martes, 13 de julio de 2010

No nos olvidamos de vos, David

Las peripecias de Sudáfrica 2010, en especial este fin de semana con la definición del título entre España y Holanda, relevaron a segundo plano la victoria argentina ante Rusia en Moscú por la Copa Davis. Otra actuación sobresaliente (y van...) de David Nalbandian le permitió a Argentina ubicarse entre los cuatro mejores y mantener el sueño intacto de obtener la Ensaladera de Plata por primera vez en su historia. Un triunfo fantástico recordando que Rusia no perdía como local desde el año 1995. Sí, 15 años, 17 victorias al hilo, una cifra impactante. Ahora se vendrá Francia, otra vez como visitante.

Vemos en Nalbandian a un tenista que no se ubica en su plenitud física (tres meses sin jugar, 34 partidos en los últimos 18 meses), pero que a base de un talento ya tantas veces descripto le posibilitó cargarse a dos tenistas (Nikolay Davydenko 6º y Mikhail Youzhny 14º) que están rankeados entre los mejores quince del planeta. Una muestra de poderío ante rivales de excelente perfomance y jugando con el apoyo de su público. Plantándose con autoridad, sin ceder un set y ejecutando una maestría en los golpes que hicieron rememorar al viejo David.

Con la baja por lesión de Juan Martín Del Potro, las aspiraciones de Argentina se recostaron sobre el cordobés, quien en marzo con otra tarea formidable, ayudó a vencer al siempre difícil Suecia en Estocolmo, con Robin Soderling a la cabeza y ahora a Rusia, un conjunto sólido, poderoso que no puso atenuantes ante un fin de semana fabuloso de la raqueta de Unquillo. Además, como regalo, subió 42 puntos en el ranking ATP y ahora se coloca en la ubicación 111º.

Nalbandian apenas disputó tres Máster 1000 y uno 250 (Buenos Aires) en la temporada. Diversas lesiones le imposibilitaron un normal desarrollo del año, aunque se sabe y pensando la importancia que tiene la Copa Davis para David, estas circunstancias no lo amilanaron y le dio la victoria al equipo de Modesto Vázquez. Meritorio también el papel del dobles, de la mano de Eduardo Schwank y Horacio Zeballos, quienes se llevaron un puntazo el sábado al vencer a la pareja rusa conformada por Nikolay Davydenko y Kunitsyn por 7-6 (6), 6-4, 6-7 (3) y 6-1.

Pensar en Francia, en el mes de septiembre, puede traer las buenas novedades de que Juan Martín Del Potro y Juan Mónaco estén físicamente plenos para disputar las semifinales. Con la incorporación de estos dos tenistas, sin dudas, la ilusión argentina se fortalece, posee más argumentos para conseguir el objetivo final. El camino hasta acá lo condujo magistralmente David Nalbandian, sin discusiones, el número 1 del país, digan lo que digan los rankings.

4 comentarios:

Esteban dL dijo...

Totalmente inconsistente, pero cuando tiene que poner huevo', pone huevo'

Martin dijo...

Vamos David!

bonito lunch dijo...

yo propongo que a David hay que ponerlo en el seleccionado de futbol, voley ,los pumas e inclusive en la leonas.

Matías Mosquera dijo...

David es la excepción a esa injusta generalidad que yo suelo hacer. Siempre vi a los tenistas (profesionales y a los que me he cruzado por la vida) como pertenecientes a un deporte indiviudlaista y egoista, donde lo más hermoso del deporte para mí (el juego en equipo) no existe.

Nalbandian y la Davis, son lo mejor que existe en el Tenis.

Buscar en Doble 5

Colaboraciones