jueves, 1 de mayo de 2008

Historias de Juegos: Nadia Comaneci

Continuamos esta sección del blog que acerca ciertos hechos que marcaron a los Juegos Olímpicos, donde ya hemos observado el fenómeno del Black Power y Jesse Owens en pleno auge nazista. Hoy nos toca la historia de Nadia Comaneci, posiblemente la mejor gimnasta de toda la historia, una de las deportistas más relevantes del siglo XX y primera en lograr la puntuación perfecta, 10, en una competencia olímpica. Datos que la pintan de cuerpo entero a una atleta que dejó su marca para siempre.

Su historia arranca hace 38 años, allá por 1970 cuando es integrante del equipo de su ciudad natal. Rápidamente fue reclutada por el entrenador Bela Karolyi y su esposa Marta —entrenadores entonces del equipo nacional de Rumania— quienes más tarde tuvieron que irse a los Estados Unidos, donde fueron entrenadores de muchos grandes gimnastas norteamericanos. Ahí se da el giro fundamental. Con apenas 13 años, (sí, esa edad) Nadia Comaneci tuvo su primer éxito importante: ganó tres medallas de oro y una de plata en el Campeonato Europeo de Gimnasia realizado en Noruega.


Un año después, en 1975 la rumana superó con cuatro victorias individuales a la rusa Lyudmila Turishcheva, quien en ese momento era quíntuple campeona europea y consiguió la primera posición en la clasificación general individual de las competiciones preolímpicas de Montreal. Ese mismo año, la agencia Associated Press la eligió Atleta del Año.


La gloria le tocó las puertas. A los catorce años de edad fue la estrella de los Juegos Olímpicos de Montreal. La rumana es la primera gimnasta que logró arrancar a los jueces la puntuación perfecta, 10, en unos Juegos Olímpicos. Como dato curioso, cuando las calificaciones se anunciaron en el tablero eléctrico, apareció un "1.0", ya que el sistema contaba sólo con espacio para un entero y un decimal. Ganó 3 medallas de oro (absoluta individual, barra y asimétricas), 1 de plata (por equipos) y una quinta de bronce en suelo. En su vuelta a Rumanía fue recibida como una heroína, nombrándola “Héroe socialista del trabajo”.


Sin embargo, llegarían las etapas aciagas. Tras años de enormes éxitos, 1978 y 1979 se convertirían en los peores años de su carrera profesional debido a la presión que tenía que soportar y a sus problemas con el sobrepeso. Cuestiones básicas que le imposibilitaron seguir rindiendo al máximo nivel, aunque al mito ya nadie podría olvidarlo.


En 1980, volvió a participar otra vez de una cita olímpica. Los Juegos Olímpicos en Moscú mostraron la presencia insoslayable de Comaneci, quien participó con una dolencia en la ciática, la cual le provocaba un fuerte dolor en sus piernas. Sin embargo ganó dos medallas de oro (suelo y barra de equilibrios) y una de plata (por equipos).


En 1984 debido a una infección en la mano y tras algunos meses de irregular competición decide retirarse. Tenía apenas 22 años. Cuando muchos a esa edad comienzan a desandar su camino, ella ya había escrito las páginas más gloriosas de su vida. Con ustedes, Nadia Comaneci...

9 comentarios:

Recontra dijo...

Muy bueno esto Note!
La historia del deporte bien viva.

Fútbol de Primera dijo...

Que grande Nadia Comaneci. Otra historia del deporte en épocas donde el mundo estaba segmentado en dos facciones irreconciliables.

Por cierto, y aunque tiene que ver con un posteo anterior, muy loable el trabajo que Lanús está haciendo en Argentina. Deberían en España imitar un poco más ese tipo de trabajos y no fichar tanto así como así...

Saludos!!

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

Simplemente genial. Nadia consiguió la perfección. Su hazaña será recordada siempre.un abrazo

bonito lunch dijo...

nadia a los 14, una manteca...

No, gracia a vo´ dijo...

Francamente impresionante! Consiguió a muy temprana edad cosas que otros deportistas no logran en toda su carrera!
Increíble...
Hace poco vi una foto de Comaneci en la actualidad. Se mantiene bien la rumana je!

No se olviden de votar en la elección del "Mejor Post Abril 2008" Las bases para la votación están en el blog!

Saludos,

Migue

Dale pelota dijo...

Que barbaro!! No conocia al detalle la historia de esta genial atleta. Es admirable que con tan corta edad, haya alcanzado la gloria. Un ejemplo.
Espero mas de estas historias, estan muy buenas.
Un abrazo Note.

CALIGULA dijo...

Me acuerdo de haberla visto por televisión y en todas las revistas.

Brillante!!!

Abrazo.

Alejandro dijo...

Impresionante note. A los trece años la rusa gano 3 medallas de oro y una de plata en un campeonato de europa. Una de las mejores gimnastas de todos los tiempos.

Un Saludo y pasate por mi blog:
http://pasionsevillista.blogspot.com

NoTe dijo...

Muchas gracias por los elogios y la historia es magnífica. Saludos!

Buscar en Doble 5

Colaboraciones