viernes, 21 de enero de 2011

Te pido un taxi (Mercedes Halfon - Fernanda Nicolini)

Ardua tarea conocer al universo femenino. Sí, lector masculino, ya sabés algo, al menos, de lo que hablaremos en las próximas líneas. Tan sabia como siempre, la literatura nos otorga otra dimensión para la comprensión de las mismas. Te pido un taxi es la primera novela escrita por las periodistas Mercedes Halfon y Fernanda Nicolini, ambas con trayectoria también en la blogósfera con Autobombo, un espacio que les recomiendo seguir. Una de esas joyitas que andan circulando por la Red.

La obra, que narra las peripecias de Julia y Bárbara, amigas pero con rasgos visiblemente disímiles (¿o no tanto?), ahonda las complejidades femeninas desde distintas vertientes, ya sea en el plano del trabajo, familiar y por supuesto en el amor. Con un lenguaje simple pero con variables detallistas que nos deleita para aquellos que amamos tanto las crónicas, donde se profundiza el grado de observación de la realidad, Te pido un taxi cumple, de sobra, los objetivos propuestos.

Julia, diseñadora de ropa y Bárbara, productora de televisión, trocan relatos en los distintos capítulos del libro, una manera inteligente de reflejar lo que ve cada una de la otra persona y su propio universo. Con el hilo conductor de la desdicha amorosa, las historias de estas dos chicas, cargadas con dosis concretas de ironismo sobre el devenir de la vida en pareja, los conflictos laborales, las presiones recibidas por el propio núcleo familiar, se purifican como un relato de amistad. En el fondo es éso. Lo sustancial de encontrar, en los tiempos más crudos, una persona que quizás ni nos entienda lo que vivimos en carne propia pero la cual tiene la capacidad de acompañarnos. No es poco.

Desde el plano personal al tener el libro en mis manos pasaron varias sensaciones: pensé que era una novela típica de verano, olvidable apenas se haya terminado su última frase; para peor pensé que era una novela típica de verano más feminista, donde uno en su papel de hombre quedaría totalmente descolocado y hasta herido en su orgullo porque se meten con el gremio propio. Falsas predicciones. Halfon y Nicolini proponen otra forma de contar una historia, sin recetas mágicas, pero laburando cada concepto vertido, poniéndose el overol, como debe ser si hablamos de buena literatura. Se nota mucho culo sentado frente al monitor para pulir cada una de las palabritas que forman parte de la vida de Julia y Bárbara, dos personajes queribles a pesar de sus enormes contradicciones, enroques emocionales que surgen con el correr de las hojas, del llanto a la risa, el desencanto y vuelta a empezar.

Quizás tienen, en cierta parte, rasgos de cada uno de nosotros, por más que los intentemos tapar. La enseñanza que habrá que tomar por parte de ellas, como un sabio consejo, es la idea de arriesgarse por lo que a uno le parece justo, hasta necesario, indistintamente de lo que observen los otros. De dejar que la vida nos sorprenda y vivir segundo a segundo sin pensar tanto en los mandatos culturales del resto y también nuestro, claro está.

Te pido un taxi, una frase paradigmática y decodificadora, que como dice en la contratapa "es la síntesis de que una situación, escena o momento ya no da para más. La fiesta, cualquiera que sea, se terminó. Una noche de borrachera con una amiga, una cita a ciegas planeada por el enemigo, una conversación con tu madre que te hace involucionar quince años. Vayamos más lejos: una relación en la que dos personas ya no se reconocen, o peor, se desconocen. Te pido un taxi es la frase que obliga la retirada".

Sí, lo recomendamos.

Seguinos en Facebook / en Twitter: @apertoldi

2 comentarios:

nicoleta dijo...

Gracias por el comentario, generoso y sin prejuicios. Un placer que nos hayas leído.

NoTe dijo...

@nicoleta: Uf, una grata sorpresa. Gracias por los conceptos. Las felicito por el libro, se nota que lo laburaron y mucho, y como debe ser, ya anda pasando entre mis amistades. Ah, y mis respetos por Autobombo. Parada obligada para mí en términos de blogs.

Buscar en Doble 5

Cargando...
Colaboraciones