viernes, 13 de junio de 2008

Hay palabras que matan...


"Me arrepiento de haber dicho la barbaridad que dije respecto a Verón, pero hay que entender el contexto en el que dije esa barbaridad, le pido disculpas públicamente porque lo que dije lo que dije en público y también al grupo porque me podrían haber dejado de hablar y no lo hicieron".


Así con estas sencillas palabras se expresó Leandro Lázzaro, al ser consultado por los cuantiosos medios de prensa que se dieron cita en el entrenamiento de Estudiantes. Recordemos que el ex Tigre había cargado duro con la Brujita, a quien acusó de haberlo defraudado como persona. "La verdad es que no puedo creer lo que dije, no sé que se me cruzó por la cabeza. Escuché la cinta y estaba todo lo que dije, se me clavó una espada en el pecho porque cuando la escuché recién me di cuenta lo que dije", explicó.


Lázzaro agregó que lamentó sus dichos ya que Verón "está pasando un momento alegre porque volvió a la Selección, me siento una mala persona y escuchando la nota de vuelta me sentí muy mal. Hablé con el padre y le pedí disculpas también, después lo llamaré y le pediré disculpas". Este tema sale a la luz horas antes del partido del León ante Tigre, en el que el delantero se negó a jugar ya que posee un gran cariño por la institución de Victoria. Aquí recayeron algunas críticas -lógicas- del capitán ante tal actitud de Lázzaro.


Es válida su rectificación sobre esos dichos, pero marcan ciertamente un contexto en el cual los grupos de futbolistas no están pasando por su mejor momento y como siempre suele suceder nunca se sabe bien qué es lo que ocurre para que se llegue a semejante declaración. Lo sucedido en San Lorenzo, con la emblemática frase de Silvera ("si encuentro al vigilante le arranco la cabeza"), River y Boca denotan una realidad en la cual los jugadores parecen haber dejado el característico cassette para ventilar sus intimidades a la prensa. En las últimas horas se le sumó el duro cruce que tuvo el técnico de Newell`s, Ricardo Caruso Lombardi con Nicolás Cabrera, agregándole un capítulo más a estos controvertidos sucesos.


Llegaron los tiempos de las frases explosivas y que traen cola. Lázzaro sabe que cometió un error severo que lo dejará mal parado ante la gente y un tal Verón. Hay palabras que matan...

9 comentarios:

fernando dijo...

Errar es de humanos, rectificar de sabios. Un abrazo.

Dale pelota dijo...

Es un bolu... me parece que se dio cuenta que habia insultado a VERON, grato nombre en Estudiantes y por eso se arrepintio...
Un abrazo Note.

Walter Fonseca dijo...

Que tal Note.
Lázaro mostró que no tiene nivel para Estudiantes y que las rectificaciones mal hechas acentúan lo desdicho.

Un saludo.

El_Acertijo dijo...

Hay algo peor que decir las cosas de frente.... arrepentirse!!!

abrazo de gol

www.tremendamentemotivados.blogspot.com

Ruben

Alejandro dijo...

Cuando la gente se equivoca lo correcto es rectificar, y eso es lo que ha hecho.

Un abrazo

http://pasionsevillista.blogspot.com

La quinta del Buitre dijo...

Se debería contar hasta 10 antes de emitir opiniones equivocadas. Pero en fin, después de esto, lo mejor es arrepentirse y dar la cara.


Un abrazo, amigo.

No, gracia a vo´ dijo...

Por lo menos salió a rectificarse. Habrá que ver si realmente esta arrepentido! Uno no dice esos dichos asi porque si.
Yo creo que la magnitud de Verón en Estudiantes lo hizo "cambiar" de posición!

SALUDOS,

Migue

Recontra dijo...

Todos aflojan alguna vez...

NoTe dijo...

Gracias a todos por pasar!!!

Buscar en Doble 5

Colaboraciones