domingo, 1 de julio de 2007

Con munición gruesa

"Blanquiceleste se maneja engañando a la gente". Tajante. Con estas declaraciones, Gonzalo Bergessio, el ahora ex delantero de Racing y ya jugador del Benfica, se refirió a la situación dudosa que se planteó hace unas semanas sobre su posible continuidad en el equipo de Gustavo Costas. Se había barajado la posibilidad de que Blanquiceleste le había ofrecido un contrato de 700.000 dólares, que él mismo lo había rechazado porque quería irse a jugar afuera. Un rumor que nadie confirmó pero que quedó flotando en el aire. Ante ese manejo poco claro hacia su persona, Bergessio salió a defenderse y atacar sin piedad a Fernando Di Tomasso, líder de la gerenciadora del fútbol de Racing. Alegó que no le pagaron en todo el año, que la oferta de renovación no era tal como lo planteaban de puertas para afuera Blanquiceleste, que había desechado ofertas de otros equipos argentinos que iban a jugar la Copa Libertadores y Sudamericana (¿Boca? ¿San Lorenzo?) sólo para ver si podía continuar en Racing, debido al agradecimiento constante del hincha hacia él. Aunque marcó una frase que me quedó impregnada y refleja mi pensamiento sobre la actualidad del coloso de Avellaneda: "Se manejan engañando a la gente: Racing se merece que al club lo maneje la gente de Racing". Claro como el agua. El proceso de gerenciamiento de Racing fue un fracaso. El título del 2001 no debe tapar el bosque de un sinfín de desacoples, errores y falta de previsión por parte de la empresa. Ardiles, Fillol, Cappa, Rivarola, Quiroz, Simeone, Merlo y hasta Alberto Fanesi, nombres y más nombres de técnicos y jugadores (la lista, creánme es interminable) que pasaron en Racing en apenas 6 años sin obtener ningún resultado. Las pruebas lo avalan. Una locura que inserta a Racing en esos puestos de lucha por mantener la categoría, que hace recordar a esos años de caos institucional, futbolístico y cuando la palabra desaparición era moneda corriente. Los socios, los hinchas, los que llevan a Racing en el alma, tienen que actuar. No pueden esperar más, porque su club los necesita.

NoTe: Falleció Juan José Lujambio, uno de los periodistas más destacados y que lograron que esta profesión sea tomada con la seriedad que lo merece. El fútbol y el periodismo está de luto.

1 comentarios:

Recontra dijo...

Lo de Blanquiceleste es una verguenza.

Suerte Note.

Buscar en Doble 5

Colaboraciones