miércoles, 9 de mayo de 2007

Pertenecer tiene sus privilegios

No nos referimos precisamente a esa antigua publicidad de tarjetas de crédito sino a la causa del porqué muchos jóvenes tienen la necesidad de instalarse y permanecer en grupos de controvertidos objetivos. Un ejemplo claro y conciso que se palpa en la realidad social argentina es el de las barras bravas. Lo fundamental será proporcionar a largo plazo una labor social profunda, con el fin de que atañe a los niveles más bajos de la sociedad, donde el consumo de alcohol y drogas golpean fuerte. A partir de ahí, se evitará un sinfín de cuestiones ligadas a la violencia y a comportamientos delictivos. No podemos pedir resultados inmediatos, teniendo en cuenta que Argentina sufre una constante crisis de sus valores desde hace más de 30 años. El papel del Estado ocupa un rango menor, o en peor caso desaparece, trayendo por consiguiente espacios vacíos que son ocupados por estas organizaciones, las cuales imponen sus códigos. Eso al joven que no tiene educación y que ve con sus propios ojos que nadie lo ayuda en lo más mínimo, posiblemente le seduzca. Se llama sentido de pertenencia, de ser imagen y semejanza a un conjunto de personas que tienen entre ellos las mismas conductas. En pocas palabras, de ser alguien.
Viéndolo desde otra perspectiva, un suceso emparentado a lo dicho anteriormente fue la rebelión social que ocurrió en París hace más de dos años en protesta por la muerte de dos jóvenes marginales, hijos de inmigrantes árabes, quienes se electrocutaron en una central eléctrica tratándose de escapar de la policía en un confuso episodio. Los incidentes entre los manifestantes y las fuerzas de seguridad duraron 50 días. Medios franceses como Le Monde y Les Echos narraron con crueldad la terrible discriminación a la cual son víctimas los inmigrantes islámicos en aquél país. La falta de proyectos individuales aparece hasta en las áreas más desarrolladas de Europa. Desigualdad y pobreza son dos conceptos que requieren una rápida respuesta por parte de todos. No se puede esperar. Es ahora.

3 comentarios:

Recontra dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Recontra dijo...

"Desigualdad y pobreza son dos conceptos que requieren una rápida respuesta por parte de todos", lo haz dicho todo.

Saludos.

bonito lunch dijo...

ademas de todo lo que ud. dijo que es una realidad ,habría que hablar de trabajo para las familias de esos jovenes.a ver que pasa

Buscar en Doble 5

Colaboraciones