lunes, 20 de agosto de 2007

Traigan vitrinas...

Sevilla sigue con su ritmo arrollador. Superó por 5-3 a Real Madrid en el Santiago Bernabeu, se consagró campeón de la Supercopa de España y de esta manera obtuvo su quinto título en quince meses. Los goles del vencedor, que tuvo al defensor argentino Federico Fazio desde el inicio del encuentro, fueron de Kanoute (3) y de Renato (2). En tanto, para el Merengue anotaron Drenthe, Fabio Cannavaro y Sergio Ramos. Javier Saviola ingresó en el complemento, mientras que Fernando Gago y Federico Higuaín no jugaron. En el partido de ida, disputado en el Ramón Sánchez Pizjuán, Sevilla había ganado 1-0. El Real Madrid se había clasificado a jugar la copa tras salir campeón de la última Liga, mientras que el conjunto andaluz lo hizo tras consagrarse en la Copa del Rey.

Ya se abrió la temporada futbolera en España y ya hay un ganador: Sevilla. El equipo andaluz sigue revalidando la chapa que viene gestando hace dos temporadas y aparece como el tercer candidato a llevarse la liga que dentro de poco comenzará, atrás de los inobjetables Barcelona y Real Madrid. Hoy dio muestras de que tiene con qué hacerle frente a los dos colosos de España. Compone una base de interesantísimos jugadores, con Palop al arco, Poulsen, Renato, Jesús Navas, Fazio, Kanouté, Luis Fabiano y las recientes incorporaciones Boulahrouz y Keita. La frutilla del postre sería la confirmación de la no venta de Dani Alves (brillante futbolista) al poderoso Chelsea. Si se queda, Sevilla sacará a relucir un funcionamiento impecable que ha ido forjando hace tiempo en el proceso exitoso comandado por Juande Ramos. Del partido hoy, y a pesar del abultado resultado, no hubo una exagerada dosis de fútbol, sino un partido con diferencias claras entre un plantel que se conoce de memoria, y otro como el de Schuster que apenas está acomodando las fichas. Las fallas defensivas fueron devastadoras en el equipo merengue, ya que Sevilla pagó con goles esas desinteligencias. Flojas las actuaciones del recientemente contratado Pepe y Fabio Cannavaro, los cuales no pudieron frenar al gigante malí Kanouté. Interesante debut de los holandeses Drenthe (con gol incluido) y Sneijder, futbolistas que otorgaron un caliz diferente por las bandas. Seguramente el técnico del Madrid tomó nota de esto. Los dos partidos marcaron cierta brecha de distancia en preparación táctica y futbolística para los de Ramos, que tal vez le servirá al inicio de la temporada. Aunque, los resultados -como siempre- mandarán. Mientras, Sevilla abre nuevamente su vitrina.

2 comentarios:

Recontra dijo...

Qué masa el Sevilla...
Me acuerdo cuando el Diego jugo esos pocos partidos en el '92...

Talleyrand dijo...

no para de sorprenderr!!! posta no para de ganar...que le den la formula al KAiser

Buscar en Doble 5

Colaboraciones