viernes, 20 de noviembre de 2009

Ángel Cappa: cuando la realidad es más fuerte

Se cansó. Ángel Cappa dirá adiós cuando finalice el Apertura y no será más entrenador de Huracán. Para explicar esta situación simplemente hay que comprender lo que pasó en Parque Patricios estos últimos meses. Con mucho olfato y poco presupuesto armó uno de los mejores equipos de Huracán en la historia quedando fuera de la lucha en el pasado Clausura cuando Vélez lo venció en el recordado arbitraje de Brazenas. Luego la lógica financiera primó sobre un armado que podría sostenerse para que Huracán dejara de lado las épocas aciagas y retornara al prestigio que supo conseguir en otros tiempos. No pudo ser. Javier Pastore viajó a Italia y al Globo sólo le quedó el 10% de la transferencia millonaria al Palermo. A Cappa le dijeron que se quedaría 6 meses más a préstamo. Le mintieron en la cara.. Así también marcharon Araujo y Arano, al fitbol de Grecia y la última joya Matías Defederico ansió su salida al Corinthians de Brasil y la dirigencia no lo pudo retener pensando más en esos dos millones de dólares por el 50% del pase con el fin de tapar agujeros, en vez de profundizar el sueño que, semana tras semana, había ejecutado magistralmente Cappa.

Salvo Mario Bolatti, la estructura se había desintegrado. En este Apertura llegaron un par de refuerzos (Pablo Jerez, Rodrigo Díaz, Federico Laurito y Lucas Trecarichi), los cuales llegaron a las apuradas y que indefectiblemente afectó el andar de Huracán. Muchas derrotas, malos rendimientos y una idea de juego clara pero que básicamente no cuenta con los elementos suficientes para que se plasme en el campo de juego. Pidió refuerzos, no se lo dieron. Pidió mejores instalaciones, no se lo dieron. Pidió que se quedaran varios futbolistas, no se lo dieron. La dirigencia no tiene respuestas para una entidad que ha vivido los últimos 25 años en una profunda crisis económica de la que, salvo períodos excepcionales, la cotidianeidad se determina por bolsillos flacos y deudas por pagar.

Con el fin de no dañar la imagen suya ante los hinchas, de resguardar el afecto de la parcialidad quemera al hacedor de la criatura del Clausura 2008, Cappa decide poner punto final a su estadía por Parque Patricios. Guste o no su idea futbolística, será una baja sensible para nuestro fútbol, que sigue empeñándose en comerse crudo los buenos proyectos.

9 comentarios:

Redactor dijo...

Cappa me cae bien, como persona, aunque no comparto algunas ideas. No quiero pensar que esto es la excusa para demostrar que el fútbol argentino es tan mediocre, que quien es campeón hoy, mañana desciende o viceversa. Seamos honestos, Huracán no fue brasil ni mucho menos, y me parece que se agrandó demasiado a un equipito. Una casualidad bah!
Saludos capo!

bonito lunch dijo...

cuando se va a entender que el futbol es de los jugadores y no de los tecnicos.
si a river viene el mejor tecnico del mundo, hace agua.

Julián dijo...

Una lástima lo de Cappa pero es lógico su pensar y accionar.
Salute.

Polanesa dijo...

Me imagino que lo de promocionando lo dijiste porque me saqué dos nueves... d:

Salut!

Lucas dijo...

Demasiadas piedras en el camino tuvo que sortear y dijo basta, una lastima

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

CAppa ha hecho lo correcto. Se nota que es un tipo íntegro. Un abrazo.

Esférico Balón dijo...

Una pena que el fútbol argentino pierda a Cappa. Buen post. Saludos.

javier dijo...

una lastima lo de cappa. se ve que en el futbol argentino hay poco espacio para los que piensan un poco mas alla de la media. queda para el recuerdo el huracan del clausura 09

NoTe dijo...

Gracias a todos por pasar!

Buscar en Doble 5

Colaboraciones