martes, 8 de enero de 2008

Un paso atrás

La derrota 3 a 1 de la selección argentina de vóley ante Venezuela por el Preolímpico que se realizó en la provincia de Formosa trajo como consecuencias, además de la casi lejana posibilidad de llegar a Pekín 2008, ciertas verdades de tinte contradictorio: a pesar de que nuestro país figure sexto en el ranking mundial, en los resultados no se plasma esa categoría que se supone que posee el conjunto albiceleste, aunque es innegable que el proyecto de recambio que tuvo durante estos dos años rebotando en la mente Jon Uriarte era lo que más precisaba el vóley nacional. A los nuevos valores les dio su oportunidad en torneos importantes en el que quizá no eran los mejores para que adquirieran experiencia y llegaran de la mejor forma al partido de ayer. Relegó a otros con los que podría haber obtenido mejores resultados. No pudo ser. Es valedero comprender que estos cambios continúan más allá de Pekín, y el crecimiento potenciado en jugadores que aún no han alcanzado el máximo, como Quiroga, De Cecco, Stepanenko, Orduna, García y Meana, no puede considerarse vano.

Refiriéndonos estrictamente al partido, contemplamos que Venezuela encontró en Formosa el desquite tras haber quedado al margen de los Juegos de Atenas 2004. En aquella ocasión, en Caracas, la Argentina le arrebató la clasificación; ahora, la vinotinto consiguió su boleto por primera vez para una cita olímpica.


Lamentablemente la inoperancia de la dirigencia posibilita que Argentina tampoco pueda disputar la próxima Liga Mundial, certamen que vendría al dedillo para esta nueva camada de jugadores pueda continuar sin sobresaltos este período de enfrentarse mano a mano con las potencias de este deporte. No obstante, podemos observar que esta derrota no resulta trágica ni dramática, más teniendo en cuenta que por su ranking, el conjunto de Uriarte debería disputar el cuadrangular de Espinho, Portugual, en mayo próximo (hay otros dos en Tokio y Düsseldorf), aunque allí las posibilidades serán remotas y dependerán mucho de los rivales. El contrato de Jon Uriarte termina después de los Juegos. Todavía queda esa opción lejana de repechaje para llegar a Pekín, de no ser así, es pertinente que el proceso comandado por el ex técnico de Azul Vóley siga idéntico rumbo al realizado durante estos dos años. De lo objetivos prioritarios, el recambio generacional y los Juegos Olímpicos, uno se consiguió y el otro está lejano pero se puede conseguir. El éxito llegará en el futuro luego de desandar en este proceso un recorrido con muchas piedras, pero que con trabajo e inteligencia se pudieron sortear.

NoTe: Llegamos a las 10.000 visitas, sinceramente una utopía haber llegado a este número. De corazón, mil gracias, no perdón, diez mil gracias!

4 comentarios:

Recontra dijo...

Ni para atrás ni para adelante el Voley cheee!

En fin, Felicitancias por la excelncia del blog...AAh!, y por la cantidad de visitas de este blog!!

Agustín dijo...

En Voley contamos con un seleccionado que, desde hace una década aproximadamente, oscila entre el nivel "B" y "C" a nivel mundial. Milinkovic con su carisma le aportó mediatización a un deporte en el cual siempre fuimos del montón, en especial durante el período 2000-2004 que comprendió dos juegos olímpicos y el mundial realizado en Argentina...

Hoy por hoy, y lógicamente dejando de lado el fútbol y básquet, tanto el Rugby como el Hockey femenino han tomado la posta por sobre el Voley en esa categoría (arlequinera) referida a "deportes simpáticos con protagonistas carismáticos"...

Tomás dijo...

Felicitaciones adri, muy bien por el blog que se lo merece.

NoTe dijo...

Gracias por pasar a todos!! Saludos

Buscar en Doble 5

Colaboraciones