domingo, 16 de septiembre de 2007

Pitó lo suyo

El árbitro internacional Daniel Giménez confirmó que dejará la actividad profesional, y criticó duramente a varios sectores del fútbol, como el Colegio de Árbitros de la AFA, cuyo presidente, Jorge Romo, quien según sostuvo está rodeado de "obsecuentes y alcahuetes". El chaqueño Giménez, quien cumple actualmente una suspensión de noventa días para dirigir partidos oficiales, vinculó a Romo como una de las principales causas de su decisión. Sus frases más salientes:
  • "Cuando los árbitros dejen de estar presionados por ciertas personas, dirigirán mejor. Acá se dirige con temor, con miedo".
  • "Muchas cosas colaboraron para que yo dejara el arbitraje. El partido de San Juan lo revisé y en las cosas importantes acerté mucho más de lo que erré. Lo que yo no me pude bancar fue que el presidente de Gimnasia, ese pistolero llamado Muñoz, me viniera a prepotear y que encima me cuestionaran el haber suspendido el partido con Boca. Era un presidente, no un barra...".
  • "Que Pompei haya pedido no dirigir más con el asistente Rebollo estuvo bien. Nadie lo quiere, hace muchas macanas y siempre a favor de los mismos clubes..."
  • "Gnecco es el director de la Escuela de Arbitros y ama el arbitraje. Pero el presidente del Colegio de Arbitros, Jorge Romo, está rodeado de obsecuentes y alcahuetes que hacen todo mal".

La interna de los árbitros es peor de la que uno se puede imaginar. Una mezcla de envidia, recelo, dudas y ante todo inefacia. Ese combo es uno más de este bendito fútbol argentino, que si no está herido de muerte es por la gente, esa que sigue participando a como dé lugar de los espectáculos deportivos. Pero un día se va a cansar de tanto manoseo. Se fue Giménez, sin dudas uno de los peores árbitros argentinos, que nadie sabe cómo ni dónde lo designaron durante un prolongado tiempo como juez internacional. Un verdadero milagro que solamente Argentina puede brindar al Mundo. El partido caótico entre Gimnasia y Boca, la cobra de penales indiscriminados (aclarando que en su mayoría no eran), la final del ascenso a Primera entre San Martín de San Juan y Huracán y tantos, pero tantos errores consumados a lo largo de su carrera, dan un marco acorde para entender lo que significó Giménez en el referato nacional. Se retiró y dijo lo suyo, donde hay que aceptar que en algunas cuestiones tiene razón. Sin embargo, lo dijo tarde. Se hubiera animado en su momento y tal vez podría haber generado un cambio positivo. Pero por aquél entonces decidió callar. Se fue Giménez. Y por favor que no vuelva más.

5 comentarios:

bonito lunch dijo...

tambien habló de oral sex , que asqueroso -

Anónimo dijo...

Justo habla ahora. No tiene verguenza este tipo.

Recontra dijo...

Gimenes y Castrilli en orgía, eso me gustaría ver...Bah, mejor no...

Wetto dijo...

Y en España nos quejamos de lo lindo de los árbitros, es que no sabemos qué se fragua en Argentina.

Muy interesante tu post.

NoTe dijo...

Lunch: Muy asqueroso...no le parece?
Recontra: Y mejor no...le parece...
Wetto: Puede ser...Medina Cantalejo es una buena opción (?)

Gracias por pasar!

Buscar en Doble 5

Colaboraciones