lunes, 14 de junio de 2010

Japón, la primera sorpresa

Japón dio la nota en esta jornada de Sudáfrica 2010 tras vencer a Camerún por 1 a 0 en un encuentro sin demasiadas luces que se disputó en Bloemfontein. Así, el equipo nipón consiguió su primera victoria en mundiales fuera de casa (lo hizo en 2002) y se colocó en una situación expectante en el Grupo E con el objetivo de clasificar a los octavos de final.

Keisuke Honda (CSKA Moscú), con una sutil definición, a los 38 minutos del primer tiempo abrió el marcador para el equipo dirigido por Takeshi Okada, criticado en su país por su estilo poco vistoso, el cual demostró un funcionamiento aceitado, carente de futbolistas que rieguen de talento el campo de juego pero compensado con una obediencia táctica interminable, de solidaridad grupal, de correr sin parar durante los 90 minutos. Filosofía japonesa al esplendor.

El mediocampo es su arma clave. Plagado por 5 futbolistas (Hasebe, Abe y Endo; Matsui y Okubo), cortó los circuitos de juego de Camerún, mantuvo el dominio de la pelota con inteligencia, a veces pecando de retroceder sin sentido, y golpeó en la circunstancia adecuada.

Es cierto que enfrentó a un rival que mostró demasiado poco, solamente basando su poderío en ataque con centros que fueron despejados sin problemas por la defensa japonesa, sólida, en especial bajo la figura de Nakazawa, un grata revelación, un futbolista ágil, tiempista y con cabezazo que se dio el gusto de borrar de la cancha a Samuel Eto'o. Las pocas veces que los Leones llegaron con claridad al arco defendido por Kawashima, el arquero respondió con creces para sellar el cero en su valla.

Japón ganó y ahora enfrentará a Holanda con la ilusión de que lo acaecido hoy no haya sido una mera sorpresa y prolongar su sueño por Sudáfrica.

2 comentarios:

Pablo Libre dijo...

Disculpe el desacuerdo, pero en los últimos 10 años, Japón ha avanzado mucho más que Camerún, que ha venido decreciendo. La generación de los JJOO del 00 (Eto'o, Geremi), aportó más en sus clubes que en la selección, y los que vinieron tienen muy bajo nivel. A eso, súmele que los técnicos europeos le están quitando fantasía a los africanos.
Lo de Japón, tanto como Corea o Eslovenia, es orden táctico y sacrificio. Un embole, pero resulta en Mundiales.

Matías Mosquera dijo...

Estoy de acuerdo, repasando los nombres de los Cameruneses, yo no me llevé ninguna sorpresa, aunque un empate era a lo que hubiera jugado.

Lo que sí me sorpendió fue la tarea de los dos centrales. Ambos cerraron en los dos costados, ganàndole en velocidad a los morenos. Tiempistas, como definiste. El otro, Tanaka, parece un Samurai que da miedo (es el que lesionó a Drogba)

Pude ver una bandera del entrenador en la tribuna, con lo que creí que era una especia de héroe en su país, pero no tenía el dato de que era resistido, lo debe ser, ya que es evidente su juego poco vistoso. Sin embargo, cuando no hay grandes jugadores, estos esquemas bien aplicados, son un gran acierto. Por lo menos a mi me da ganas de ver a Japón, y sus interesantes movimientos defensivos, e incluso ofensivos
(el dt pidió que tiren centros desde la derecha todo el tiempo, y así llegó el gol)

Hay que verlo a Honda, la rompio en el Venlo de la segunda de Holanda, logrando el ascenso. La rompió toda según leí y vi algún video, hay que ver que puede hacer en estos dos partidos que quedan.

Buscar en Doble 5

Colaboraciones