martes, 22 de diciembre de 2009

Argentina: los tiempos se acortan y el equipo no aparece


La derrota de Argentina ante el combinado de Catalunya por 4 a 2 refleja el andar complejo que está viviendo la selección en torno al desafío mundialista de Sudáfrica 2010. Sin Messi con algunas molestias físicas, quien retornó a Buenos Aires para las Fiestas, Héctor Enrique y Alejandro Mancuso, la dupla de técnicos luego de la suspensión de Maradona por FIFA, quien lo vio desde la platea del Camp Nou, estuvieron al frente de un equipo que contó con algunos debutantes como Cristian Álvarez, el lateral de Arsenal, de discreta tarea y Javier Pastore, que cumplió y se destacó con apariciones interesantes y que sin dudas lo revitalizarán en la consideración de Maradona para los próximos partidos.


Lo peor se vio desde mitad de cancha hacia atrás. La dupla Bolatti - Gago no se encontró en el campo de juego y esto trastocó a una defensa que desde el inicio no presentó confiabilidad, ya sea con los laterales Álvarez y Papa, más preocupados de ocupar su sector que ser una opción de ataque y en especial la dupla central conformada por Martín Demichelis y Nicolás Otamendi, éste último reemplazado en el entretiempo por Nicolás Pareja, otro que no anduvo nada bien y cometió un infantil penal para el tercer tanto de los dirigidos por Johan Cruyff. El panorama se transforma en desolador cuando el arquero Pozo no estuvo en una de sus mejores tardes y reaccionó de manera incorrecta en dos goles de Catalunya.

Para destacar poquitas cosas: Pastore ilusionó de que si continúa teniendo minutos en Palermo su presencia albiceleste tenderá a repetirse. Destacar lo de Di María, a veces vueltero, a veces sin ejecutar lo que la jugada requiere pero solventando esas deficiencias con mucho amor propio, con entrega y no achicándose nunca. Otro que anduvo bastante bien fue Ezequiel Lavezzi. El del Nápoli dio la asistencia para el segundo gol de Argentina y tanto por derecha e izquierda complicó a la defensa catalana. Higuaín sufre la peor parte: ser el centrodelantero de un conjunto nebuloso en lo que pretende en el campo de juego y que se maneja exclusivamente por arrestos individuales. El del Real Madrid propone sacrificio y movilidad constante, aspectos destacables pero subordinando a la nada sus cualidades fundamentales que vemos desarrolladas en la Casa Blanca, ese olfato goleador que lo hace titular en un conglomerado de estrellas.

Perder, duele. Axioma simple y que significa no rendirse y enfocarse más que nunca todo el cuerpo técnico de que Argentina por su historia no debe repetir actuaciones como las vividas esta tarde en Barcelona. Los plazos se acortan y el período de prueba debe llegar a su fin. Que el propósito inclaudicable será generar un equipo competitivo que, valga la redundancia, compita de igual a igual ante las potencias del Mundo. Y que lo de hoy se convierta en una triste anécdota.

5 comentarios:

Esteban dL dijo...

que sólo haya sido un "mal partido" (mentira, hace bastante que vienen jugando como el ojete), pero bueh, no se gana.

No, gracia a vo´ dijo...

Hola Adrián!

No pude ver el partido pero ya de antemano no esperaba un buen rendimiento de Argentina.
Para mi el tiempo se agotó. De aca al Mundial solo contaremos con amistosos y Maradona todavía tiene varias dudas para definir su once inicial. Si comparamos esto con selecciones como España o Brasil es muy díficil en pensar que se puede ganar el título en tierras africanas.
Gago no juega en el Madrid pero es titular en la selección. No se entiende.

Saludos,

Miguel

bonito lunch dijo...

lo mas lindo es la interna entre mancuso, bilardo.
el negro enrique que dirigio almagro.
el gordo drogadicto.
lindo panorama.
feliz navidad note.

sabri dijo...

excelente achi!!!!!

NoTe dijo...

Gracias por pasar!

Buscar en Doble 5

Colaboraciones