lunes, 5 de mayo de 2008

Poco, muy poco


Terminó la decimotercera fecha del torneo Clausura, la fecha del primer superclásico oficial del año, y toda la alegría fue para Boca, que se llevó el clásico por la mínima diferencia y echó rienda suelta a los festejos. El otro gran favorecido de esta jornada fue San Lorenzo, que por su victoria ante Gimnasia y aprovechando las derrotas de Estudiantes y River, se colocó en la cima del campeonato.


Boca se quedó con un claro triunfo sobre su histórico rival, River Plate, al que además le impidió cortarse sólo en la punta del campeonato. El conjunto que conduce Carlos Ischia se impuso por 1-0 en la Bombonera, con un tanto conseguido por Sebastián Battaglia, a los 14 minutos del primer tiempo, ante un conjunto millonario que careció de ideas futbolísticas, pero -aún más grave- adoleció de actitud. Simeone planteó el partido - a mi gusto - de manera incorrecta. Un partido de semejante envergadura planteaba la necesidad de otros futbolistas -Abreu y Rosales-, y la permanencia de otros en el banco de suplentes -Ortega, Sánchez y Buonnanotte-. Son opiniones y cada uno/a tendrá la suya, lo que no quita es que River dio la sensación de estar menospreciando el partido, como si no le interesara. Más, teniendo en cuenta el bajísimo nivel de Boca, con individualidades fuera de forma y sin profundidad ofensiva. Con muy poco, el xeneize se lo llevó. Y River quedó en la cornisa. El jueves se juega una parada brava en el partido de vuelta por la Copa Libertadores ante San Lorenzo. Ahí se verá si esto fue una derrota anecdótica (dixit Abelairas) o la profundización de una crisis.


Y San Lorenzo va. Los de Ramón Díaz aprovecharon las derrotas de Estudiantes y River, y se metieron en la cima del Clausura. Todo esto, por el valioso triunfo que se trajeron de La Plata, luego de vencer por 2 a 1 a Gimnasia. Aunque no resultó para nada fácil. Arranco perdiendo con un gol de Federico Domínguez, de tiro penal, en el primer tiempo. Sin embargo, reaccionó el Ciclón en el complemento y lo dio vuelta, con tantos de Kletnicki, en contra, luego de un remate de D’Alessandro, y Romeo, quien minutos antes había fallado un gol hecho.


No los une el amor, sino el espanto. El otro gran partido de la fecha fue el que jugaron Rosario Central y Racing, donde ambos luchan por no descender. Fue victoria para los canallas por 3 a 2, con goles de José Vizcarra, Damián Díaz y Christian González, en el último minuto. Para los de Avellaneda marcaron Ronald Raldes, en contra, y Facundo Sava. Complicado panorama para Racing, que sigue perdiendo puntos claves en los últimso minutos. Ya le pasó contra Lanús y ahora se vuelve a repetir.


Estudiantes jugó en el estadio Diego Armando Maradona ante Argentinos Juniors y no pudo levantar cabeza luego de su derrota por la Copa Libertadores ante Liga Universitaria, de Ecuador. Fue triunfo para los de La Paternal 2 a 1, con goles de Hauche y Delorte. Carrasco descontó para el visitante. Estudiantes llenó el campo de juego de futbolistas suplentes y pagó caro ciertas desatenciones defensivas, que le posibilitaron al Bicho llevarse los tres puntos, que sirven de mucho de cara a la lucha por las Copas.


Miralo a Pepé. Santoro se despidió de la dirección técnica de Independiente (hoy asumió Claudio Borghi) con una goleada ante Newell’s por 3 a 0, con dos tantos de Denis y Guillermo Rodríguez. Ojo con Independiente, está levantando el nivel y Denis sigue con la pólvora intacta.


Como Turco sin neblina. Colón, en Santa Fe, sigue en una excelente racha, porque venció 3 a 2 a Banfield y se aleja lentamente de la Promoción. Rubén Ramírez y Prediguer marcaron los goles del equipo de Mahamed, mientras que el arquero Blázquez, en contra, y Cvitanich, anotaron los del Taladro.


El resto de la fecha


Por su parte, Vélez volvió a situarse en posiciones de vanguardia al lograr un trabajoso pero gran triunfo ante Tigre, como visitante, por 2 a 0, con goles de Escudero y Silva, ambos en el segundo tiempo. Importantísima actuación del Pichi Escudero, colocándose como enlace y retornando al buen nivel que supo tener tiempo atrás. El que no puede levantar cabeza es Lanús, que como local sufrió una goleada histórica por 6-2 con Arsenal. Leguizamón (2), Garnier (2), Biagini y Cuenca, de penal, marcaron los tantos del equipo de Alfaro. Sigali y Ramírez descontaron para el último campeón del fútbol argentino.


En el arranque de la fecha, Huracán con un gol de Franzoia, venció 1-0 a Gimnasia y Esgrima de Jujuy, que no levanta cabeza y está cada vez más cerca del descenso a la B Nacional. El Globo sigue redondeando una campaña aceptable, con el ex Boca como estandarte. San Martín, en San Juan, perdió un partido clave por la lucha por no descender ya que cayó ante Olimpo, 1-0 con un tanto de Leandro González. Estos conjuntos se mantienen en zona de descenso directo.


Notas relacionadas:

La Pelota no Dobla: Tapa Nº26

Tremendamente Motivados: Los títulos de la fecha

6 comentarios:

fernando dijo...

la Liga argentina va a estar muy disputada y por varios equipos. Boca ganó a un River que no mereció más. San Lorenzo va a más según avanza la temporada. Un abrazo.

Ursula dijo...

No sé si River careció de actitud, no me di cuenta.
Eso es lo que dicen siempre en los clásicos cuando un equipo pierde, que "no pusieron huevos", pero para mí los clásicos se ganan por planteamientos tácticos: en este caso el que lo planteó mejor fue Ischia.

Saludos, Adrián

El_Acertijo dijo...

River, de lo mas flojo en los ultimos tiempos.. ni siquiera se le salio la cadena a nadie y se fue expulsado...!!!
Impecable resumen! como siempre...

abrazo de gol

www.tremendamentemotivados.blogspot.com

Ruben

CALIGULA dijo...

No creo que a River le haya faltado actitud. Simplemente Boca mojó y cuidó.
Coincido en el planteo de Simeone. Era un partido para pelear y no para jugar.

Un abrazo.

Tomás dijo...

Comparto la idea del planteo de Simeone, a destiempo

La Mama de Roman dijo...

Si, fue muy pobre el clasico. Me importo algo?
NADA!!!!

Abrazo NOTE!!!

Buscar en Doble 5

Colaboraciones