jueves, 24 de abril de 2008

Y ahora ya no hay vuelta atrás...


Se abre una nueva etapa en Independiente con muchas ilusiones de cara al futuro. Finalmente, y después de tantas idas y vueltas, Claudio Borghi asumirá el miércoles como nuevo director técnico del Rojo y debutará dos días después frente a Newell`s, en la cancha de Racing. Así se determinó luego de una prolongada charla telefónica con Julio Comparada, mandamás de la institución, en la que también se definió que a partir del lunes Hernán Torres, uno de sus colaboradores, lo suplantará a Borghi, quien llegará a la Argentina reicén el martes por la noche.


Sin embargo, y en pos de un proceso mancomunado, los ayudantes de Miguel Angel Santoro, quien se incorporará a las selecciones juveniles de la Argentina, darán una mano en el comienzo de este nuevo porceso. Ya nos hemos referido a la situación deportiva e institucional de Independiente durante quince años, la cual sirve para comprender la realidad actual del tercer equipo en importancia de nuestro país. La llegada de Borghi inevitablemente tendrá que sostenerse a partir de los resultados. Ya quedó de lado esa idea del paladar negro de los hinchas, quienes asumieron que el tiempo pasó y que la entidad de Avellaneda desde hace 15 años no consigue éxitos ni a nivel local e internacional.


Terminada esa idea irrisoria de su pasado (o presente) sentimental con el archirival Racing, Borghi sabe que se juega la parada más difícil desde que es entrenador. En Argentina no se respeta a la historia, y si la gestión no empieza a dar sus frutos rapidamente, pocos se acordarán de su etapa brillante en Chile, más precisamente en el Colo Colo con varios títulos al hilo. La actualidad del Rojo ciertamente es apremiante, no tanto como la de su vecino, pero los simpatizantes ya dieron sobradas muestras de enojo particularmente hacia al plantel, ese mismo que se conformó tras las ventas millonarias de Sergio Aguero y Oscar Ustari, dos joyitas de las inferiores, las mismas que fueron saqueadas durante la nefaste década del `90.


No obstante, el presidente Julio Comparada sabe que no tuvo particularmente suerte con el perfil de técnico que eligió durante todo su mandato. Arrancó con César Luis Menotti y pasó por una gama de entrenadores tales como Jorge Burruchaga, Julio César Falcioni y Pedro Troglio, procesos que no llegaron a culminar el año de vida. Como bien suele ocurrir en el fútbol argentino, los presidentes de cada club no saben bien qué clase de cuerpo técnico prefieren. Sólo quieren resultados. Como si fuera tan fácil...


Por último, y de cara al futuro, el ex Colo Colo ya sabe que posiblemente no cuente con el goleador Germán Denis, quien estaría muy cerca de pasar al Calcio a partir de junio. Además, se haría una limpieza grande en el plantel, en la que incluiría a Lucas Mareque, Matías Oyola, Hernán Fredes y Lucas Pusineri, entre otros. El tema refuerzos todavía no se dialogó pero la idea de Borghi sería contar con dos baluartes suyos en su paso por Chile, como lo son Arturo Sanhueza y Gonzalo Fierro, dejando la chance abierta para el punta Humberto Suazo, otro que estuvo muy cerca de pisar Avellaneda a principios de año. El Bichi pone pie en nuestro país a demostrar que se puede ser profeta en su tierra. El tiempo tendrá su respuesta.


NoTe: Ya pueden votar sobre la gestión del nuevo técnico de Independiente. A participar!!!

4 comentarios:

Fútbol de Primera dijo...

Borghi seguramente lo hará bien en Independiente. Necesitarán una buena cantidad de refuerzos porque, a mi gusto, no tiene mucho en el plantel.

Suazo y Fierro podrían ser buenas alternativas en el caso de que se vaya Denis y para tener más llegada desde el sector derecho.

Saludos!

Sabri dijo...

Besotes amor mío!

Tomás dijo...

Es un desafio interesante mas como Independiente ha devorada toda clas ed etecnicos, saludos

Recontra dijo...

No habia otra cosa?

Pasaaaaaaaaaaa por mi blog!

Buscar en Doble 5

Colaboraciones