partido de ayer

El Cronista Deportivo dijo...

La cancha estaba hecha un pisadero, si no... ¡Mamita! Le pegábamos flor de baile a los Colombian's boys.
Ahora en Ecuador vamos a dar cátedra...

(Me doy ánimo para juntar fuerzas y ver un partido más)

Lucas dijo...

Ahora que se lesiono el kun por qué no llama al pipita higuain

CALIGULA dijo...

Una salvedad a Verón que hizo algo más que errar dos pelotazos largos.
Es el único que entendió el partido.

Un saludo.

NoTe dijo...

Gracias por pasar! Saludos!

Buscar en Doble 5

Colaboraciones