viernes, 8 de febrero de 2008

Todo un profesional

Una de las piezas claves de Los Pumas en el último mundial fue Horacio Agulla, tal vez el máximo exponente a la hora de hablar de rugby amateur, ya que fue el único titular que jugaba en el rugby local. Digo jugaba porque cerró su incorporación al Dax del Top 14 francés. El de Hindú Club era pretendido por varios equipos de Europa luego de la hazaña en el mundial, pero finalmente su destino terminará en Francia

Agulla viajará pasado mañana y se sumará a Dax; inmediatamente iniciará los entrenamientos y estará disponible para jugar a partir de la semana venidera. Si bien en el equipo no hay jugadores argentinos, Dax está cerca de Biarritz. "Ahí tengo varios amigos, como Manuel Carizza y Marcelo Bosch", contó Agulla. El Dax ascendió la última temporada a la mayor de las categorías del rugby francés y tiene una importante historia en ese certamen. Su nuevo equipo está penúltimo en la tabla (dos triunfos y seis derrotas), en zona de descenso.


En primer lugar, es loable y comprensiva la postura del wing argentino de emigrar buscando nuevos desafíos y otorgarle un rol de profesionalidad a su talento, el cual es mucho y necesita pulirse con experiencias de otro tinte en Europa. También es una llamada de atención a los dirigentes de la UAR, quienes continúan charlando en cómo encarar la profesionalización en nuestro país, objetivo que parece no cumplirse mientras la sangría de jugadores sigue a toda velocidad. La temporada 2008 del rugby de Buenos Aires se encontrará con un Puma menos en nuestras canchas.


Agulla era el emblema del rugby amateur actual, peleando de igual a igual con jugadores hiperprofesionales, y en la mayoría sacando diferencias sustanciales, cosa paradójica teniendo en cuenta que jugaba en Hindú, en un certamen de nivel mediocre y sin un rigor físico propio del primer mundo. Eso es meritorio, pero también es plausible saber que Agulla no podía conformarse con eso sólo y deseaba transformarse en un auténtico profesional, viviendo de su profesión y sin pedirle plata a nadie. Como sus compañeros de la selección. No está rompiendo ningún código, simplemente quiere desempeñarse en los mejores torneos y que le paguen por su trabajo. ¿No es lógico?

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Te mando un besote amor... Sabri

Lucas dijo...

Si, es importante observar que la ida jugadores es constante, como una muestra del paso a seguir

Buscar en Doble 5

Colaboraciones