martes, 4 de agosto de 2009

¿Dará huevos la gallina?



Sin dudas River en estos últimos 2 años (y un poco más hacia atrás también) ha dado la noticia en el mundillo futbolístico y no justamente por sus éxitos o logros deportivos (más allá del campeonato logrado bajo la dirección táctica de Simeone) sino más bien por su desorden institucional y el mal desempeño de sus futbolistas en los torneos locales y también en los internacionales. Una de las cosas que más se le ha criticado a José María Aguilar son sus malas decisiones a la hora de conformar el plantel para afrontar las diferentes competiciones, muchas veces optando por jugadores de no tanto renombre, que tuvieron 1 o 2 temporadas en buen nivel y luego se terminaron desinflando (San Martín, Oberman, Lussenhof, Galván y sigue la lista…). Teniendo en cuenta el mercado de pases en esta gran institución del fútbol argentino hasta ahora: ¿para qué está River hoy?

En un pasquín muy conocido hoy lo vemos a Gorosito que declara expresamente la falta de jugadores que “metan” en el plantel, porque de calidad y talento para crear juego tiene de sobra. Ahora bien: ¿es tan así? Por un lado es cierto que River carece de jugadores que se destaquen por su personalidad y también, a la hora de jugar, por meter la patita, como se dice comúnmente en el fútbol argentino. En este rubro ni siquiera los centrales que tiene el club son de jerarquía (Cabral, Nicolás Sánchez, ¿Mussachio?) y es acá donde evidentemente River sufre por su carencia de solidez defensiva. Recordar que el club no logra establecer una dupla de centrales desde la época de Ameli – Tuzzio. Pero también es cierto que, hoy por hoy, el técnico de River depende de que ni a Ortega ni a Gallardo, y hasta me animo a agregar a Fabbiani, les agarre siquiera un pequeño resfriado. ¿Por qué digo esto? Sabido es que a un futbolista de 30 y tantos años no se le puede pedir el mismo estado físico que a un chico de 20. Comprendido esto, los dos jugadores más talentosos de este plantel millonario indudablemente van a sufrir lesiones durante el campeonato, es inevitable (de hecho, antes de que comience, ya lo vemos a Ortega con una de ellas). Cuando pase esto: ¿quiénes los van a reemplazar? Nestor Gorosito nombra a Mauro Díaz, por ej., como un reemplazante. ¿Está preparado un chico con no demasiados partidos en el lomo para representar a 2 históricos? No. Definitivamente no. ¿Lizio? ¿Barrado? Ninguno tiene la jerarquía del Muñeco o del Burrito. Por el lado del centrodelantero tampoco: hoy solo Fabbiani es un delantero con experiencia en Primera (más allá de que juegue bien o lo haga no tan óptimamente). ¿Qué pasa si se lesiona? ¿Lo reemplazarán Elias Strahman, el “Tortuga” Fernández o Gil? No parece viable. River está incompleto por donde se lo mire.

Pese a haber expuesto esto, me permito expresar mi opinión sobre lo que deben hacer clubes tan desordenados como uno de los dos clubes más grandes de la Argentina: apostar a las fuentes. Es cierto, parece una contradicción: se le critica aquello que se le está pidiendo. El punto pasa por otro lado: tal vez lo hinchas de River deban adaptarse a la idea de que éste sea un famoso “campeonato de transición” para ordenar las cosas y hacer borrón y cuenta nueva. Ir fogueando juveniles, darle la chance a aquellos discutidos de tener su última oportunidad y volver a empezar en los futuros torneos con las cosas bien en claro. Si River no trae refuerzos rimbombantes, es lógico que lo haga, y hasta saludable. Es hora de que, como dijimos anteriormente, los grandes se ordenen, y lamentablemente la única forma, a veces, es resignar en lo deportivo.

D5: Gracias a Nicolás que nos regala una vez más su visión del fútbol argentino. Que se repita!

8 comentarios:

Esteban dijo...

no se, la verdad que no se... creo que Fabbiani y como se está tratando lo de Ortega. Ah, y esperemos a las elecciones que se vienen en river

Nicolás dijo...

El tema River da para largo. Las cosas se viene haciendo mal hace por lo menos 5 años, tanto a nivel institucional como deportivo. Y el gran responsable de este presente lamentable tiene nombre y apellido: Jose Maria Aguilar.

Hoy no esperemos milagros. Hay que esperar hasta diciembre y de ahi en aelante comenzar a forjar un futuro mejor. Llevara años..
Un saludo.

Matias Mosquera dijo...

Totalmente de acuerdo. Cualquier jugador que pise River hoy se quema.

El tema de river yo creo que ya es una construcción psicológica, a mi me da la sensación cada vez que lo veo que va a perder, incluso que cada jugador que trae va a fracasar.

Me parece que:
Debe mantener a Ortega y Gallardo, y si puede repatriar a algún histórico más, mejor. Jugadores que recuerden los buenos momentosy combatan contra esa mentalidad perdedora que se generó. Estos, mesclarlos con jugadores de las "fuentes, para volver a jerarquizar el club.

futbollium dijo...

Por el bien del fútbol esperemos que River vuelva a ser de los punteros en Argentina . los grandes siempre vuelven aunque a River le esté costando hacerlo .

Un saludo

Tomas dijo...

Muy buen post, slds!

Deperfilconocelo dijo...

Es bueno el análisis. Para colmo Boca se reforzó bien. El chileno es un jugador bárbaro, Insúa es muy vertiginoso y a éste Boca con la pausa de Riquelme le sirve...y mucho. Se compró un muleto para Ibarra, que mostró agallas y tiene hambre de gloria. Y en cuanto a River habrá que ver el esquema que planta Gorosito....deposito mas confianza en Buonanotte y Mauro Díaz que en Ortega y Gallardo aunque cause mucha controversia.

Nadie quiere ir a river hoy, porque es quemarse. Coincido con el que lo dijo.

bonito lunch dijo...

disculpame, pero la expresión director tactico no quiere decir nada.
river es un desastre y te ovidaste de nombrar a rosales...

NoTe dijo...

Gracias por pasar!

Buscar en Doble 5

Colaboraciones