jueves, 3 de diciembre de 2009

Chelsea va, va y va

Líder en la Premier League, brillante inicio de la Champions y un rendimiento por momentos aplanador. Así anda este Chelsea por Europa encontrando resultados óptimos bajo la tutela de Carlo Ancelotti, entrenador que supo sacar experiencia (y títulos) en el Milán y que desembarcó en Stamford Bridge en un equipo con valiosísimas individualidades tales como Drogba, Anelka, Lampard, Ballack, Essien, Terry, Cech y tantos otros pero que careció de apetito ganador en paradas claves. Final de Champions League ante Manchester United en 2008 y la eliminación sobre la hora ante Barcelona en la anterior Orejona quedan marcados en la retina y no se irán fácilmente.

La mirada recayó en el temple del plantel, multimillonario y rico técnicamente sin dudas, pero sin el fuego sagrado necesario para llegar a culminar este gran objetivo, preciado por Roman Abramovich con fervor desde que llegó al club londinense con sus millones encima.

Las estadísticas son claras: En 14 partidos de Liga, el Chelsea ha logrado 36 goles y recibió sólo ocho. En la Champions, en la que ya está clasificado para octavos, su balance es de 9-2.

Desde el principio Ancelotti propuso su mensaje y llegó a los oídos de los futbolistas. Como bien diría Paolo Maldini, este técnico es una mezcla de Arrigo Sacchi y Fabio Capello. Gran rigurosidad defensiva y golpear en los momentos justos. El abc de este Chelsea. La gran trayectoria del italiano dentro del campo de juego le otorga un plus en torno a lo que siente el profesional, más en este caso donde luego de varios años con buenas actuaciones tanto en la Premier como en sus incursiones europeas, aunque sin lograr la tan ansiada Champions. El entrenador italiano cuenta con una característica sobresaliente: sabe exprimir al máximo el potencial de sus dirigidos. Pasó en Milan con Seedorf, Inzaghi, Rui Costa, Schevchenko, Nesta y tantos otros.

En Chelsea se repitió la fórmula. Temporada fabulosa de Anelka, exquisito con los pies e inteligente con la cabeza, Drogba (11 goles) y su permanencia como uno de los mejores atacantes del mundo y en especial de Mickael Essien, una fiera todoterreno que pulula por el mediocampo con una presencia significativa, que lo convierte en el eje de referencia. Frank Lampard y su habitual repertorio. Cech con la seguridad de siempre en el arco y John Terry, quizás en el período más regular y eficiente de su carrera deportiva acompañado por un siempre correcto Ricardo Carvalho. El nigeriano Mikel se ganó un lugar en el once titular y es el tándem perfecto con Essien.

Muchos aventuran con un cruce ante el Barcelona por las Champions con el propósito de dictaminar las fuerzas verdaderas que cuenta este Chelsea para enfrentarse al mejor del mundo. Si continúa por este camino, puede. Sí, puede.

2 comentarios:

Esteban dL dijo...

se le dará al Chelsea? ojala se le dé y pueda ganar la Premier, viene muy embalado.

DEPORTESIS dijo...

Muy buena la nota adri, gran trabajo de Carleto levantando un mediocampo potencialmente fantástico que dejaba muchísimo que dejar en la práctica, salvando a Essien claro.

Ahora el Chelsea es un equipo completísimo, y tiene recambio de calidad, caso Joe Cole que de a poco vuelve a ponerse a tono. Además, muchos jugadores están interpretando su función colectiva por delante del lucimiento personal, y eso permite ver una delantera solidaria para correr y jugar, un medio concentrado en quitar y distribuir, y una defensa que con Ivanovic busca tener la sorpresa garantizada por ambos costados, para que las incursiones de Ashley Cole no sean tan previsibles.

Abrazo!

Buscar en Doble 5

Colaboraciones