domingo, 10 de febrero de 2008

Una desilusión



El seleccionado argentino masculino de hockey sobre césped se quedó esta madrugada al margen de los Juegos Beijing 2008, luego de perder con su par de Nueva Zelanda, por 3-2, en tiempo suplementario. En el estadio North Shore City en el que se desarrolló íntegramente el Preolímpico, el representativo local se impuso en la final con "gol de oro" de Bradley Shaw, cuando faltaban nueve segundos para que concluyese el segundo tiempo del alargue. De esta manera, Nueva Zelanda garantizó su décima participación en la historia de los JJ.OO. y se sumó a los representativos de Australia, Bélgica, Canadá, China, Corea del Sur, Holanda, Pakistán, Sudáfrica y España, quienes ya habían asegurado su pasaporte a la cita olímpica.


Cosas del destino, a esta altura qué le vamos a hacer. Al igual que lo ocurrido hace cinco meses en la definición de los Juegos Panamericanos Río de Janeiro 2007, el elenco dirigido por Sergio "Cachito" Vigil experimentó otra frustración cuando quedaban segundos para la finalizacion del partido. Recordemos que en julio pasado, el elenco nacional desperdició la chance de clasificar para Beijing en la tanda de los penales, cuando el delantero Jorge Lombi no pudo convertir su disparo y Canadá terminó festejando. Algo injusto e inmerecido porque los de Vigil se merecían vencer al conjunto canadiense. Pero cuando no es, no es.


Quedaba el desafío en Nueva Zelanda. Y no pudo ser. Argentina falló en la concentración en el tramo final del partido y a cuatro minutos del cierre recibió el tanto de la igualdad 2-2. El partido parecía encaminarse definitivamente a la tanda de los penales, pero a falta de nueve segundos para la conclusión del alargue, Bradley Shaw apareció libre, después de un corner corto, y mandó la pelota al fondo del arco. De esta manera, los neocelandeses no solamente se vengaron del tropiezo 1-3 que habían sufrido en la fase regular del Preolímpico sino que también se "sacaron la espina" de la final perdida ante Argentina, en el Champion Challenge de julio pasado, en Bélgica, cuando Lombi, con otro "gol de oro" estableció la victoria para el once albiceleste. La desazón comió los cuerpos de los dirigidos por Vigil, quienes llegaban confiados a esta definición teniendo en cuenta el buen rendimiento que tuvieron a lo largo del certamen, venciendo hasta al local en la primera fase.


Consumado esta mala noticia queda por esperar posibles cambios en la plana técnica de la selección, donde Sergio Vigil se jugó una patriada al no poner al histórico goleador Jorge Lombi y preferir a nuevos valores (Lucas Rossi, Agustín Corradini, Juan Garreta y Matías Vila). La apuesta no salió bien y el sueño de Beijing se esfumó en apenas 9 segundos. Poco tiempo para una ilusión que tenía grandes objetivos y se quedó sin nada. Un histórico representante argentino en los Juegos Olímpicos se queda afuera del máximo certamen del deporte. A replantearse los errores, tratarlos de corregir con tiempo y trabajo y dar vuelta la página. No queda otra.

2 comentarios:

bonito lunch dijo...

lo que pasa que cachito piensa mas como mujer que como varoncito.

Tómás dijo...

Jajaja es verdad!

Buscar en Doble 5

Colaboraciones