sábado, 9 de febrero de 2008

Admiración hecha persona


Tal vez la palabra Maradona se repita continuamente en estos últimos días del blog, no debido a un sentimiento de amor inconmensurable hacia al astro, sino marcando la trascendencia que aún conserva la imagen de Diego, ya que en diferentes lugares ha sido mencionado y puesto en el ojo de la tormenta como casi siempre. Primero fue el diario The Sun con su arrepentimiento del gol a los ingleses (luego desmentido por él mismo) y ahora unas declaraciones sinceras de uno de los mejores centrales del mundo (aunque lejos de Alessandro Nesta) como lo es Fabio Cannavaro, quien afirmó este sábado que el único jugador en el mundo que podía descuidar su físico, emborracharse y luego jugar bien era Diego Maradona. "Sólo Maradona podía salir la noche antes de un partido, emborracharse y luego jugar bien y ganar", dijo Cannavaro, campeón del mundo con el seleccionado italiano en Alemania 2006.


Para ahondar en esta definición avisamos a los lectores que Cannavaro nació en Nápoles el 13 de septiembre de 1973 y arrancó su carrera en Nápoli. Luego continuó su carrera en Parma, Inter y Juventus. El defensor estaba en las inferiores del Nápoli en la época en la que Maradona convirtió al equipo en campeón de Italia y fue alcanza pelotas en el campo mientras jugaba Diego en el estadio San Paolo. "En ese equipo campeón de Nápoli estaba como defensor Ciro Ferrara y una vez me dijo que yo nunca fui alcanza pelotas de Maradona... porque Diego nunca pateaba desviado", recordó el ganador del Balón de Oro en 2006 de la revista francesa France Football al diario As de España.


Como marcaba al principio del post, cada día me sorprendo más de la aureola de admiración que dejó Maradona para todo el fútbol en general, donde una camada de brillantes futbolistas como Cristiano Ronaldo, Cannavaro, Ronaldinho, Del Piero, Totti y tantos otros, muestran una debilidad asombrosa cuando se les nombra al 10. Es como si hablaras de un ser querido. Los más jóvenes -me incluyo- observamos a Maradona en su peor época, con desplantes por doquier y en el ocaso de su carrera. No vimos la plenitud de ese Diego con rulitos y corriendo a velocidades fantasmagóricas sentados frente al televisor, nuestra edad nos hizo perder esa etapa. Quedan sus videos, sus imágenes, junto a las hazañas que hizo posible, lo cual a uno en la mayoría de las veces se le eriza la piel y por dentro sólo tiene formas abstractas pero variadas de agradecimientos a una persona que hizo feliz a todo un país, hasta en los peores momentos. Se retiró hace 10 años, pero todavía siguen hablando de él. O mejor dicho, seguirán hablando de él por siempre...

1 comentarios:

Dale pelota dijo...

Es asi, Diego dejo una marca imposible de olvidar en la historia del futbol mundial y por eso es admirado por las estrellas actuales de este deporte. Yo tambien era muy chico en el momento de esplendor de Diego.
Saludos!

Buscar en Doble 5

Colaboraciones