miércoles, 22 de agosto de 2007

Cuando la ilusión parece estar en juego...

Al leer Clarín del día de hoy apareció una pequeña nota en la sección deportes que quisiera compartir con ustedes. Es un tema delicado que nunca ha sido tomado con la seriedad que se merece. Deseamos que fervorosamente la Justicia marque si este suceso ocurrió o no. Principalmente porque se juega con la ilusión de los chicos.
En Rosario se destapó una olla que olía a podrido. La madre de Alan Zentner, un volante central de 21 años que llegó hasta la Reserva de Newell's, denunció ante la Justicia que Sergio Almirón, ex futbolista y actual coordinador de las Inferiores del club, le pidió "entre 30 y 40 mil pesos" para que su hijo jugara en Primera. En realidad, la mujer trasladó al ámbito judicial un tema que suele escucharse en el mundo del fútbol: hay técnicos que piden coimas para poner a sus dirigidos.La denuncia, a la que tuvo acceso Clarín, fue realizada por María Rosa Martínez el 24 de julio en la Fiscalía Nø 5 de Rosario, a cargo de Norberto Angel Picca. La madre de Zentner, una docente de 47 años que vive en Ushuaia, denunció "a la dirigencia del club Newell's Old Boys, a los coordinadores de las divisiones inferiores y en especial al entrenador Almirón por presunto maltrato físico y psíquico" hacia su hijo. Según la versión de la mujer, todo comenzó en diciembre del año pasado, cuando a su hijo lo dejaron libre de Newell's sin explicarle los motivos y con un agravante: recién se enteró de esa decisión del club en febrero, al regresar a Rosario tras pasar las Fiestas en Ushuaia. La madre de Zentner aclaró que el objetivo de su denuncia "no es ganar dinero, sino que el club dé las explicaciones del caso por escrito y, además, sentar jurisprudencia sobre este tema para que los jóvenes no pasen situaciones que en muchos casos los han puesto al borde del suicidio".
El fútbol rosarino siempre viene siendo noticia por hechos lamentables y esta novedad no fue la excepción. Sin dudas, se trata de una denuncia que la Justicia tendrá que investigar y dilucidar si realmente pasó o no el suceso planteado por la madre del futbolista. El tiempo y las pruebas tendrán la respuesta. Sabemos perfectamente que ciertos asuntos del fútbol amateur de AFA -tristemente- no poseen la claridad suficiente que merecería un tema de tal envergadura como el crecimiento de los jóvenes valores. Al surgir estos temas, se genera un ámbito de hermetismo, como si estuviéramos haciendo mella en una problemática tabú y dónde nadie entiende bien qué rol juega. En anteriores oportunidades, un cambio de coordinador de fútbol amateur en un equipo genera que varios chicos que estaban en el proceso anterior sean dejados de lado, para que ingresen otros jóvenes que tendrían el okey del nuevo técnico. Además, siempre se ha hablado de acomodos, de hijos de dirigentes y de técnicos que llegan milagrosamente a Primera (los casos sobran), de robos de jugadores de categorías 90, 91, 92 realizados por un equipo grande y la tan mentada referencia que hace el artículo de Clarín, sobre que hay entrenadores que piden coimas para que tal jugador llegue al plantel profesional. En este contexto, y siguiendo la línea de la poca organización y firmeza que presenta la entidad mayor del fútbol argentino, vemos que siguen apareciendo esta clase de casos. Ante todo, la Justicia dictará su sentencia. Mientras tanto, la pelota sigue manchada.

2 comentarios:

bonito lunch dijo...

lo de cobrarles a chicos de inferiores no es nuevo .
el hijo de un amigo llego a la 1ra de a.a.a.j. y me contó monton de historías sobre este tema y otros como incentivos para ganarle a otro equipo y demas

adivinador dijo...

No entiendo que tipo de corporativismo se da en el mundo del futbol. Todos (todos) saben que en la mayorìa de las transferencias y promocion de jugadores los tècnicos piden dinero.
Es un negocio, y no tienen problemas morales en hacerlo...Porque no lo blanquean?

Buscar en Doble 5

Colaboraciones