miércoles, 11 de agosto de 2010

Lo que dejó la selección de Batista

Andaba con ganas de ver a la selección. Acomodé los horarios, apuré tramites y llegué justo a casa cuando los himnos empezaban a sonar. El esquema 4-1-4-1, con rasgos similares al planteado por España en algunos encuentros, obviamente sin la misma calidad de los intérpretes, y también con una cierta inclinación a lo pensado por Pep Guardiola en su Barcelona, planteaban al menos el cosquilleo de cómo podía resultar el primer bosquejo táctico comandado por Sergio Batista, al cual habrá que considerarle que apenas tuvo un puñado de minutos ayer para plasmar su idea para el partido ante Irlanda.

Con el 1 a 0 en la mesa pensamos qué flojo el conjunto dirigido por Trappatoni, hoy conducido por Tardelli. Apellidos resonantes como Keane, Given, Duff u O`Shea y otros no tan conocidos pero que en su totalidad demostraron una ineficacia técnica, de nulos argumentos ofensivos para llegar al arco de Romero. Muy pobre, demasiado básico para una selección que, sin mano mediante de Henry, habría disputado Sudáfrica 2010. A lo visto por hoy, su participación habría sido decorativa. Pero es una suposición, claro está.

Ahora hablemos de los nuestros. El trinomio en el medio compuesto por Mascherano, Banega y Gago dejó a mi entender rasgos positivos a tener en cuenta. Y de los otros. Primero un buen trato de pelota, de circular constantemente el balón por las diferentes zonas para encontrar los huecos y así enhebrar jugadas de riesgo. Los ex Boca (Banega y Gago) tuvieron ráfagas de asociaciones con Messi en el primer tiempo y allí Argentina generó el poco fútbol que se vio en Dublin. Con un Di María más despierto, quizás se hubiese profundizado estos intentos. De la nueva incorporación del Madrid apenas se destacó con una sutil definición, en fuera de juego, para poner el único gol del encuentro. El ex Central debe aumentar sus rendimientos tras una opaca actuación en la Copa del Mundo. No encerrarse tanto en la punta y ponerse a laburar junto a Lionel en la construcción de juego.

Messi en 58 minutos dio pinceladas de una calidad inagotable. Las palmas rojas de los irlandeses cuando se retiró de la cancha dan la pauta de un crack que excede las camisetas. Los tres volantes centrales puestos por Batista a veces excedieron la concreción de pases cortos y pecaron de verticalizar las ofertas ofensivas. Tiki tiki bárbaro pero necesitamos aumentar el volumen de juego, de sorprender al rival. Sino se vuelve predecible, chato, liviano.

Faltan laterales. Una verdad sencilla pero sin respuestas en materia de selección argentina. Burdisso, de vocación netamente defensiva, apenas tuvo una incursión en ofensiva y que ni llegó a ser una posibilidad de gol. Por el otro lado, Heinze y mucha vocación, ganas de llegar, pero con errores alarmantes, de faltas innecesarias y siempre protagonista de jugadas riesgosas para el propio arco.

El Checho pensó en Zabaleta e Insúa, pero los dos tampoco demostraron una superioridad abismal a comparación del futbolista de Marsella y Roma. Pienso en Clemente, en un Angeleri si se adapta rápidamente a Inglaterra y una nueva oportunidad para Cristian Ansaldi, luego del fallido debut en la era Maradona ante España. Y se me acabaron los nombres.

Argentina empezó el recorrido ¿post? Maradona y ganó en Irlanda, una tierra que siempre le trae dividendos, donde las cuatro veces que jugó se llevó siempre la victoria. No hay mucho más para analizar, deberemos darle tiempo a este proceso interino de Batista, quien si sigue con triunfos sumará puntos en la reputación de Grondona, el único que decidirá sobre la elección del próximo entrenador.

5 comentarios:

Gustavo Torres dijo...

Este tipo de amistosos, antes de elegir al DT permanente, es para ver jugadores en lo individual, por encima del funcionamiento colectivo.

Esférico Balón dijo...

No está mal para arrancar. Saludos

Anónimo dijo...

Poco, poco, me gusto banega, gago y como siempre messi

Matías Mosquera dijo...

Que difícil es ver una selección tan poco tiempo después del Mundial. Se ve tan lejos el próximo, lejos incluso las Eliminatorias. Es complicado, muy pocas conclusiones que se saquen tendrán validez tanto tiempo después. De todas maneras, debería haber alguien en AFA que sí esté pensando en eso, para realmente pensar en esa palabra tan fácil y usada, pero real, como lo es "proyecto".

Poner más juego en el medio (claramente lo que faltó en el Mundial) es un buen avance. Pero falta tanto.

Nicolas dijo...

La idea de Batista es saludable. Ver a una Seleccion Argentina con ese respeto por el balon me reconforta. Esta claro que a esa circulacion habria que agregarle un poco mas profundidad. No obstante, es el comienzo de algo positivo.
Saludos

http://www.blogs.clarin.com/desdeelvertice

Buscar en Doble 5

Colaboraciones