martes, 8 de abril de 2008

Será mejor así...


Una baja sensible para Sergio Hernández de cara a los Juegos Olímpicos que se avecinan. El alero Walter Herrmann le comunicó su deseo de no acudir con la selección a la máxima cita continental, donde nuestro país defenderá el oro logrado hace cuatro años en Atenas. Por ende, el retiro con el seleccionado del jugador de Detroit dejó de ser un rumor y se transformó en una realidad concreta. De esta forma, el ex Unicaja y Fuenlabrada, quien recordemos renunció el año pasado a ir al Preolímpico de Las Vegas, continúa los pasos de Pepe Sánchez, otro que ya anunció también su renuncia para los Juegos, por motivos personales.


"La Selección no puede estar pendiente de mí, sobre todo siendo un jugador que juega dos meses y después no lo hace por un mes. Este año no estoy jugando ni sé si jugaré", había manifestado Herrmann al diario Clarín el pasado 23 de diciembre. "Para ir a un Juego Olímpico hay que ir completamente preparado. Y si yo no juego este año en la NBA, no tendré mucha preparación".


Es muy cierto lo que explica Walter, ya que su realidad en Estados Unidos marca que juega en uno de los mejores conjuntos, pero pasa más tiempo sentado en el banco de suplentes que dentro de la cancha. Igual, como es de mutuo conocimiento, la vida de Hermmann cambió para siempre desde que tuvo que atravesar por distintas tragedias entre 2003 y 2004, ya que primero fallecieron su madre, su hermana y su novia en un accidente automovilístico, y un año después murió su padre de un ataque cardíaco. Son golpes durísimo que Walter pudo sobrellevarlo con mucha entereza, lo que lo convierte en un verdadero símbolo del básquet argentino.


"Me dio el mismo motivo que el año pasado. Siente más la necesidad de estar con su familia y afectos que de jugar para la Selección... Walter lo toma como un retiro definitivo, lo noté muy decidido, pero yo no sería tan terminante. Como argentino, tengo la ilusión de que revea la situación porque es muy joven", indicó el técnico Sergio Hernández.


Herrmann debutó en la selección argentina en los Juegos Panamericanos de Winnipeg 1999 y fue campeón en los sudamericanos de 2001 y 2004, y medallista de oro en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004.


Con las ausencias de Sánchez y Herrmann, gran dolor de cabeza se le viene al Oveja, ya que contaba con estos dos elementos claves de cara a Beijing. No obstante, ante la baja del de Detroit podría abrir el camino a estar en la cita olímpica a Hernán Jasen o a Federico Kammerichs. Por el lado de Pepe, se espera que Antonio Porta (lesionado hasta junio) pueda llegar en las mejores condiciones para acompañar a Pablo Prigioni en la base. Pepe y Walter dieron el no. Cada uno por razones absolutamente válidas. Tal vez, será mejor así...


Notas:


Tremendamente Motivados: Los títulos de la fecha

8 comentarios:

bonito lunch dijo...

hoy en el clarinete dicen que walter dijo que el basquet para el era un trabajo, no un juego.

Ursula dijo...

Adrián ya está listo el post de Champions, pásate

Tomas dijo...

Bien Note en marcar lo de la familia, ahi reside la cuestión supongo Saludos

Dale pelota dijo...

Una lastima, Walter es un referente mas de esta gran camada.
Un abrazo!

Recontra dijo...

Grossso Note!


Una masa el blog.

Me agarró el cariño (?)

Fenridal dijo...

See Please Here

fernando dijo...

En el fútbol, no se dan estos casos. Nadie renuncia a jugar con la selección argentina. Un abrazo

NoTe dijo...

Saludos a todos...gracias por pasar!!

Buscar en Doble 5

Colaboraciones