domingo, 23 de enero de 2011

Boca, los nuevos aires del verano

La victoria de Boca sobre River en Mar del Plata por 2 a 0, más allá de la insignificancia que posee por sí misma, tratándose de un mero amistoso, refleja algunos elementos pertinentes para destacar en este nuevo proceso comandado por Julio César Falcioni. Reitero, los porotos se juegan desde el 13 de febrero, aunque el buen funcionamiento colectivo demostrado por Boca en la noche del sábado ilusiona a sus hinchas de cara al Clausura.

Sólido Javier García, con confianza porque sabe que será el arquero titular en el próximo campeonato, más allá de los rumores que surgieron a principio de enero con el posible retorno de España de Oscar Ustari, acompañado por una línea de 4 con la reaparición del José María Calvo por la derecha, la dupla central entre Caruzzo e Insaurralde, de rendimiento impecable, en el área propia y contraria y por la izquierda Clemente, con sus clásicas escapadas fructíferas. El gol de Palermo habla un poco de eso. Una fórmula inoxidable.

El choque ante River trajo la incorporación en el medio de Leandro Somoza y Diego Rivero, quienes para Falcioni son inamovibles en el esquema que tiene en la cabeza. El ex San Lorenzo, corrido un poco más a la izquierda ayudó como rueda de auxilio a Somoza pero también incursionó con Colazo por ese andarivel. El ex Vélez, por su parte, se erigió como patrón del medio, ordenando casi sistemáticamente a los volantes. JCF lo pidió por eso. Más allá de sus habilidades técnicas, la capacidad de liderazgo demostrada por Somoza, con capacidad de pegar cuatro gritos y ordenar lo desordenado, es un atributo que el flamante entrenador de Boca aprecia de sus dirigidos.

Pabo Mouche es un tema de diván. En algún congreso de Psicología se debería analizar este caso. Quizás, todo se deba en el concepto de confianza. De aquél irreverente que surgió en Primera a lo visto en 2010, un futbolista ensimismado consigo mismo, no encontrando respuestas a dificultades básicas que se presentaban en el campo de juego. La asunción de Falcioni parece asegurarle, en la suposición de que Darío Cvitanich no arribe a la institución, un lugar fijo en el 11 siendo el ladero de Martín Palermo. Ayer esta dupla amortizó las expectativas que había generado. Palermo, colosal como siempre, y Mouche demostrando actitud, ganas más el caudal técnico que es natural en él.

El verano le trajo aires nuevos a Boca. Falcioni pretende imprimirle la rigurosidad, sacrificio, orden, despliegue físico y la eficacia en el arco contrario que tan bien empleó en Banfield. Una fórmula conocida. Resta poco tiempo para el inicio del campeonato y las expectativas van en aumento.

Seguinos en Facebook / en Twitter: @apertoldi

1 comentarios:

ALEIVE dijo...

Hola que tal, soy Alejandro Solorzano , Te interesa poner anuncios de texto en tus blog.
Puedes ganar hasta 100 Dolares AL MES por cada blog o web.

Le rogamos nos remita los blogs , para poder revisarlos y cualcular el nº de entradas aceptadas.



Alejandro Solorzano


Tel: (503) - 74532917



Msn / Messenger : alejandromd5@hotmail.com


Persona de contacto : Alejandro Solorzano




Saludos cordiales.

Buscar en Doble 5

Cargando...
Colaboraciones