jueves, 15 de noviembre de 2007

El que mal arranca...

"Voy a cumplir con mi palabra. Me gusta siempre redoblar la apuesta, no es por miedo que me voy. Lo hago porque me comprometí públicamente con el hincha de River verdadero. Me voy con mucho dolor y tristeza. pero quiero sentirme íntegro y de haber cumplido con lo que prometí".

"Estoy seguro que dejamos un plantel bueno y un grupo excelente, que en el próximo torneo va a hacer una gran campaña. Quiero resaltar la recuperación de un ídolo como Ortega. Nos han ayudado mucho los jugadores. Nosotros no lo vamos a dejar de lado la recuperación de Ariel. Ha sido más importante que cualquier conquista deportiva".

"Al hincha de River de corazón le deseo muchas felicidades y se que lo va a tomar muy bien el hecho de que cumpla con mi palabra. Ojala podamos festejar el campeonato que viene".

Tras la eliminación en la Copa Sudamericana a manos de Arsenal de Sarandí, Daniel Passarella anunció este jueves la renuncia a la dirección técnica de River, cumpliendo con la promesa que realizó en mayo pasado sobre que se iría del club de no ganar un título en el segundo semestre de 2007. Sin lugar a dudas, era una noticia que inevitablemente iba a suceder, teniendo en cuenta el continuo juego deslucido que mostraba el conjunto millonario, salvo honrosas excepciones como contra Botafogo y Boca. Y no más. Al hablar de Passarella es insoslayable marcar que es una gloria de la historia riquísima de River y que un lamentable proceso como técnico no va a empañar semejante trayectoria como futbolista de la banda roja. Eso queda claro. Desandando el proceso comandado por el Kaiser de aproximadamente dos años, vislumbramos un caos institucional de una envergadura trágica -incluye hasta un muerto en una fragmentación de la barrabrava que parece no tener fin- donde la gestión del presidente José María Aguilar sufrió golpes certeros para su continuidad, teniendo en cuenta que habrá elecciones recién en diciembre de 2008. La oposición denuncia toda clase de irregularidades y la popularidad del inefable Aguilar está en franco descenso desde hace tiempo. El desorden económico con un pasivo que supera los 100 millones de pesos, manejos poco claros en política de compra y venta (los casos de Juan Pablo Carrizo y Luciano Figueroa son paradigmáticos), sumado a un rendimiento irregular en la cancha y por consiguiente sin la obtención de ningún título en los últimos tres años, agotó la paciencia de los hinchas, quienes desde hace tiempo exigían la salida de Passarella para al menos apaciguar las aguas desde el tinte futbolístico. Él, férreo en su postura, decidió quedarse hasta fin de año para ver si podía conseguír un torneo y acallar las críticas. No pudo ser. La eliminación por penales ante el humilde Arsenal colmó el vaso y la última expectativa para permanecer como técnico. Dicen esas frases futbolísticas, siempre carentes de peso en la realidad, que los verdaderos equipos ganadores se sustentan sobre la base de tres patas: la dirigencia, el cuerpo técnico y los jugadores. En River no funcionó ninguna. Y la base se cayó. Como se viene cayendo hace aproximadamente 6 años. Parece que una pata falla en serio.

6 comentarios:

A tres puntas dijo...

Note, Passarella tuvo un ciclo de terror, pero se fue cuando mejor estaba el equipo. No mereció perder ante Arsenal y los penales siempre son una lotería que River rara vez gana.

El principal problema son los dirigentes y sus manejos turbios.

El técnico para el Millo tiene que ser el Cholo Simeone.

Saludos

Tincho

bonito lunch dijo...

gracias que se fue.
como ponen algunos chetos en los blogs, off topic: he visto jugar a bulleri, sepaquercia , pena, recio y miles de troncos mas , pero en mi top ten lo encabezan ahumada , beluschi y rosales .

No, gracia a vo´ dijo...

La culpa es de la cúpula dirigencial. La institución se está cayendo a pedazos! Otro técnico hubiese durado la mitad de lo que duró Passarella!

Saludos

Anónimo dijo...

No es el momento para Ramón?

NoTe dijo...

No creo que Ramon acepte...lo echaron como un perro, y le queda un desafío bueno como la libertadores con San Lorenzo.

fernando dijo...

Passarella se fue, pero con él se debieron ir los dirigentes y muchos jugadores. NO es el único culpalbe.

un abrazo.

Buscar en Doble 5

Colaboraciones