sábado, 3 de mayo de 2008

Cuando el ser ya no alcanza


Uno de los mejores clásicos del país es sin dudar el que protagonizaron Belgrano y Talleres por la fecha 32 de la Primera B Nacional, donde Córdoba se transformó en el epicentro del fútbol. Lamentablemente, la actualidad de los equipos cordobeses no pasa por su mejor momento, sin participación en la máxima categoría, y en el caso específico de la T e Instituto, otra gran institución de esa provincia, los cuales están pasando una situación muy comprometida con el descenso. Podríamos hablar largo y tendido sobre las causas para llegar a este momento, lo que acarreará investigar profundamente el nefasto manejo dirigencial que tuvo el fútbol de Córdoba en los últimos 20 años.


Refiriéndonos estrictamente al encuentro, muchas cosas no se pueden expresar. Un 0 a 0 habla por sí solo. Chato por dónde se lo mire, en el que ambos conjuntos estuvieron con el miedo de arriesgar por temor a perderlo en una contra rival. Así fueron los 90 minutos. El equipo de Comizzo sigue hundido en las últimas posiciones, mientras que el Pirata perdió terreno en su lucha por el segundo ascenso a Primera.


Fue Belgrano, quien intentó generar peligro hacia el arco de Brasca, ya sea por la movilidad de sus volantes y el siempre participativo Claudio Bustos, quien tuvo las dos situaciones más claras del juego. En la primera forzó a una gran atajada del arquero, mientras que en la segunda el remate del delantero se estrelló contra el travesaño. Talleres, con el apoyo de más de 40.000 hinchas (recordemos que los visitantes no concurren) puso empeño y amor propio, pero demostró una carencia alarmante para generar juego en los metros finales. Así será difícil zafar del tan temido descenso...


Con el empate, el equipo celeste, ubicado en el tercer puesto, quedó a cinco puntos de Godoy Cruz de Mendoza (escolta en zona de ascenso directo), quien ganó un tremendo partido ante Aldosivi en Mar del Plata por 3 a 2; mientras que el conjunto de Angel Comizzo no pudo despegarse de la zona caliente del descenso, pese a la derrota de Instituto, el otro cuadro provincial en crisis.

5 comentarios:

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

REsulta muy impotante ascender. Estar en la segunda categoría siempre supone una rémora para los equipos. Estos partidos en que se juega el ascenso están llenos de emoción. Un abrazo.

CALIGULA dijo...

Vimos el lamentable partido. Pura chapa, puro estadio.

ABrazo.

La quinta del Buitre dijo...

Corroboro lo que dice Fernando que descender es una rémora.


Un abrazo, amigo.

Alejandro dijo...

Mal partido, pero lleno de emocion, por que el ascenso es bastante importante.

Un Saludo
http://pasionsevillista.blogspot.com

Luigi dijo...

Ahi vamos, ahi vamos... solo 6 fechas y el Tomba vuelve a primera!!!!!!!

Buscar en Doble 5

Colaboraciones