viernes, 21 de septiembre de 2007

Sí hay problema

Este viernes Gustavo Costas presentó su renuncia como director técnico del club del que es hincha y el domingo dirigirá su último partido, cuando visite a Arsenal de Sarandí. Los motivos serían la mala relación entre los directivos de Blanquiceleste S.A. y Costas. En la tarde del jueves le comunicó a sus íntimos que el domingo, después del partido ante Arsenal, anunciará que deja de ser el técnico de Racing. Enterado de esta situación, Fernando De Tomaso se comunicó con Costas en forma telefónica, tratando de convencerlo pero la decisión de alejarse ya estaba tomada.
Hasta ahora de boca de Costas ya saben que no dirigirá más en Racing sus hijos, su cuerpo técnico, un pequeño grupo de jugadores y sus más íntimos allegados, con quien compartió una cena en la noche del jueves. Con la renuncia de Costas, desde que está Blanquiceleste manejando el fútbol de Racing pasaron un total de 13 cuerpos técnicos dirigiendo al plantel profesional y ninguno de ellos pudo cumplir su contrato.
Otro técnico más que renuncia en este Torneo Apertura. Lo paradójico es que esta dimisión se veía venir hace tiempo, aunque debido al considerable afecto que une a Gustavo Costas con Racing jamás se atrevió a dar el portazo, teniendo varias causas para hacerlo. Sin embargo dijo basta. Ya habían pasado los problemas para incorporar jugadores, futbolistas que vinieron y se fueron en una semana (Mauricio Ferradas), aquellos que entrenaron y casi firman con otro equipo (Hilario Navarro) y la venta de su mejor exponente cuando recién comenzaba el torneo (Maxi Moralez). Tras estos inconvenientes, Costas lentamente estaba armando el equipo que pretendía y había sacado a varios jugadores importantes (Cabrera, Pellerano, en partidos a Claudio López) para poner a otros valores que estaban rindiendo mejor (Romagnoli, Yacob, Cáceres y Avalos) y esto habría traído el disgusto de cierto grupo empresario comandado por Fernando Hidalgo, quien al ver que varios de sus representados no tenían lugar en el equipo decidió reunirse con Antonio Mohamed, recientemente desvinculado de Huracán, para ofrecerle en nombre de Racing la conducción del primer equipo a partir de enero. Mohamed, hombre de códigos, lo llamó a Costas para contarle lo que había ocurrido. Lo curioso es que Hidalgo toma decisiones como si fuera socio de Blanquiceleste y nadie le dice nada. Mientras tanto, Di Tomasso salió hablar en todos los medios de prensa, alegando de que esto era una campaña en contra de Racing y que la llevaban a cabo intereses ocultos (?). Costas comandará el equipo contra Arsenal y se irá del lugar que lo vio nacer. Costas se cansó y no hay marcha atrás. Sí hay problema.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Es un quilombo Racing, y seria lo mismo Independiente si no estuviera ganando. Es lo mismo

Javi dijo...

¿que pasa que este año renuncian tantos técnicos? algunos la verdad me sorprenden...

saludos

NoTe dijo...

Sin dudas Javi, y quedate tranquilo que faltan varios..

No, gracia a vo´ dijo...

Que tal Adrián?
Que curso estas haciendo en la USAL?
Tal vez algún día nos cruzamos!

La verdad es que Racing tiene grandes problemas, acarreados desde hace años. El campeonato del 2001 es un a´rbol que no debe tapar el bosque, y los hinchas ya se estan dando cuenta.

Saludos

NoTe dijo...

Mirá estoy haciendo un curso de la Revista Asterisco, que es la publicación de la facultad. Colaboramos con un par de notas. Un placer hacerlo realmente. Abrazo!

8 mentiroso dijo...

Por suerte se echo atras Costas, pero estuvo bien en aclarar que "todo lo que se dijo fue verdad".
Abrazo note

Buscar en Doble 5

Colaboraciones