jueves, 22 de mayo de 2008

Siempre se encuentra


En las difíciles siempre aparece. Es como si fuese una ley histórica. Cuando a Boca se le complica, Boca dice presente. Así de fácil. Esta vez llegaba a México con un 2 a 2 como local, con cierto descontento por el rendimiento colectivo del equipo, con dudas en el once titular y enfrente tenía al Atlas de los argentinos Marioni y Colotto, que venía haciendo una destacable labor en este certamen. Pero poco le importó. En menos de media hora liquidó la serie, para transformarse nuevamente en semifinalista de la Copa Libertadores.


Fue un primer tiempo perfecto. No le asustó el contexto ni el constante calor que azotó a la ciudad de Guadalajara, ya que pudo neutralizar a los puntas del conjunto mexicano (Marioni y Mendivil), monopolizó el juego y tuvo en Martín Palermo un goleador inapelable, que sin dudas no será el futbolista más virtuoso de Boca, pero que en los momentos claves aparece. Y cómo.


3 goles en menos de 37 minutos denotan la actualidad de un delantero de raza, de ésos que ya no se encuentran tan seguido en nuestro fútbol. El primer grito llegó a los 19 minutos, el nueve recibió un pase vertical cerca del área y definió con certeza. Después en cuatro minutos sentenció la serie: a los 33 Palermo tocó a la red luego de un pase de Palacio y a los 37 pinchó la bola con categoría: Go-La-Zo


Lo del Atlas fue simplemente lamentable. Hace tiempo no veía un conjunto con tantas limitaciones técnicas y táctica. Es como si se hubiese apichonado de enfrentarse al campeón de América. No entra otro tipo de explicación para tamaño desajuste en la defensa y el mediocampo, con el plus del arquero que brindaba todo menos seguridad. Ah, se fue expulsado por último recurso. Era baile 11 contra 11, se imaginan con uno menos...


En ese instante Atlas dijo basta. Boca hizo prevalecer el hombre de más y se dedicó a circular la pelota, cuidó piernas y tuvo algunas chances para volver a festejar. Finalmente fue 3-0, otra hazaña xeneize y el sueño de conseguir la Copa cada vez más cerca.

9 comentarios:

fernando dijo...

Boca sigue demostrando su grandeza. En esta Copa Libertadores, está sacando todos los partidos claves. Me alegro por Palermo. Un abrazo.

La quinta del Buitre dijo...

@ note

¿A qué crees que se debió el fracaso de Palermo en el Villareal?


Un abrazo, amigo.

CALIGULA dijo...

Boca bailó a Atlas. Sorprendente a priori. Pero entonces no puede ser hazaña. Será que el Atlas no es lo que amenazaba.

Saludos.

No, gracia a vo´ dijo...

Me da la sensación de que Boca gana cuando quiere. Que si le lo proponen, son capaces de hacer lo que quieran!

Lo del Atlas, impresentable. Todos los equipos que juegan contra Boca se terminan apichonando.

Saludos!

Migue

Fátima dijo...

Como se nota que Boca es Boca ... creo que a los jugadores de Atlas los perjudicó el 2 a 2 aca en Argentina ... y los jugadores de Boca demostraron, una vez mas, su grandeza para enfrentarse a este tipo de situaciones adversas y salir victoriosos!!!
Vamos por el buen camino!!

Saludos!!!

Fati

http://guillermobschelotto.blogspot.com/

Recontra dijo...

que barbaro este boca...

Jorge dijo...

Es increíble lo de Boca. Pasan los jugadores, los tecnicos, los dirigentes, y sigue manteniendo la famosa mistica copera.

Enamorado Del Fútbol dijo...

Me alegro por Palermo, lo vi jugar en España y me gustaba mucho, aunque no rindió como se esperaba.

Me alegro por Boca, creo que las competiciones coperas siempre son totalmente diferentes, cada partido es un mundo. No es lo mismo que con l a regularidad.

Un saludo
pásate por EDF
www.enamoradodelfutbol.blogspot.com

NoTe dijo...

Andrés, creo que se debió al nivel de exigencia. El fútbol de América tiene un nivel inferior al de Europa, debido a cuantiosas causas y Palermo es un ejemplo cabal de eso. No se puede comparar a Palermo con Van Nistelrooy, realmente sería un crimen hacer esa comparación. Martín en Europa, por forma de jugar, no tuvo ni tendrá éxito. No está capacitado.

Saludos a todos y gracias por pasar!

Buscar en Doble 5

Colaboraciones