jueves, 9 de agosto de 2007

"Es un hecho policial"


Aníbal Fernández, aseguró en declaraciones radiales que el asesinato del barra de River Gonzalo Acro es un "hecho policial" y que sería "una locura relacionar al club con lo que está sucediendo en este caso". "Una cosa es la violencia que engendran los espectáculos deportivos, que estamos trabajando para cambiar, y otra cosa las consecuencias del accionar de este tipo de grupos", consideró el ministro de la cartera política. "Estamos en presencia de un grupo que desde hace tiempo viene de tener conflictos entre sí, que a uno subjetivamente le hace pensar que tiene que ver con esa razón que no es futbolística, sino que son consecuencias no deseadas y monetarias ligadas al fútbol o al negocio que hay alrededor de eso de la barrabrava que han motivado este asesinato", agregó.
Ya sabemos que Aníbal Fernández no es precisamente de tener un equilibrio marcado al expresar sus opiniones con respecto a los temas que incumben en la vida diaria del país. Sin dudas, consumada la muerte de Gonzalo Acro, y él siendo responsable del Ministerio del Interior, tuvo que dar explicaciones de lo ocurrido y a mi gusto, considero de que pecó de inocencia al establecer que este hecho simplemente es de naturaleza policíaca y que no tiene conexión en la vida institucional de River Plate. Fernández denota que se tiene que dividir la violencia en espectáculos deportivos y éste tipo de incidentes. ¿Por qué considera eso el ministro? ¿Es o no es violencia? Lo que no está comprendiendo Aníbal Fernández es que Acro, más allá de que fuese barrabrava de River, era un ciudadano argentino que ejecutaron a menos de dos metros. Qué importa si fue dentro del espectáculo futbolístico o afuera de ellos. Hay un muerto y la Justicia tiene que actuar de inmediato, tanto para encontrar al autor intelectual del hecho, como así también para el autor material. La Justicia tiene que colaborar urgentemente para que se castigue a los responsables de estos incidentes, que inexorablemente generan miedo y confusión en los hinchas de River, quienes muchos seguramente no irán al Monumental este domingo, por causas lógicas y entendibles. Fernández no parece entender eso. No es un hecho violento, es una mafia metida en un club de fútbol. El miedo está instalado y se teme que la interna de los Borrachos del Tablón puedan seguir generando incidentes de igual relevancia. Ya tenemos como ejemplo la batalla de los quinchos, en febrero pasado, que se prefirió ignorar y ahora se pagan las consecuencias. Acro fue una de ellas.

6 comentarios:

Javi dijo...

Vuelvo de mis vacaciones, totalmente desconectado y me encuentro con esto...mas violencia en Argentina. Ya se está convirtiendo en algo natural y esto no puede seguir asi.

Kerlon dijo...

Parece mentira, pero en Argentino existe mucha violencia entre los hichas. Me da lastima por las familias y personas normales que acuden tranquilamente a ver a sus equipos.
Saludos Note!

Jorge dijo...

El bigotón se lava las manos como de costumbre. Por su parte, tampoco ahora hay q creerse q Acro era un santo.

fernando dijo...

El fútbol argentino debe reflexionar. La violencia puede acabar con el espectáculo. Además, el gobierno argentino debería intervenir directamente e investigar que hacen los clubes para frenar la violencia.

NoTe dijo...

Javi: Buen regreso!
Kerlon: Es algo que hará que los estadios queden cada vez más vacíos.
Jorge: No, un santo seguro no era, pero tampoco se merecía eso.
Fernando: No se reflexiona nunca, nos dejamos llevar por la voragine. Así nos va.

Gracias por pasar!

bonito lunch dijo...

esto lo escribo despues de ver en t.v. el entierro de acro.
tendrían que suspender el partido de river del domingo
ayer escuché que aguilar presento la renuncia a algún integrante de la c.d.. y despues a. fernandez le pidió que no renuncié . sin palabras

Buscar en Doble 5

Colaboraciones