martes, 29 de junio de 2010

Confieso que he arriesgado (Marcelo Bielsa)

Las ideas no se mueren. En materia fútbol podrán tener mejores, mediocres o peores resultados pero las convicciones que uno carga consigo mismo, la forma en la cual uno vive y por sobre todo piensa este deporte son lo único que queda. Lo demás es puro cassette, discursos que distraen la atención de lo que verdaderamente importa. Marcelo Bielsa sabe de lo que estoy hablando.

La eliminación, justa vale aclarar, de Chile ante Brasil por los octavos de final del Mundial Sudáfrica 2010 resulta apenas un mal trago, contextualizándonos en un proceso fructífero, una verdadera revolución, una tarea casi de predicación que desde 2007 llevo el entrenador argentino al vecino país, de formas similares a su trabajo en las divisiones inferiores en México, que hasta el día de la fecha siguen brindando resultados. Eso no se compara con ningún resultado negativo.

Un cambio radical en la fisonomía conceptual del clásico futbolista chileno, un salto cualitativo en el modo de pensamiento, aristas de una importancia indispensable para el futuro de Chile. Se lo ha menospreciado a Bielsa, hombres de saco y verba fluida sin contenido lo crucificaron tras el fracaso de 2002, surcaron ríos de tinta ajusticiando sólo a una persona, digno de una cacería mediática sin precedentes. Quizás, como expresó alguna bandera, el tiempo le dio la razón.

Su propuesta de siempre, su afán en pensar en ir por más, en no amilanarse ante las circunstancias adversas deben perdurar más allá de su presencia en los bancos de suplentes. Parafraseando a César Luis Menotti, su visión de juego y por sobre todo de vida admitan eso de que "se vive como se juega". Podremos disentir en aspectos, modificaciones, elementos que en cualquier charla futbolera aparecen y que a partir de un debate serio, profundo, permitan aumentar los conocimientos. Porque nadie, pero nadie tiene la verdad absoluta. Pero Bielsa, como tipo con ideales, se merece respeto.

7 comentarios:

Gustavo Torres dijo...

Ojalá venga a México, se le necesita.

Matías Mosquera dijo...

No suscribo a la forma en que juegan sus equipos, y puede ser que le falte un poco de versatilidad para cambiar algunos detalles aunque sea según el partido.

De todas maneras, no sería Bilesa si lo hace, y eso es invaluable. Su neciedad lo convierte en ese revolucionario, su neciedad es a su vez el mensaje claro, convencido, que la trasmite a sus jugadores, y que parecen entenderlo.

Respeto se merece, y un un interesante personaje del fúbtol.

¿Alguien sabe dónde se puede conseguir el documental que se estrenó hace poco sobre Bilesa y la clasificación de Chile? (Ojos Rojos creo que es el nombre)

8 mentiroso dijo...

Matias, legalmente no lo se, pero en Taringa esta para bajarlo.

bonito lunch dijo...

no me gusta nada de bielsa, nada.

Matías Mosquera dijo...

muchas gracias "8 mentiroso"

PD: excelente nick, quien no le agregado un "mentiroso" a su puesto alguna vez, incluyendo algunos puestos donde es más grave, como 5 mentiroso, o 2 mentiroso

NoTe dijo...

Gracias por pasar!

Haluro Fotograf� dijo...

bielsa esun mostro
tan duro y seguro de si mismo que no le entran balas de periodistas, comentarias ni dirigentes.
lo unico que lo puede herir es la hinchada popular.
bielsa se fue de chile llorando
un aplauso al maestro q nos enseño dignidad.
saludos a todos
alfredo

Buscar en Doble 5

Colaboraciones