miércoles, 27 de octubre de 2010

La muerte de Néstor Kirchner

Escribo con dolor. Como si los dedos se tensaran al tocar cada una de las teclas. Abro la ventana y miro al cielo. Trago profundo. Mi momento personal ahonda mi angustia al enterarme de la muerte de Néstor Kirchner. Una etapa reflexiva de mi vida, de una construcción crítica de la realidad y de lo que sucede alrededor mío en el plano individual. Kirchner fue, diferencias de lado, un tipo que imprimió la palabra militancia en el vocabulario argentino. Quizás ése fue su mejor legado. La idea de participar, de trasladar lo pasivo, la queja fácil acomodadito en el sillón de casa e ir a la calle. Allí donde se resuelve todo.

Pasé varias con él. En 2003 me ilusionó, sorprendió, agradó. Corte Suprema; paritarias; nuevas relaciones con América Latina; derechos humanos, un perfil progresista, con la esencia que tiene esta palabra. Me encantaba que Kirchner nombrara siempre en sus discursos a Mariano Moreno, personaje histórico que, quien me conoce, sabe sobre mi debilidad al mismo, la imposibilidad propia que tengo de criticarle algo. Moreno era un revolucionario de la reputísima madre, al igual que Artigas, hijos pródigos que dio nuestra América Latina. Jamás nadie los podrá poner en duda.

Después a Néstor no lo entendí, no comprendía cómo no se desarrollaban los cambios más profundo, no me entraba en la cabeza ciertas actitudes. Veía vicios del pasado y me asqueaba. Después vino la Ley de Medios. Y crack. En mi cabeza, en la cosmovisión que tenía acerca del discurso que se genera en los medios de comunicación. Se lo agradezco. No me olvido que fue amigo del Grupo Clarín y le dio concesiones que fomentaron su papel oligopólico en el mapa mediático ni tampoco su papel poco claro en la década del `90. Pero desde el corazón le digo gracias.

Después con CFK llegó la reestatización de los fondos jubilatorios, la nacionalización de Aerolíneas Argentinas, la asignación universal por hijo, el Fútbol para Todos, muchos roscazos ideológicos que me dieron la pauta de que se venían nuevos aires en Argentina. Ojo, faltan muchas cosas. Por eso, por tu viejos, por los míos, por tu futura familia, por la mía, por nuestros seres queridos hay que seguir peleando, arremangándose para la construcción de un país equitativo. Queda mucho por hacer.

Quizás, en estos momentos de congoja, de bronca, pero los más clarificantes en la vida de uno, pueda al menos analizar el pasado, el por qué las cosas se hicieron como se hicieron. Quizás su ausencia, casualmente tan presente, hoy y en los tiempos futuros, tenga su sentido. Cierro la ventana. Y llega el desahogo.

9 comentarios:

Esteban dL dijo...

Hay cosas en la que coincido con vos pero con otras es imposible. Este sujeto, fue en su momento, el que estuvo en el trio con grondona y usandizaga para mandarnos al descenso y casi nadie dijo nada... asi que por mi podría haber reventado, yo no le perdono tampoco lo de las "hinchadas unidas argentinas" ni que haya mandado al bombo a mi equipo con la complicidad de un borracho en la presidencia del club.
Así que no lo extrañare, no me pondré contento que se haya muerto, pero se lo merece por todo el desprecio, la soberbia, la división y los males que nos causó.

8 mentiroso dijo...

Bue, hay que leer mensajes como el de arriba. Para tirar mierda quedense en su casa en San Isidro o mirando TN (?).

El mismo dolor que tenes vos. Ya lo sabes, lo hablamos. Se fue un tipo importantisimo para la politica argentina. A resistir el embate de los garcas ahora. Hay gente que no se da cuenta de las cosas todavia, increible...

Francisco dijo...

Esteban, obviamente una gestión no es 100 % perfecta, pero me parece que este periodo del los kirchner ayudó a reflexionar sobre temas que jamas se habían tocado. Muchos de ellos mencionados en el post. Fuerza a Cristina y sus hijos

jorge dijo...

En la década del 70 los centros de estudiantes lo integraban chicos de 12 años en adelante, después vino lo que sabemos y pareció que la militancia e ideales quedaba encapsulada en eso años, más cuando ahora lo que se ve por TV o se escucha en la calle de parte de los jóvenes es una asepsia preocupante, por mi parte la lamentable muerte de un ex presidente me deja la ilusion abierta de saber que existen jóvenes como vos que aún levantan banderas de igualdad social.
Sinceramente parafraseando la letra de una cancion "con eso tengo bastante"

Matías Mosquera dijo...

Adhiero a los comentarios de arriba. Creo que el el cambio cultural de este gobierno es su más alto logro. Implantaron una base sólida de cuestionamiento a algunos poderes, como los medios, como los militares, como los gorilas asquerosos. Eso nos motivó a los jóvenes, que estamos orgullosos, que nos dio esperanza, que no enseño a criticar, a salir a la calle, a ir a la Plaza.

Desnudó el asco que le tiene la oligarquía al pueblo.

Ojalá se profundize el modelo, ojalá que todo esto sirva. Gracias Néstor, etérnamente.

Ahí en mi blog (raspaqueteraspa) expliqué que significó esto tipo para mí, para cualquier interesado.

Anónimo dijo...

Matías, sos un pelotudo q te crees q este gobierno es progre cuando aumento considerablemente su pàtrimonio personal.
Sos un zurdo pelotudo que está a favor de q se condenen a los milicos, pero decis esa gran mentira que eran jovenenes idealistas los grupos guerrillos.
Sos un pelotudo que te olvidas q este gobierno estuvo con Clarín.
Sos un pelotudo, andate a la puta que te parió.

Anónimo dijo...

Esteban, vos tambien sos un pelotudo, anda a terminar la secundaria ignorante.

Matías Mosquera dijo...

A eso me refería, al reaccionarismo infundado. Por suerte, un legado indudable de este gobierno, es pensar un poco más, aunque más no sea para criticarlo, pero al menos, pensar, argumentar.

Anónimo dijo...

Matías sos un zurdo pelotudo q nunca pensaste en tu vida.

Buscar en Doble 5

Cargando...
Colaboraciones