jueves, 28 de febrero de 2008

Por las dudas, abro el paraguas...


"Será difícil repetir los éxitos que tuvimos y naturalmente será una temporada frustrante, por no poder liderar las posiciones. Todavía no estamos para luchar por algo importante. Todavía hay que esperar, normalmente no se tienen las cosas claras hasta que el Mundial llega a Europa. Ves las tandas largas de los rivales y la gasolina de los demás equipos y te haces una idea. Nosotros estamos bastante atrás. Ferrari, McLaren y BMW se encuentran por delante”.



Así de tajantes fueron las declaraciones de Fernando Alonso, justo antes del comienzo de la temporada. A pesar de que todavía no se encendió ningún motor, el asturiano ya se autoexcluyó de la lucha por el título en la Fórmula 1. En vistas al Gran Premio de Australia que conenzará el 16 de marzo, Alonso considera que Renault tiene que preparar cada carrera en especial y poder dar algún golpe a lo largo de la temporada. "El R28 (el nuevo monoplaza) es un buen paso hacia adelante, pero todavía no está al nivel de ganar carreras, por lo que necesitaremos aún algo de tiempo y algunas buenas ideas", aseveró. De títulos ni hablar...


El español regresó a Renault para competir esta temporada tras finalizar una turbulenta relación con McLaren, a quien en ocasiones acusó de no ayudarlo a competir y de favorecer a Hamilton. Respecto a su ex compañero, con quien protagonizara una tortuosa relación, Alonso dijo que "la experiencia le permitirá manejar las presiones y eso te da una ventaja en comparación al año anterior".


Para el español, la lucha por los primeros puestos en el Mundial de pilotos se circunscribirá al último campeón, el finés Kimi Raikkonen y el brasileño Felipe Massa, ambos con Ferrari, y a los dos pilotos de McLaren-Mercedes, su ex compañero y enemigo, el británico Lewis Hamilton, y el también finés Heikki Kovalaien, justo su reemplazante en la escudería inglesa. Pero de entre ellos, el hombre a vencer será Raikkonen, quien según el dos veces campeón mundial, cuenta con la estructura y el talento suficiente para repetir lo del año pasado.


Su actual jefe, Flavio Briatore siguió la misma postura y aclaró a diversos medios de prensa que las chances de conseguir buenos resultados en esta temporada son remotas. Con Renault, Alonso ganó su primera carrera en 2003 y obtuvo el título de conductores y de constructores en 2005 y 2006. En la actual temporada y en las diversas pruebas que se están realizando, el auto conducido por el español no logra equiparar los tiempos que marcan Ferrari y McLaren. A su vez, la pelea por los puestos intermedios tampoco será sencilla porque se encuentran las escuderías Williams y Red Bull con marcados crecimientos en sus vehículos. Alonso sabe declarar y por lo poco que pudo estar con el coche, sabe cómo se puede presentar el futuro. Por eso, despacito y sin que nadie se dé cuenta, va abriendo el paraguas...

6 comentarios:

Jorge dijo...

Pocas veces había leído de parte de Alonso ese tipo de declaraciones, ya q el asturiano suele ser muy soberbio.

Javi dijo...

Declaraciones realistas las de Alonso, como siempre por mucho que duelan...

No, gracia a vo´ dijo...

Va a ser raro ver a un gran piloto sin chances de pelear por el campeonato.

Saludos

Migue

CALIGULA dijo...

De que Alonso abrió el paraguas no quedan dudas. Pero que Renault ha quedado bastante atrás no deja de ser cierto.

Abrazo Note.

NoTe dijo...

Lo puse porque me sorprendí de escucharlo tan humilde. Gracias por pasar..

Luigi dijo...

Para que Alonso salga a hablar así antes de empezar el campeonato, es porque ya no abrigan ninguna esperanza de estar en la punta.

Coincido que el hombre a batir será Kimi; los 4 candidatos que menciona Alonso son veloces, pero Kimi es el mas maduro y encima ya corre sin la presion de ganar un campeonato.

Abrazo!!

Buscar en Doble 5

Colaboraciones