martes, 25 de septiembre de 2007

Cuando democracia es mala palabra

El ex presidente de Vélez Raúl Gámez, postuló a su candidato para las próximas elecciones de la AFA: Julio Comparada, el máximo directivo de Independiente. Además anticipó que esa entidad se abstendrá en la próxima elección de autoridades de la AFA, pero celebró que Independiente vaya a votar en contra de Julio Grondona y postuló al líder de los Rojos, Julio Comparada, como candidato opositor. "La de Independiente me parece una actitud valiente, que los clubes deberían analizar. Julio (Comparada) es un hombre decidido, es inteligente, me parece que está para defender con uñas y dientes a Independiente". Gámez -quien también postula la candidatura de Carlos Heller- recordó que Vélez se va a abstener en la elección del 19 de octubre e insistió con que "después de 28 años tiene que terminar todo esto, tiene que aparecer gente nueva, joven, que pueda proteger los derechos de los clubes".
Siempre que habla en los medios Raúl Gamez da para escucharlo con serenidad pero atentamente, pese a que no posee un variado léxico (admitido hasta por él mismo) tiene la claridad conceptual necesaria para explicar lo difícil en fácil. Ya sabemos que desde 1979 -en pleno proceso militar- Julio Grondona asumió la presidencia de la AFA y desde ese entonces no hubo renovación alguna. Cuestiones que las verdaderas instituciones necesitan, aunque en el fútbol siempre fue catalogado como algo pecaminoso y de terror para ciertos dirigentes, para los cuales se les termina el negocio. En un país como la gente, esto tendría una naturalidad infinita. En el mandato Grondona, la brecha entre Boca y River contra el resto se hizo cada vez más notoria, sumada a la influyente toma de decisiones que propicia la televisión, que digita en qué día y hora juegan los equipos. Desde la faz financiera, varias instituciones están en concurso de acreedores y el fútbol argentino (como el propio país) se transformó en exportador incansable de sus mejores futbolistas, lo cual generó una mediocridad infinita en los torneos locales. Y por último, jamás se pudo remediar un inconveniente que aparece constantemente como lo es la violencia. Nunca hubo una política firme para solucionar estos problemas o tal vez nunca se quiso implementar. Es loable comprender que nuestra sociedad durante más de 30 años pasó por un proceso de pérdidas de valores, al cual hasta ahora no se pudo reponer. Y el fútbol no está alejado de la sociedad. Confluyen, están latentes, hasta se miran. Es necesario un cambio dirigencial que otorguen aire fresco e ideas renovadoras, con el fin de generar etapas productivas para que el fútbol argentino vuelva a ser como era en viejas épocas. Gámez propone a Comparada. No sé si será el mejor dirigente para tal puesto, pero al menos es una variante. Hoy más que nunca se requieren opciones con capacidad necesaria para manejar la AFA. Y que el fútbol decida. Es por su bien.

8 comentarios:

Recontra dijo...

Comparada tiene una pinta...
En Avellaneda hay un tufillo a mafia cuando se habla de este hombre...
La verdad es que no lo conozco...

Anónimo dijo...

Terrible mafioso ese comparada y acuerdense que trajo a cada uno a independiente

El MeLLi dijo...

Cada tanto el boludo de Gamez dice algo copado, pero no te olvides que era uno de los que apoyaba la medida de que no vayan visitantes a la cancha

Ruben dijo...

Mejor las declaraciones de Bilardo. EL humo que destiló!!!!

A tres puntas dijo...

Gámez la tiene muy clara. El problema es que está bastante solo

No sé si Comparada sea la solución, pero lo primordial es sacar a Grondona y toda la mafia de la AFA

"¿Cómo hace Arsenal para pagar los sueldos del plantel que tiene?, le pregunté a Gámez a fin de 2006. " Y los paga Grondona", contestó.

Tincho

Anónimo dijo...

MUCHACHOS: MUY BUENA NOTA ESTOY 100% DE ACUERDO.HAY Q HACER ALGO COMO SEA....TE DEJO MI BLOG

WWW.LATRIPLEG.BLOGSPOT.COM

LOS ESPERO..GRACIAS

NoTe dijo...

Gracias por pasar a todos!

8 mentiroso dijo...

Un detalle: Gamez termino haciendo...nada

Buscar en Doble 5

Colaboraciones