jueves, 1 de septiembre de 2011

Gaudio, cuando el todo es más que la suma de las partes


Y sí, Gato, ni había que decirlo. Señores, se retira Gastón Gaudio, el tenista más talentoso detrás de Vilas. El irreverente, sarcástico, inestable, depresivo, odioso, querible, bohemio, tantas palabras que engloban a una misma persona, un jugador que dejará una estela de talento único que ya forma parte de la historia del tenis argentino. Ese revés a una sola mano tiene destino de pieza arqueológica. Cuando pasen los tiempos, existen este tipo de acciones que se guardarán con paciencia en los estantes de cualquier museo.

Nunca lo sedujo la victoria en sí. Pienso, analizo mientras escribo estas líneas. Observar sus videos significa evaluar desde otra perspectiva que, en algunas circunstancias, lo efectivo no hace a la felicidad, el regocijo de ciertas jugadas made in Gaudio hacen obsoleto el resultado final, que se transforma en una coyuntura simple, sin redundancia.

Mejor me callo, dejo de usar el teclado, me abro una cerveza y pongo play. Señores, de vuelta, Gastón Gaudio se nos retiró. Pero miren lo que dejó.

3 comentarios:

No, gracia a vo´ dijo...

Una lástima que su cabeza no le haya dejado mantener una regularidad durante su sinuosa carrera. Este chico ha tenido mucho pero mucho talento.
Así y todo logró grandes cosas, y eso no se lo quita nadie. Como los talentosos, ha logrado
Nos quedará ese sabor de boca agridulce por saber que pudo lograr más y algún que otro compilado con sus rabietas más famosas.

Saludos,

Miguel

Gabo dijo...

Me acuerdo un comentario de un periodista colombiano: "A mí el tenista de ustedes que me gusta es Gaudio, tiene un reves de puta madre, pero su cabeza es una mierda".
Se veía venir el retiro, hacia rato que era un ex tenista.
Un grande el Gato.

http://blaugranatv.blogspot.com

Anónimo dijo...

Grande Gato!

Buscar en Doble 5

Cargando...
Colaboraciones