martes, 31 de julio de 2007

"En técnica son mejores los europeos"

La presente es una entrevista que le realizó el diario Perfil al actual técnico de Gimnasia y Esgrima de La Plata, el colombiano Francisco Maturana. Me parece importante el valor de algunos conceptos que plantea, a pesar de que podamos estar de acuerdo o no con lo dicho por él. Se introduce en una rica explicación sobre la técnica de los jugadores sudamericanos, en comparación de los europeos, marcando asimetrías entre ambos. Además, da su visión del desempeño argentino en la última Copa América y sobre el gran dilema de este fútbol moderno: ¿sirve ganar a cualquier costo? Es un interesante debate y es bueno arrancar con la declaración de un personaje insignia de Sudamérica.

—Usted entrenó a Colón en 2004. Tres años después, ¿ve cambios en el fútbol argentino?
—No, está igual. Es un fútbol en el que las figuras se van. Y así se resiente el nivel, y uno ve que los que antes eran jugadores “clase media” hoy son “clase alta”.

—¿Y cómo se amolda a esa realidad?
—A veces, las cosas no son lo que uno quiere, sino lo que encuentra. Hay una realidad, y no se puede vivir únicamente de sueños. Hoy por hoy, el fútbol tiene dos áreas bien definidas: la de la raya para afuera y la de la raya para adentro. En el primera, ganan los europeos de manera apabullante; en el juego-juego, hay un hecho puntual: los europeos redujeron el último Mundial a una Eurocopa.

—¿Entonces, Europa es el norte futbolístico?
—Bueno, todos empezamos a mirar Europa como si fuese el punto de llegada. Creo que eso fue un error: dejarse seducir por el empaque. ¿Qué hizo Europa? Agarró lo bueno de nosotros: la fantasía, la improvisación, pero no la técnica, porque ellos tienen más técnica que nosotros.

—¿Más técnica?
—Sí. Técnica es movimiento. También es la relación entre el cuerpo y el balón. Puedo estar equivocado, pero si vos ponés a Lampard (y te puedo nombrar muchos europeos más) a que te haga un pase de 60 metros, te lo pone ahí. Al sudamericano le cuesta, porque a nosotros nos gusta más el pase cortito, la gambeta, pero en la técnica, en la recepción, en el control de la pelota, es mejor el europeo.

—¿Por qué?
—Porque ellos no tienen potrero; trabajan la técnica desde chicos. Trabajan más porque necesitan incorporarla. Nosotros creemos que la tenemos, creemos que consiste en gambetear, y desdeñamos la posibilidad de trabajarla. En Sudamérica, aquí mismo en la Argentina, hay jugadores importantes a los que les cuesta hacer un pase de cinco metros. Y hay partidos en los que es difícil encontrar 10 pases seguidos. En cambio, el Barcelona es capaz de hacer entre 30 y 40.

—¿Cómo sobrevive usted, que no adhiere a la lógica de que ganar es lo único, dentro del fútbol?
—Bueno, últimamente me estaba pasando lo de Jorge (Valdano), que no tiene más ganas de dirigir. Pero veo que hay lugares, como Inglaterra, donde se respetan los proyectos; por eso allí se juega bien.

—¿Con qué entrenadores se identifica?
—Con la forma en la que piensan Menotti, Valdano y Arrigo (Sacchi). Y con Bielsa: su selección era abusiva, te mataba.

—¿Y Basile?
Lo de Argentina en la Copa América me enloqueció. Aunque perdió, para mí la ganó. Ese es el fútbol de América: estábamos en esa búsqueda de parecernos a Europa, empezaron las prisas, se tocaba la pelota cortita y a eso le pusieron “tiqui-tiqui”, y resulta que Argentina demostró que eso tiene validez. Reivindicó el pase atrás, reivindicó la posesión del balón, la recreación, las licencias a los diferentes para que pudieran lucirse. Porque hubo un tiempo en que empezamos a castrar a los diferentes. El miedo a perder hace que uno como técnico le vaya cortando las alas a esa gente, pero Basile le dio un Norte al equipo. Argentina no ganó, pero ha reivindicado muchas cosas.

—¿El que gana, entonces, no siempre es el mejor?
Para mí no. El mejor de la Copa América fue Argentina. Italia ganó el Mundial 82 y nosotros nos acordamos del Brasil de Falcao. En la FIFA, analizando el Mundial pasado, Parreira dijo: “No vale si no ganás, nadie se acuerda del que no gana”. Y Andy Roxburgh, presidente de los técnicos de la UEFA, le contestó: “Señor Parreira, nosotros respetamos todo lo que Brasil ha ganado, pero lo queremos por la forma en que lo ha hecho”.

7 comentarios:

Agustín dijo...

Hace unos dos meses, en una nota realizada por Olé, Maturana expresaba exactamente lo contrario a lo que aquí menciona: dijo que él ya no proclama el fútbol lírico, mencionó que se encontraría estancado 20 años atrás en caso de seguir con esa forma de interpretar la esencia del juego y aplaudió el estilo de la Italia campeona del mundo en 2006...

Veo que ahora volvió a su legendaria cantinela refiriéndose a las limitaciones de los futbolistas actuales, a lo físico por sobre lo técnico, al emparejamineto del fútbol "hacia abajo" y blá, blá...

Todo un versero que sigue consiguiendo trabajo gracias a lo bien que jugaba aquella Colombia que contó con la mejor generación de sugadores surgidos de ese país.

guido dijo...

Es un fútbol en el que las figuras se van. Y así se resiente el nivel, y uno ve que los que antes eran jugadores “clase media” hoy son “clase alta”.

En este párrafo que cite tiene TODA la razón.
Saludos!!!

Luigi dijo...

Yo de futbol no agarro ni una... pero Ud don Note que opina? Somos los "ganadores morales" de la copa America?

bonito lunch dijo...

estoy de acuerdo en todo con don pacho

CALIGULA dijo...

Muy buena nota.
Vale leerla.

Saludos.

NoTe dijo...

Agustín: Traté de buscar la nota pero no la encontré. Es un buen aporte el tuyo..
Guido: Sí, es cierto, la sangría es permanente y es lógica que se pierda nivel.
Luigi: Nadie sabe de fútbol, apenas entendemos algo. Pero el ganador de la Copa América fue Brasil. No existen ganadores morales.
Lunch: Loco, que groso lo que posteas siempre.
Calígula: 100% de acuerdo. Daba para postearla.
Gracias por pasar a todos!

varo140 dijo...

Bueno,aqui en Europa hemos mejorado en el apartado tecnico,eso es cierto.pero tambien hay mucho "tanque".Saludos.

Buscar en Doble 5

Colaboraciones