jueves, 15 de marzo de 2007

Nunca es triste la verdad...


La Justicia rosarina decretó hoy la quiebra de la institución, al hacer lugar a la apelación de un acreedor preconcursal, cuyo pedido de quiebra había sido rechazado en primera instancia. Ahora, el club tiene dos posibilidades: saldar la deuda con el acreedor, que asciende a 300 mil pesos, o apelar la decisión a la Corte Suprema de la provincia mediante un pedido de inconstitucionalidad, algo con pocas posibilidades de prosperar. La medida fue tomada por la Sala III de la Cámara de Apelación en lo Civil y Comercial de los Tribunales de Rosario, integrada por los jueces María del Carmen Álvarez, Néstor Sagüés y José Donati.


Este rumor se convirtió en noticia. Es importante ver las causas de este desarreglo que tiene y tuvo permanentemente la gestión de Eduardo López. Socios que entran a la cancha y no pagan cuota, un club que está vacío en tono a la vida social, no hay elecciones desde 1994, gente comprometida con Newell`s que se reune en una calle céntrica de Rosario para pedir cuentas claras, lo que ocasiona que vengan los matones de la barrabrava para impedir cualquier acto en contra del presidente de NOB y pases absolutamente irrisorios y que no se sabe bajo que regularidad se ejercieron (Belluschi, Garay y Ortega, por citar algunos ejemplos). La lista continua irremediablemente. Por si fuera poco, el conjunto rosarino fue sancionado con la quita de 3 puntos por los incidentes en el partido con River. El panorama es oscuro y las respuestas pocas...

0 comentarios:

Buscar en Doble 5

Colaboraciones