martes, 31 de agosto de 2010

El 1259 de la fecha 4

Enrique Bologna (Banfield): Gran actuación del arquero en el clásico del Sur ante Lanús. Tapadas claves que le permitieron al Taladro, que no jugó para nada bien, salvar un punto en un partido que nadie aspira perder. Sólido con los pies, sereno para transmitir seguridad en la materia aérea, Bologna está desempeñando un gran papel para hacer olvidar a Cristian Lucchetti. Lanús quiso de variadas formas pero se chocó con la resistencia de este arquero, quien desactivó cualquier intimidación al arco de Banfield.

Cristian Tula (San Lorenzo): El jugador fetiche de Ramón Díaz sigue exponiendo un alto nivel en este Apertura. Pieza clave en la línea de 3 que planea el riojano, el ex Ferro y River conserva una vocación goleadora y ya lleva dos en este torneo. En un encuentro difícil ante el ascendido All Boys, Tula conservó firmeza en la zaga, ganando de arriba ante el siempre peligroso Matos y se mostró seguro con la pelota en los pies, algo usual en esta versión de San Lorenzo. De postre y cuando el 2 a 1 parcial generaba algún temor en el Bajo Flores, puso la testa para dejar sin respuestas a Cambiasso y liquidar el encuentro.

Nicolás Olmedo (Godoy Cruz): Junto a David Ramírez, dos jugadorazos que se empilchan con la camiseta del Tomba, cada vez más cerca en la lucha por clasificarse a la Copa Libertadores. En el triunfo como visitante ante Colón, el cinco se comió la cancha, sumó porciones de terreno cuando el Sabalero se quedó con 9 y se va apuntalando como uno de los mejores volantes de la Argentina. Corre, mete, juega, práctico en su andar en el campo de juego, Olmedo da cátedra en el equipo de Asad.

Lucas Viatri (Boca): El delantero de Boca fue determinante en el triunfo sufrido por 2 a 1 ante Vélez en la Bombonera. Con participación en el primer gol de Battaglia y en el complemento con su tanto, bien de goleador, Viatri atesora puntos en la consideración de Borghi, quien confía en sus características para acompañar a Martín Palermo. Hay que valorarle una eficacia de gol tremenda, siempre con el arco en la mira. Llevándolo despacio, brindándole minutos de juego, este delantero cuenta con los argumentos para efectuar una tarea magnífica.

2 comentarios:

CALIGULA dijo...

Como está jugando Olmedo!

Luigi dijo...

Que siga así!!!

:)

Buscar en Doble 5

Colaboraciones