jueves, 10 de enero de 2008

Cerrando heridas

Después de un largo proceso de estudio, entrevistas y evaluaciones, los dirigentes de Sudáfrica se decidieron por un gran cambio. Peter de Villiers fue designado entrenador del seleccionado de rugby y se convirtió en el primer técnico de raza negra de los Springboks. Paradójicamente y enmarcándonos en una realidad social que posee una alta tasa de discrimación hacia los negros, donde este deporte en Sudáfrica está dominado por deportistas blancos a pesar de que constituyen sólo el 11 por ciento de la población del país. "Voy a ser honesto con nuestro país; nosotros, como organización, valoramos la importancia de la transformación en una sociedad que está cambiando todo el tiempo; por eso creemos que es importante este nombramiento. En la elección, todos los candidatos tuvieron igualdad de oportunidades y no hubo otras razones que las estrictamente relacionadas con el rugby. Peter es un líder fuerte y un entrenador con una buena trayectoria. Es un gusto que haya aceptado", afirmó el presidente de la unión sudafricana, Oregon Hoskins, quien admitió que se decidieron por este entrenador no sólo por causas deportivas, sino también por la necesidad imperiosa de fomentar las tan ansiadas transformaciones raciales.

De Villiers, de 50 años, reemplazará en el cargo a Jake White, con quien el seleccionado sudafricano se consagró campeón en el campeonato Mundial de Francia 2007 contando con seis jugadores de raza negra. Entre ellos, el superveloz wing Brian Habana, premiado como el mejor rugbier del mundo el año pasado. En círculos políticos y deportivos habían surgido quejas sobre la preponderancia blanca en el rugby sudafricano. El responsable de política deportiva en el Parlamento, Buthana Komphela, llegó a decir que los Springboks eran "demasiado blancos" y que el rugby sudafricano debería intensificar su "transformación" para incorporar más jugadores negros. Al leer estas noticias y citando hace poco el caso de Yaya Touré cuando fue agraviado con cantos xenófobos luego de ser reemplazado en el estadio de Mallorca, sin lugar a dudas me genera una mueca de satisfacción enterarme de este cambio fundacional en la estructura organizativa de los Springboks, más cuando Sudáfrica es un territorio con cuantiosas segmentaciones raciales. De esta manera se abre un nuevo ciclo en la historia sudafricana que tendrá como objetivo además de metas deportivas, tratar de consolidar y reducir considerablemente la brecha que existe en este deporte entre negros y blancos. Ya hay una primera señal, y eso sin duda es una buena noticia para cerrar finalmente las heridas del pasado.

4 comentarios:

Fútbol en Clave dijo...

Gracias a genios como Nelson Mandela el mundo avanza hacia la no discriminación. Esperemos que gestos como estos sigan.

Gracias por comentar mi blog y seguimos intercambiando opiniones.
Un abrazo!

Lucas dijo...

No se de rugby pro me imagino que tiene que ser importante este cambio. Saludos

Anónimo dijo...

El rugby es el segundo deporte mas popular en ese pais, despues del futbol, y se puede demostrar que los derechos humanos se pueden implementrar en los deportes que despiertan pasion en un determinado lugar. Esta correcto que se haya designado a un hombre de raza negra

NoTe dijo...

Gracias por pasar a todos! Saludos y realmente muy contento con esta designación, es un paso adelante en estos temas.

Buscar en Doble 5

Colaboraciones